Wolverines de Vega

Sensibilidad y perfección a partes iguales

Wolverines de Vega es el quinto álbum de estudio de la cantante salida de la segunda edición de Operación Triunfo. Salió a la venta el pasado martes 1 de Octubre y alcanzó la primera posición de los discos más vendidos en iTunes. Ha debutado en segundo lugar en la lista PROMUSICAE, el mayor de toda su carrera.

 

Portada de Wolverines de Vega.

Este nuevo trabajo es, según la propia artista, el más personal y honesto de su carrera: “cada canción refleja un estado de ánimo mío”. Wolverines es un disco intimista e introspectivo, muy del estilo de Vega, pero, al mismo tiempo, muy  diferente a todo lo que ha sacado hasta ahora.

El primer tema, que da nombre al álbum, es una balada de estilo alternativo, que mantiene un tono constante y suave hasta prácticamente el final, cuando coge algo más de fuerza. Según Vega, es un homenaje a Lobezno, su héroe de ficción favorito.

Treinta y Tantos es una canción pop, cercana al soft rock, que trata sobre  el miedo a defraudar y sobre encontrar el valor interior.



Febrero es puro pop/rock que bebe de una melodía melancólica. Poco más que decir, entra a la primera, es perfecta.Hasta aquí, los tres temas lanzados para promocionar el disco, pero que la artista no califica como sencillos. Según Vega, su público no es homogéneo, por lo que “no puedo pretender que una misma canción guste a todos por igual”. Vega no hace singles, hace discos. Por eso, ha lanzado tres composiciones. Wolverines es un disco diverso con canciones muy distintas entre ellas. “Una sola no sería capaz de hablar de todas ellas”.Este álbum cuenta con cuatro colaboraciones de lujo. La primera del gaitero gallego Budiño en la canción Martes. Se trata de un tema perteneciente al género celta/pop con vocación épica gracias al solo de gaita y el lalalalá. Quedaría perfecta como parte de la banda sonora de El Señor de los Anillos. Arturo Sandoval participa en El Funeral, una balada a piano. El artista de jazz cubano aporta con su trompeta una atmósfera chill out, muy relajante. Sin duda, aparece en una de las mejores baladas del disco.Pero, sin lugar a dudas, la colaboración más estelar es la de Raphael en una versión aparte de Wolverines. Podría ser el primer single oficial por el tirón del artista jiennense, pero es mejor tema sin él. Aunque, también es cierto que su voz da un tono, aún más, solemne a la canción.

Vega y Raphael durante la grabación de Wolverines

¡Qué No Te Pese! comienza con una melodía folk y se va convirtiendo en una balada pop/rock. La letra habla sobre sentirse bien al final, aunque todo haya salido mal. El estribillo es muy pegadizo.
Le sigue El Alud, una impresionante balada pop/soft rock que trata el tema de la fidelidad en todos los sentidos.


No Lo Quise Hacer es una balada agradable acompañada de guitarras eléctricas acústicas. Cuenta con una melodía soft rock en segundo plano que va in crescendo a lo largo de la canción. Cantada por otra artista resultaría prescindible, de hecho es lo que parece en un principio, pero la unión de la voz de Vega y la melodía embruja.Héroes Antagónicos es otra gran balada, en este caso a piano. El tono de la voz recuerda, en muchos momentos, al de Eva Amaral.
La Conjura de los Necios es otra pequeña joya. La canción se llama igual que la premiada y póstuma novela del escritor estadounidense John Kennedy Toole. Empieza tranquila y, poco a poco, se va animando. Destaca la voz rasgada de Vega y fragmentos de la letra como “llevo tanto tiempo viendo que mal te manejas en la soledad”, “tiras la toalla al suelo cada vez que un ruego no te sale bien”, “siempre quieres ganar tú, yo me acostumbré a perder”, “y hemos perdido los dos”.


Salto es la última canción y la única disponible en formato digital, una vez comprado todo el disco. Una pena que no esté en el físico. Es una composición folk-celta pop/rock.

Una vez escuchado todo el disco Wolverines de Vega, viene a la cabeza Me voy a morir de amor del compositor español Alberto Iglesias. Wolverines es simplemente perfecto, sencillo, sin pretensiones, elegante, absorbente, es empezar a oírlo y verse absorbido por una atmósfera de sensibilidad, letras enigmáticas, románticas y existenciales que emocionan.

 

Leave a reply