me i am mariah flop

12 discos injustamente ignorados de 2014

De un tiempo a esta parte, las principales publicaciones musicales dedican una de sus listas musicales de finales de año a los artistas o discos flops. Pero ¿qué significa esa palabra? Se puede traducir como “fracasos comerciales”, es decir, aquellos trabajos de los que se esperaban grandes beneficios o ventas y quedan en nada. Flops fueron, en su día: Bionic (2010) Warrior (2012) o Britney Jean (2014).
 


Sin embargo, cuando el artista es debutante o nunca ha cosechado ningún éxito, no tiene sentido calificarlo de flop. La siguiente lista incluye discos considerados como fracasos comerciales y otros que no han calado, es decir, que han sido ignorados por el público, la crítica o ambos.
 

Me I Am Mariah… The Elusive Chanteuse de Mariah Carey

Con este álbum, Mariah Carey quería volver a sus raíces, al sonido de Emotions (1991) o Daydream (1995), huir del abuso de la técnica del melisma al cantar y recuperar relevancia en las listas de ventas.

Las baladas Cry, The Art Of Letting Go, Faded, Supernatural (dedicada a sus hijos) y Heavenly cumplen con nota el primero y segundo objetivo. Además, el disco brilla al abordar géneros musicales como r&b/hip hop (Dedicated o Thirsty), disco (You Don’t What You Do), doo wop (Beautiful o Make It Look Good) o EDM (Meteorite).

Sin embargo, según recoge Billboard, Me I Am Mariah no sólo no llegó a las cien mil copias vendidas en su semana de estreno (finales de marzo), sino que a duras penas ha conseguido superar esa cifra en todo el año.


Songs Innocence de U2 

El lanzamiento del decimotercero disco de U2 ha estado envuelto en polémica desde el principio. El 9 de septiembre, durante la presentación del iPhone 6 y el Apple Watch, los irlandeses, gracias a Apple, incluyeron en las bibliotecas musicales de los quinientos millones de clientes de iTunes, su nuevo trabajo, Songs Of Innocence.

Aunque era gratutito, tanto la banda como Apple fueron acusados de invadir la privacidad de los usuarios y la compañía tuvo que crear una aplicación que permitiera eliminar el álbum.

El 13 de octubre, Songs Of Innocence fue puesto a la venta en formato físico. Debutaba en la sexta y novena posición en Reino Unidos y Estados Unidos respectivamente, sus peores registros en treinta años. Según Mediatraffic, en diez semanas ha vendido poco más de seiscientas mil copias en el mundo. En el mismo período, No Line On The Horizon (2009) llevaba más de dos millones y medio.

A pesar de la innegable calidad de Volcano, Iris, California, Cedarwood Road, Every Breaking Wave y, sobre todo The Troubles, la controversia y la nefasta elección del single (The Miracle) han convertido a Songs Of Innocence en el mayor fracaso de su carrera.



Resurrection de Anastacia

En marzo, Anastacia anunciaba Resurrection, su primer disco después de superar su segundo cáncer de mama. El título del álbum gira en torno a tres ejes: la resurrección vital, artística con su vuelta al sprock (demandada por sus fans) y comercial tras los fiascos Heavy Rotation (2008) e It’s A Mans World (2012).

Sin embargo, la gélida acogida comercial del primer sencillo, Stupid Little Things (trigésima octava posición en Alemania o centésimo décimo quinta en Francia) no presagiaban nada bueno. A nivel ventas, el único dato disponible procede de Mediatraffic y son las veintitrés mil copias despachadas durante la semana de lanzamiento.

En Resurrection no hay ni una sola canción de relleno. Además del sencillo, destacan las potentes Other Side Of Crazy, Underdog y las poderosas baladas Lifeline, Resurrection, Oncoming Train o Stay. Pero, ni el demostrado talento para la composición de Anastacia ni la gira de presentación han conseguido remontar esas modestas cifras.




Turn Blue de The Black Keys

Dos años después de triunfar en todo el mundo con El Camino (2011), The Black Keys publicaba en mayo Turn Blue. En este octavo trabajo, el dúo exploraba nuevos géneros musicales como la psicodelia (Weight Of Love o Fever), utilizaban el falsete (In Time, Waiting On Words o 10 Lovers) y volvían a deslumbrar con su característico blues rock (Year In Review, Bullet In The Train o Gotta Get Away).

Turn Blue debutaba en la primera posición en Estados Unidos, Australia y Canadá. Además, figuraba en el top diez de Reino Unido, Alemania o Francia. Durante la primera semana a la venta, vendía casi doscientas setenta mil copias en todo el mundo. Sin embargo, en tan solo siete semanas se desinflaba y colocaba menos de treinta mil. En total, lleva menos de novecientas mil y ni medio millón en Estados Unidos.


