Edurne da un paso atrás con Adrenalina

Tres semanas después de quedar vigésimo primera en el Festival de Eurovisión 2015 con el tema Amanecer, Edurne publica Adrenalina, su sexto disco. Para este trabajo, la cantante ha colaborado con el español Tony Sánchez-Ohlsson y los suecos Peter Boström y Thomas G:son, entre otros. 
Portada de Adrenalina
Adrenalina cuenta con doce canciones y llega precedido por los singles Amanecer y Basta.
En un principio y, según Tony Sánchez-Ohlsson, autor junto a Peter Boström y Thomas G:son, Amanecer no estaba pensada para representar a España en Eurovisión. Simplemente, se trataba de una opción más, una propuesta de nuevo sonido para el álbum sucesor de Clímax (2013). 
 
Amanecer es un contenido medio tiempo pop de tono épico y ecos tribales, trance y góticos. Se estrenó el 1 de marzo y, aunque ha recibido gran cantidad de críticas negativas (sobre todo como tema eurovisivo), también, se le ha considerado como un prometedor paso adelante para la carrera de la artista. 

 
A nivel comercial, Amanecer ha alcanzado un correcto vigésimo puesto en PROMUSICAE. Se convierte, así, en la primera canción de Edurne en figurar en lista desde Despierta (2006).

Las ilusiones surgidas con Amanecer sobre una nueva dirección musical en la carrera de la madrileña se disiparon con Basta. Se trata de una mediocre composición reggae/pop/rock que sólo destaca en el estribillo.

Entre medias de Amanecer y Basta, se encuentra Va a Ser Mejor, un medio tiempo pop de tintes soul y mensaje luchador y motivacional, dos constantes en la discografía de Edurne. 

El cuarto corte de Adrenalina es One Shot, un tema cantado íntegramente en inglés. Comienza como una composición electro country al más puro estilo Avicii y explota como una pieza dance un tanto trasnochada. A pesar de ello, es el tema con mayor potencial comercial del disco. 




Le siguen Dudar y La Última Superviviente. La primera se trata de una preciosa balada electrónica, la mejor canción del álbum junto a Amanecer. La segunda es un pegadizo número de pop/rock adolescente que no habría desentonado en Clímax, pero que habría encajado a la perfección en Edurne (2006).

La segunda parte del disco cuenta con tres bodrios y otros tantos temas salvables. De los pegotes el menos malo es Un Día Más, otro medio tiempo sobre la superación personal. 

Los dos restantes son el hortera mejunje tango/merengue/pop Sígueme y Soñar, la infumable y melosa versión de A Dream Is A Wish Your Heart Makes, incluida, también, en la banda sonora de la película Cenicienta (2015). Sin ser esto culpa de Edurne ¿Qué tenía de malo la anterior letra de Soñar?




Las otras tres canciones son Freakday, I Believe y la versión sinfónico-coral de Amanecer. Freakday es la pieza más roquera de Adrenalina. Los estridentes “ohohoh” del estribillo empañan un tema en el que Edurne se luce vocalmente y, que, de nuevo, tendría más sentido dentro de Clímax.

I Believe supone el primer contacto de la cantante con el dubstep. Como experimento no está mal. Sería interesante que encaminara su carrera hacia estos géneros musicales entre lo comercial y lo alternativo.




Por último, la versión orquestal de Amanecer ralentiza el ritmo respecto a la pop y, aunque aporta poco a la original, contenta a todos aquellos que demandaban más carga dramática.

Desde que se diera a conocer en la cuarta edición de Operación Triunfo, Edurne ha publicado seis discos y ha abordado un amplio espectro de géneros musicales: pop/rock, dance/pop, electropop, rock, electrorock, balada, disco… pero, tras el lanzamiento de Clímax (2013), parecía que su carrera se dirigía, finalmente, hacia el pop/rock.
 
Sin embargo, tras escuchar Adrenalina queda claro que la cantante aún no ha encontrado su sonido y se dedica a experimentar con mayor o menor acierto con diferentes estilos musicales sin decantarse por ninguno. Su caso recuerda, salvando las distancias, al de My Everything (2014) de Ariana Grande. Aunque, para Grande esa falta de definición se daba en su segundo disco, no en el sexto.

Entre lo positivo de esta era se encuentra su voz, nunca antes había sonado mejor y el recibimiento comercial del álbum. Se trata del primer trabajo de Edurne en estrenarse dentro del top10 desde su debut en 2006. 

De hecho, a pesar de que Amanecer sólo ha sido top20 en España y Basta no ha pisado las listas, Adrenalina ha ingresado en la sexta posición de PROMUSICAE, dos por encima que Planeta Azul de la mediática Ruth Lorenzo.

Adrenalina debuta en la sexta posición de PROMUSICAE


 
 
 

Leave a reply