Beautiful Trauma Pink

Beautiful Trauma, P!nk se estanca

Más de 4 años después del multiplatino The Truth About Love (2012), P!nk lanza el séptimo álbum de su carrera como solista. Beautiful Trauma, el nombre de este nuevo trabajo, llega precedido por What About Us, un sencillo con el que P!nk ha cambiado de sonido. ¿Tiene continuidad en el resto del disco?

Portada Beautiful Trauma Pink

Portada del disco Beautiful Trauma de P!nk.

De Can’t Take Me Home a Beautiful Trauma, los géneros musicales de la discografía de P!nk

Can’t Take Me Home (2000)

El debut de P!nk llegaba cargado de las clásicas composiciones r&b/pop y r&b/góspel de finales de los noventa y principios de los dos mil que tan buenos resultados comerciales les dieron a Destiny’s Child,  TLC o Christina Aguilera (también con su debut). De hecho, a esta última recuerdan mucho Split Personality (por momentos parece Genie in a Bottle), Hell Hit Ya y Most Girls (también se acerca al sonido de los primeros discos de Britney Spears).

Durante esa época, los ritmos latinos también estaban de moda. Por eso, no extraña encontrarse con ellos en There You Go (single debut). Además de las citadas, otra canción muy recomendable de Can’t Take Me Home es la balada Love Is Such a Crazy Thing.

M!ssundaztood (2001)

Tal y como hizo Christina Aguilera con Stripped (2003), en su segundo disco, P!nk quiso romper con la imagen con la que había sido presentada en su debut, y acercarse al pop. Es, en este trabajo, en el que comienza a coquetear con el pop/rock sin dejar de lado el r&b/góspel (Family Portrait) o r&b/pop propios de principios de siglo (Dear Diary).

Como Aguilera, P!nk también trabajó con Linda Perry en muchas de las canciones del disco. Las más memorables son Just Like a Pill (donde habla abiertamente de las drogas durante su adolescencia) y el himno fiestero Get the Party Started.

Además, en M!ssundaztood, comienza a emerger la P!nk activista y abanderada del empoderamiento femenino en 18 Wheeler. Con 12 millones de copias, es el 23º disco más vendido de la primera década del siglo XXI, según Mediatraffic, y el más exitoso de la carrera de P!nk.

Try This! (2003)

Es, sin duda, su disco más roquero (Try Too Hard, Humble Neighborhoods, Last to Know) hasta la fecha. Eso sí, no todo es rock de ramalazos pop-punk, también hay pop (Tonight is the night, Oh my God, Catch Me When I’m Sleeping, que podría haber formado parte de cualquiera de sus trabajos anteriores, Save My Life, Feel Good Time o Love song) y pop/rock (God Is A DJ,  Waiting for Love, Unwind).

Vendió entre 2 y 3 millones en todo el mundo y, aunque hoy por la situación del mercado musical dé la risa, Try This! fue su primer y único tropezón comercial. Nueve canciones del álbum fueron escritas por Tim Amstrong, vocalista y guitarra principal de la banda estadounidense de punk/rock Rancid. P!nk no estuvo de acuerdo con el camino por el que su discográfica (Arista Records) quiso llevarla después de M!ssundaztood, por lo que Try This fue su último trabajo con ellxs.

I’m Not Dead (2006)

El resurgir comercial de P!nk llegó con el cuarto álbum de su carrera.  I’m Not Dead, que recordaba al público y a las discográficas que P!nk seguía ahí y tan luchadora como siempre, es un álbum del sonido pop/rock que la cantante ha sacado desde 2006 hasta Beautiful Trauma.

El videoclip del primer single, Stupid Girls, donde parodiaba a Lindsay Lohan, Paris Hilton o Jessica Simpson, sirve para explicar con más claridad qué son para ella las stupid girls, los modelos de conducta erróneos para las mujeres popularizados/jaleados por los medios de comunicación.

También es feminista U+Ur Hand, en la que canta que las mujeres salen para divertirse no para entretener a los hombres. Otras temáticas abordadas en I’m Not Dead son la política de George W. Bush en Dear Mr Presindent (single que se estrelló en listas), las drogas en su adolescencia (Who Knew) y la masturbación (Fingers).

Además de las ya citadas, las mejores canciones de I’m Not Dead son las poproqueras Runaway, la que comparte título con el disco (recuerda, por momentos, a The Battle Song de la primera película de Narnia), Long Way To Happy, Cuz I Can, Leave Me Alone I’m Lonely, Nobody Knows y Centerfold.

