Crítica ARTPOP de Lady Gaga

Se les apagó la luz

Las eras “ARTPOP”  y “PRISM” comenzaron oficialmente el 12 de agosto de 2013 con el lanzamiento de “Applause” y “Roar”, los respectivos primeros sencillos. La canción de Katy Perry ganó en la batalla de las ventas y “Applause” en la de marcar la diferencia con el sonido de su anterior trabajo.

 

 

Ambas artistas han lanzado, desde entonces, diferentes adelantos de sus discos en forma de segundos singles y composiciones promocionales. 
Lady Gaga ha cogido, prácticamente, lo mejor. Además de “Applause”, el segundo sencillo “Do What U Want”, “Venus” y la espectacular balada a piano “Dope”. También filtró de forma no comercial “Swine”, “Aura” y “Mary Jane Holland”. La única que desentona es “Aura”, un hortera cruce entre “Swine” y “Venus”, que parece la introducción de esta última.


Por su parte, Katy Perry publicó en la segunda mitad de septiembre “Dark Horse” un tema Hip hop, el hermano feo de “E.T.”, y “Walking on Air” con un sonido disco próximo al de los años noventa. El 16 de octubre salió “Unconditionally”, el segundo single. De todas estas, la única remarcable es “Dark Horse“.


“ARTPOP” y “PRISM” coinciden en la casi total uniformidad de sonidos. Ambos discos contienen canciones muy similares entre sí y que no dejan huella.
A este grupo pertenecen “Sexxx Dreams” y “ARTPOP” (la canción), en el caso de Lady Gaga. En el de Katy Perry el número se eleva a todas, excepto “Roar”, “Dark Horse”, “Walking on Air” y las baladas “By the grace of God”, “Spiritual” y “It Takes Two”, sin lugar a dudas, las mejores de toda su carrera.

Otra similitud es la inclusión del Hip hop. “Dark Horse” resulta aceptable, pero “Jewels n Drugs” falla en el estribillo y la parte rapeada sobra.

También, comparten “canciones que suenan a otras”. En “ARTPOP” son “G.U.Y.”, cuyo estribillo recuerda a Kylie Minogue, “Mary Jane Holland”, con una instrumentación muy similar a la de “Heavy Metal Lover” de su anterior disco, “Gypsy”, “Donatella” y “Fashion!”, que es idéntica a “Holiday” (Madonna, 1983), sólo que con otra letra.


En “PRISM” está la ya mencionada “Dark Horse”, “Roar”, una continuación sin gracia del sonido “Teenage Dream” y “Walking on Air”, que, salvando las distancias, cuenta con ecos de “What is love” (1993) de Haddaway.


La sorpresa viene de la mano de “MANiCURE” de Lady Gaga. Una canción en la que parece que se ha colado Joan Jett y que pegaría más en “Born This Way” (2011) que en “ARTPOP”. Básicamente, porque es muy rockera y choca con el dominio dubstep del álbum.


“PRISM” está disfrutando de un buen rendimiento comercial. Debutó en la primera posición de ventas de siete países, entre ellos, Estados Unidos y Reino Unido. Todo parece indicar que “ARTPOP” correrá la misma suerte.

El problema de los dos discos es que se esperaba mucho más de ellos. El de Katy Perry es un trabajo muy malo y el de Lady Gaga está bien, pero los adelantos hacían presagiar un álbum mejor. Las letras son bastante simples y la originalidad brilla por su ausencia.

“ARTPOP” ha ganado la batalla a “PRISM”, pero la victoria es agridulce, la sensación que transmite Lady Gaga es la de falta de ideas. Tal vez, recibiría una mejor consideración si el título del álbum no fuera tan pretencioso, porque de arte hay poco.



Leave a reply