1000 Forms Of Fear de Sia

Chandelier de Sia es una de las canciones de 2014. Después de años componiendo para otros artistas y de triunfar al lado de David Guetta o Flo Rida, la cantante australiana decidía publicarla, había sido rechazada por Rihanna y Katy Perry, como primer adelanto de su sexto trabajo de estudio, 1000 Forms Of Fear.

Sia ha logrado con Chandelier su primer top 10 como artista principal en Estados Unidos, Australia, Canadá, Francia o España y despachar más de cuatro millones de copias.

Sin embargo, ese éxito no ha acompañado a 1000 Forms Of Fear. Debutaba en la cima de Billboard Estados Unidos, pero con cifras irrisorias. Este disco contiene doce cortes y Big Girls Cry, Free The Animal, Elastic Heart, Fire Meet Gasoline, Eye Of The Needle o Hostage no tienen nada que envidiar a Chandelier.

A pesar de que 1000 Forms Of Fear es el trabajo más vendido de la carrera de Sia y con el que ha llegado a un mayor público, las trescientas mil copias mundiales que se estiman que ha colocado no son suficientes para una artista en boca de todos este 2014 y con un single de éxito masivo.

Listen de David Guetta

Durante la primera mitad del año, David Guetta lanzó tres sencillos, Shot Me Down, Bad y Blast Off. Aunque disfrutaron de cierto éxito comercial, los números distaban mucho de los de Titanium, Sexy Bitch o Play Hard. Además, dejaban entrever cierta decadencia en la creatividad del francés.

A finales de junio cambiaron las tornas, llegó Lovers On The Sun, inspirada en el country house de Avicii y, a comienzos de octubre, Dangerous, próxima al sonido de Daft Punk y alejada del house. La primera se convirtió en una de las canciones del verano y la segunda, en la única de esta era en figurar en el Billboard 100.

En Listen, Guetta vuelve a contar con Sia, Nicki Minaj y lo hace por vez primera con Emeli Sandé, John Legend o Birdy. El resultado es un disco variado en cuanto géneros musicales, como r&b (Hey Mama), reggae (Sun Goes Down), UK garage (I’ll Keep Loving You), piano pop (The Whisperer) o funk (Dangerous), en el que no olvida introducir sus clásicos trallazos electro house (Bang My Head o What I Did For Love).

 No alcanza el grado de perfección de Nothing But The Beat (2011), pero se coloca por encima de otros trabajos de DJ’s lanzados este año, como Motion o Forget The World.

Parece que este ligero cambio en su música no ha entusiasmado a sus seguidores. Listen se estrenaba en la vigésimo segunda plaza en EEUU, lejos de la quinta de Nothing But The Beat y, en la octava del Reino Unido. Publicado el 21 de noviembre, aún no alcanza el medio millón de unidades mundiales.

Sorry I’m Late de Cher Lloyd

Cher Lloyd es una cantante británica que saltó a la fama en 2010 tras quedar cuarta en la séptima edición del concurso Factor X. En 2011, publicaba Stick + Stones, su álbum debut. De los cuatro sencillos extraídos, Want U Back le abrió las puertas de Estados Unidos. De esta manera, Stick + Stones vendió unas setecientas mil copias mundiales, doscientas cincuenta mil sólo en EEUU.

En un primer momento, Lloyd planeaba lanzar su segundo disco en otoño de 2013, pero la escasa repercusión que generó I Wish, el primer adelanto, le obligaron a retrasarlo hasta 2014. A mediados de marzo, puso a la venta Sirens, una balada pop alejada del sonido de sus anteriores sencillos. Sirens recibió el aplauso de la crítica, pero la indiferencia del público. De hecho, la posición más alta que ha conseguido es una vigésima en Escocia.

Aunque Lloyd sigue fiel a su caracterísitco “pop gamberro” en las “avrileras” Dirty Love o MFPOTY, Sorry I’m Late presenta un sonido menos estruendoso y dubstep que su antecesor. Lo mejor del disco llega con las tres baladas (el single, Human y Sweet Despair), el medio tiempo Bind Your Love y los efectivos números pop (Alone With Me y I Wish).

Sorry I’m Late fue publicado el 23 de mayo en Estados Unidos y un mes después en Reino Unido. En el país americano vendía diecisiete mil copias en su primera semana y llegaba a la décimo segunda plaza del Billboard 200, tres por debajo de Stick + Stones. Sin embargo, el mayor descalabro lo sufrió en su tierra natal. Si S+S entraba en el cuarto puesto, SIL lo hacía en el vigésimo primero para desaparecer de la lista siete días después.

Según recoge Billboard, Sorry I’m Late lleva unas cuarenta mil copias vendidas en Estados Unidos.

No Sound Without Silence de The Script

The Script tenían la costumbre de publicar discos caracterizados por la inclusión del single exitoso de turno, una o dos canciones buenas y mucho relleno. Esta fórmula les permitió vender más de dos millones de copias de sus dos primeros trabajos.