Funhouse (2008) y Greates Hits… So Far! (2010)

P!nk ahonda en su particular propuesta de pop/rock con toques dance en Funhouse. Con este trabajo fusiona uptempos pop/rock (So What!, This Is How It Goes Down, Push You Away y Why Did I Ever Like You) y pop (Bad Influence, Fun House) con medios tiempos pop/rock (Sober, Please Don’t Leave Me, I dón’t Believe you, It’s All Your Fault, Ave Maria A), ecos soul (la gran One Foot Wrong) y melodías country (Mean).

So What se convirtió en un éxito global y en su segundo número 1 en Estados Unidos. A nivel general, Funhouse es un disco en el que P!nk relata el abanico de emociones que sintió tras la primera ruptura con el que hoy sigue siendo su marido.

Para promocionar su primer recopilatorio, Greatest Hits… So Far!, P!nk lanzó 2 sencillos: Raise Your Glass (muy similar a So What! y tercer número 1 en Estados Unidos para la cantante) y Fucking Perfect (medio tiempo pop rock de temática motivacional).

Además de estas 2 canciones y éxitos, So Far incluía otros 2 temas inéditos, Whataya Want from Me (escrita para el debut de Adam Lambert) y Heartbreak Down, la más popera de todas.

The Truth About Love (2012)

El primer single de este disco fue Blow Me (One Last Kiss), la clásica canción uptempo de P!nk desde I’m not dead, pero con unas guitarras eléctricas mucho más distorsionadas que de costumbre. En cambio, el segundo single, la motivacional Try, recuperaba, de nuevo, el sonido pop/rock.

Lo que ocurre con esas canciones sucede en la mayor parte del resto del álbum, donde se encuentran composiciones “marca P!nk hacia el rock” (All We All We Are, How Come You’re Not Here, Slut Like You, Walk Of Shame, Here Comes The Weekend [junto a Eminem] ) y “marca P!nk hacia el pop” (Just Give Me A Reason [su cuarto número 1 en Estados Unidos y quinta canción más vendida de 2013 ], True Love, The Truth About Love y Run).

Desde el punto de vista lírico, en The Truth About Love, P!nk habla sobre lo que para ella es el verdadero amor, algo que cuesta mantener, pero que vale la pena.

rose ave (2014)

En un movimiento similar al de Lady Gaga tras ARTPOP con Tonny Bennet, pero en un momento comercial diferente (ARTPOP fue considerado un fracaso y The Truth About Love, todo un éxito), P!nk saca un disco junto al canadiense Dallas Green.

Juntxs formaron You+Me y su álbum llevaba por nombre rose ave. Todas las canciones pertenecen al género musical folk y pop acústico. Las mejores son Capsized, No Ordinary Love, Break The Cycle, Unbeliever y Love Gone Wrong. Eso sí, rose ave, a diferencia de Cheek To Cheek, tuvo un rendimiento comercial muy limitado y sus cifras mundiales se estiman en torno a las 200.000 copias, según Mediatraffic.

¿En qué consiste Beautiful Trauma de P!nk?

El amor es una lucha constante y de eso tratan, de una manera o de otra, 10 de las 13 canciones de Beautiful Trauma. En todas ellas, P!nk se desnuda emocionalmente y nos habla sobre sus intimidades. De hecho, como ha podido apreciarse en el resumen por su carrera del apartado anterior, nunca se ha cortado a ese respecto.

En What About Us, Barbie y Wild Hearts Can’t Be Broken, las composiciones restantes, P!nk se posiciona a favor de las minorías, canta sobre las sorprendentes formas de ser a las que nos puede llevar la vida y sobre la reafirmación personal, respectivamente.

Por tanto, en cuanto a letras, Beautiful Trauma es un trabajo continuista en el que, de nuevo, P!nk realiza una gran labor visibilizadora de los problemas de la vida y de sus soluciones para muchos de ellos. Esta sinceridad, unida a su incansable defensa de lo diferente (es bisexual visible) y lucha feminista, han convertido a P!nk en una de las cantantes con mayor carisma de la industria.

Beautiful Trauma canción a canción

Beautiful Trauma Pink Tracklist

Tracklist de Beautiful Trauma de P!nk (elaboración propia).

Las primeras canciones

El séptimo disco de P!nk arranca con el tema que da título a todo el trabajo, Beautiful Trauma. Se trata de un pegadizo medio tiempo pop de coros góspel con el que P!nk acierta de lleno. Le siguen Revenge y Whatever You Want, otros 2 momentos álgidos, en cuanto a calidad, de Beautiful Trauma.

La primera es el tercer dueto que le une a Eminem (los otros fueron Won’t Back Down en 2010 y Here Comes The Weekend de 2012) y Whatever You Want, el típico número que esperamos encontrar en cualquier disco de P!nk desde I’m Not Dead.

Eso sí, de este primer grupo de canciones, Whatever You Want es la más floja. El motivo principal es que, al igual que le ocurría a Stamina de Anastacia, Whatever You Want recuerda demasiado a otras composiciones de P!nk, aunque, en este caso, a diferencia de lo que sucedía con la intérprete de Heavy On My Heart, el resultado sí muestra síntomas de agotamiento de la fórmula “P!nk popera”. En definitiva, esta canción es agradable, entretiene y puede que tenga éxito si se lanza como single, pero nunca ocupará un lugar memorable dentro de la discografía de la artista.

A continuación, llega el turno de What About Us, el primer sencillo oficial de Beautiful Trauma. Fusiona pop con un ligero toque tropical house que, poco a poco, ha ido calando entre el público estadounidense, uno de los más reacios a encumbrar canciones de contenido político.

Esta semana, coincidiendo con el debut en listas de Beautiful Trauma, toca techo en Estados Unidos al situarse en la 13ª posición del Billboard Hot 100. En el resto de mercados importantes sí ha pisado el top 10 y en Australia (uno de los países donde más vende) y Canadá ha alcanzado el número 1.

What About Us no es una mala canción (de hecho, es la clásica que crece con cada escucha), pero es un single descafeinado. Y no porque no haya ni rastro de guitarras eléctricas (como hemos visto, P!nk no siempre ha sido poprroquera), sino porque es mucho más una canción de álbum, que, además, no es representativa del contenido del resto del trabajo. Sí es ligeramente diferente a otros sencillos de la cantante y una muestra de que, aunque no siempre lo parezca, P!nk continúa innovando y creciendo como artista.

Además, al coquetear con el tropical house, demuestra que se ponga en la piel en la que se ponga, siempre va a sonar a ella misma, es decir, no sacrifica su personalidad ni su manera de interpretar para seguir una moda, sino que se la lleva a su terreno y la hace suya. Desde luego, esto no lo consigue todo el mundo.

Los momentos más bajos de Beautiful Trauma

Pronto, la ilusión que despiertan las primeras canciones del disco se pierde. Las culpables son las 4 pistas que siguen What About Us. En especial, But We Lost It y Barbies, 2 aburridas baladas que, musicalmente, no dicen ni aportan nada ni a Beautiful Trauma ni a la discografía de P!nk.

Where We Go podría ser una composición de relleno/descarte de cualquier álbum del Avicii post-Wake Me Up (2013). Su principal defecto es que, independientemente de que la melodía pueda recordar a otras canciones, a la hora de interpretarla, P!nk estira hasta la extenuación sus característicos giros vocales y estructuras de las estrofas y estribillos que tan buenos resultados comerciales le han dado desde Funhouse. Lo mismo sucede con el medio tiempo For Now.

El oasis en medio de este desierto de mediocridad es Secrets, que sin ser ninguna maravilla, sí forma parte del reducido grupo de buenas propuestas pop de Beautiful Trauma. Eso sí, sin desmerecer a esta P!nk más bailable, Secrets es un tema que podría haber sacado cualquiera.

Las sorpresas del disco:

-El momento Overdue Goodbye de Anastacia que es Better Life.

-El intento de Sia meets góspel que es I Am Here. No pega ni con cola con el resto de Beautiful Trauma, pero, al menos, es una balada que deja algo de huella sin ser ninguna obra de arte.

-La epicidad eurovisiva de Wild Hearts Can’t Be Broken (tan olvidable como las otras baladas But We Lost It y Barbies).

-La voz a capella y sin tratar en You Get My Love, la balada con la que cierra el disco. A nivel musical, tampoco tiene ningún sentido dentro de Beautiful Trauma.

Veredicto sobre el séptimo álbum de P!nk

La primera escucha es terrible porque la calidad general de Beautiful Trauma cae en picado con respecto a The Truth About Love. En las siguientes, ya comienzan a brillar las 4 primeras canciones y Secrets. Pero, aunque el disco no sea malo, las 13 canciones dejan constancia de que P!nk necesita pulir su composición y dejar atrás los vicios que ha ido acumulando desde I’m Not Dead.

P!nk, al igual que les pasó a Green Day con la trilogía ¡Uno!, ¡Dos! y ¡Tré! o a lxs últimos Linkin Park, demuestra con Beautiful Trauma que su fórmula del éxito está agotada. Eso sí, en cuanto a ofrecer temas que sorprendan y emocionen porque, a nivel comercial, Beautiful Trauma ha conseguido ser el mejor estreno en Estados Unidos para una mujer en lo que llevamos de 2017.

En una semana en el mercado, ha vendido 384 mil copias puras, más de 100 mil por encima de lo que lleva Witness de Katy Perry, el que era, hasta ahora, el disco de una artista femenina más exitoso en Estados Unidos del año. Con estas cifras, se convierte, además, en el mejor arranque en listas de toda su carrera.

Leave a reply