En 2012, en plena gira, tras recibir las peores críticas de su trayectoria con #3 y sufrir su primer varapalo comercial, empezaron a trabajar en No Sound Without Silence. Al grabarse durante el 3 World Tour, el álbum está repleto de magníficos himnos de estadio, como No Good In Goodbye, Superheroes (primer sencillo), It’s Not Right You, Paint At The Town Green y Hail Rain Or Sunshine; y de excelentes baladas como Flares, Army Of Angels, Without Those Sonfs y Howl At The Moon.

Todo ello convierte a No Sound Without Silence en su obra cumbre. Sesenta y nueve mil fueron las copias vendidas durante su primera semana y poco más de doscientas mil en total. #3 superó las setecientas mil mundiales. Por tanto, No Sound Without Silence es el mejor disco de su carrera, pero el menos vendido.

 

Louder de Lea Michele 

A finales de 2013 y, después de cuatro años de éxitos al lado del elenco de la serie Glee, Lea Michele escribía en su perfil de Twitter los nombres de su single y disco de debut, Canonball y Louder respectivamente.

Canonball y los adelantos If You Say So o What Is Love? recibieron el aplauso de los críticos musicales, pero el coqueteo con el peor EDM en el tema Louder, dieron la vuelta a ese entusiasmo y, finalmente, el disco obtuvo críticas negativas.

Louder es, mayoritariamente, un disco de emocionantes baladas (cuatro compuestas por Sia) que queda deslucido por la inclusión de cuatro bodrios de un cutre y trasnochado dance. De hecho, las principales pegas que se le pueden poner son esa y la temática en torno a su prometido Cory Monteith (fallecido en 2013).

Partiendo de la base de que Lea puede cantar sobre lo que quiera, el hecho de que Cory saliese a colación en todas las entrevistas de promoción generaban la idea de que estaba rentabilizando el sufrimiento. Aunque, al margen de ello, en Louder, la artista hace gala de una portentosa voz a lo largo de las irresistibles Cue The Rain, los mencionados adelantos o Battlefield.

Por ello y, a pesar de un correcto debut en la sexta posición de Billboard de unas sesenta mil copias, las ciento dos mil despachadas en total, no le hacen justicia.

Pixie Lott de Pixie Lott

La apuesta de Pixie Lott por los sonidos propios de la Motown de los años sesenta ha convertido a su tercer álbum de estudio en el mayor fracaso de toda su carrera. En las únicas dos semanas que estuvo en lista vendió alrededor de cinco mil copias, lo que le sitúa muy lejos, no sólo de su debut sino, también, de Young Foolish Happy (2011).
Aunque, en el terreno de las posiciones, Pixie Lott se situaba en el top quince, tres puestos por encima de YFH, sólo la sexta parte de los seguidores que apoyaron a YFH en su primera semana lo hicieron con PL.Y, tal vez, es éste uno de los casos más sangrantes de la lista porque ¿cómo es posible que un disco plagado de clásicos instantáneos como Oceans, Kill A Man, Champion o Heart Cry haya podido sufrir tal humillación?

 

Heartstrings de Leighton Meester

Leighton Meester inició su carrera como cantante en 2007. En 2011, disfrutó de un éxito moderado gracias a su participación en la banda sonora de la película Country Strong.

En septiembre de este año, anunciaba por sorpresa el lanzamiento de Heartstrings, su debut, precedido por un sencillo del mismo nombre. A finales de octubre, lo publicaba a través de su sello Hotly Wanting Records.

Heartstrings está conformado por nueve canciones que, según Meester, están inspiradas en la música de  Joni Mitchell, Tori Amos, Kate Bush o Stevie Nicks. Los cortes discurren entre el indie folk, indie rock y soft rock.De ellas, destacan el single, las melodiosas Run Away y Sweet, Good For One Thing, Dreaming, On My Side y Blue Afternoon. De las dos últimas se perciben influencias de The Cranberries, River City People y Texas en On My Side y, de Lana del Rey en Blue Afternoon.

A pesar de la fama que Leighton adquirió con Gossip Girl, Heartstrings no ha pasado del centésimo trigésimo noveno puesto en Estados Unidos.

Kings Of Suburbia de Tokio Hotel

Los alemanes Tokio Hotel vivieron un momento de gran popularidad en Europa a finales de la pasada década. El aspecto andrógino del vocalista Bill Kaulitz y el apogeo del fenómeno emo auparon sus trabajos a los primeros puestos de las listas del continente, incluidas las españolas.

Kings Of Suburbia se aleja un poco del sonido de sus otros trabajos. Contiene más electrónica y tontea con el dubstep, pero mantiene el tono melancólico en  pegadizas y adictivas canciones como Feel It All, Stormy Weather, Masquerade, Girl Got A Gun o Love Who Loves You Back

Sin embargo, en los cinco años que separan la publicación de Humanoid y Kings Of Suburbia, el interés por su música se ha reducido drásticamente. Si Humanoid vendía ochenta mil copias durante su primera semana, KOS, sólo treinta y cuatro mil.


Leave a reply