Uno de Delaporte crítica

Talentxs españoles: Megara, Los Invaders, Hickeys y Delaporte

Este 2018 pinta muy bien para la música española. Ya han salido los interesantes nuevos trabajos de Cycle o Sergio Rivero, (reconvertido, ahora, en cantante de electro y atmosférico r&b), de los que hablaremos próximamente, y llegarán, por ejemplo, el sucesor de Wolverines de Vega. Por eso, en Cultura Diversa, haremos, regularmente, críticas de diferentes lanzamientos en un mismo artículo. En este caso, nos hemos decantado por Uno de Delaporte, los EPs de debut de Hickeys y Los Invaders y Aquí Todos Estamos Locos de lxs metalerxs Megara.

Uno de Delaporte

EP Uno de Delaporte 2018

La preciosa portada de Uno de Delaporte.

El pasado 23 de febrero se puso a la venta Uno de Delaporte, el sucesor del 11º mejor disco español de 2017 para Cultura Diversa.

A diferencia de ese debut, marcado por melodías más calmadas (a excepción de Pájaro Salvaje), Uno de Delaporte es un trabajo orientado al baile.

Siempre fieles a su ritmo sosegado, en este nuevo EP, Sandra Delaporte y Sergio Salvi coquetean con la música latina en la sexual Un Jardín (fusiona electrónica y samba con ecos trap y es la sintonía del nuevo Fama ¡A Bailar!), la romántica Me Encanta (reggaeton chill, bhangra y dubstep) y la versión del clásico de cumbia de Los Hijos del Sol, Cariñito (1979).

La reinterpretación que aparece en Uno de Delaporte combina cumbia, moombahton y dubstep.

Si Cariñito es la versión del EP, como ya lo fue Cavalier en One, el seductor e hipnotizante medio tiempo Tú y yo es el tema trap por excelencia de este trabajo. La melodía atrapa, pero, en este caso, la letra, de nuevo sexual, falla y no cuadra del todo con la música.

Tras ella llega la joya con mayúsculas de Uno de Delaporte, Otomanique, un elegante número house sobre lo liberadora que es la vida nocturna. Aunque pueda parecerlo por la letra (“todos se lo petan para olvidar”, “pa relajar”), Otomanique no es el nombre de una droga, sino un nombre inventado con el que Sandra llama a uno de los gatos de Sergio.

Uno de Delaporte Fama a Bailar

Sandra Delaporte y Sergio Salvi en una imagen para promocionar Uno.

Por último, tras Otomanique, la típica composición para oír en bucle y evadirse de la realidad, Uno de Delaporte cierra con #1. Se trata de una versión a piano y de ritmo r&b del tarareo con el que comenzada One. Sin duda, la mejor manera de dar por terminada la primera etapa musical de este dúo madrileño-napolitano.

Aquí Todos Estamos Locos de Megara

Crítica Aquí Todos Estamos Locos de Megara

Portada de Aquí Todos Estamos Locos, el segundo disco de Megara.

De los ritmos evocadores y sofisticados de Uno de Delaporte pasamos al metal de Megara en su segundo trabajo de estudio, Aquí Todos Estamos Locos.

Esta banda madrileña, formada por Kenzi (vocalista), Rober (guitarra y coros), Pol (batería) y Pablo (bajista), se define a sí misma como una mezcla perfecta entre lo siniestro y el algodón de azúcar. También ponen nombre a su sonido, fucksia rock.

Tanto en Aquí Todos Estamos Locos (publicado el pasado 15 de enero) como en su primer disco (Siete, 2016) y su EP debut (Muérase Quién Pueda, 2015), ese fucksia rock, es decir, esa mezcla de garra rock y estribillos pegadizos, remite al tipo de metal y emo rock de bandas como Sôber, Paramore (antes de pasarse al pop), Seether, Lacuna Coil, Halestorm (quienes tienen una maravillosa versión metal del Bad Romance de Lady Gaga), The Pretty Reckless o Evanescence:

Aquí Todos Estamos Locos es un trabajo conceptual que gira en torno a la obra Alicia y el País de las Maravillas (1865) de Lewis Carroll.

Este segundo disco de Megara arranca de forma espectacular con Más Que Una Leyenda, Enredados, Bienvenido al Desastre y Almas (dotado de un buen solo de guitarra), 4 poderosas composiciones de metal aderezadas con ligeros toques electrónicos.

Los siguientes medios tiempos Arrástrame al Infierno y El Hombre de Arena conforman los momentos más flojos del disco y dejan claro que los temas lentos no son, a excepción de Cuenta Atrás, el fuerte de este trabajo.

Después de esos 2 baches, Aquí Todos Estamos Locos remonta el vuelo con Involución, que recuerda, por momentos, al metalcore de Faint de Linkin Park. Involución, la canción más potente de todo el disco, incluye voces guturales, como En Llamas y Héroes de su anterior álbum, Siete:

La versión del álbum en iTunes y Spotify finaliza con la correcta Esclava al Aire, pero Aquí Todos Estamos Locos cuenta con un tema más, una versión pasable de Billie Jean de Michael Jakson.

A pesar de los momentos bajos del disco, Aquí Todos Estamos Locos es un trabajo sólido y pegadizo, mucho mejor producido, gracias a la ayuda de Kyle Odell y Carlos Escobedo (vocalista de Sôber), que sus lanzamientos anteriores.

Take Me Home de Los Invaders

critica Take Me Home Los Invaders

Portada de Take Me Home, el EP debut de Los Invaders.

Kasabian, Vitalic, Muse, Nirvana, Chemical Brothers, Biffy Clyro y The Prodigy son las bandas que la formación valenciana Los Invaders (creada en 2015) cita como influencias para dar con su sonido, que denomina rock del futuro.

Como ha declarado en alguna que otra ocasión el cantante, compositor y productor madrileñx Pshycotic Beats, los medios no siempre acertamos al relacionar unxs artistas con otrxs, ya que lo hacemos en función de nuestros conocimientos.

Aunque no le falta razón, al escuchar Take Me Home de Los Invaders, nos han venido a la cabeza otras 2 bandas, Depeche Mode y Monaco.

A la canción It’s No Good (1997) de la formación capitaneada por Dave Gahan recuerda el arranque instrumental de Jekyll And Mr Hyde, el bombazo synthpop de toques rock con el que se abre el debut de Los Invaders.

El título de la canción homenajea la novela El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde (1886) del escritor escocés Robert Louis Stevenson (1850-1894).

Tras Jekyll And Mr Hyde, cuya temática parece estar relacionada con el argumento de la novela (el trastorno de identidad disociativo), llega Satisfy, otra sobresaliente composición synthpop. En este caso, no solo el ritmo es alegre, sino también el mensaje, que nos invita a decidir por nosotrxs mismxs.

Las guitarras eléctricas, eso sí, distorsionadas por los sintetizadores, vuelven a hacer acto de presencia en la formidable y, aparentemente, romántica For You, la segunda canción de Take Me Home (además de Jekyll And Mr Hyde) que fue lanzada en 2016.

Pero el momento en el que mejor se aprecia ese rock del futuro es en I Wish You Were In My Head. Se trata de la pista que más protagonismo otorga a las guitarras eléctricas y que, por tanto, les vincula con lxs Monaco del disco Music For Pleasure (1997).

Al finalizar I Wish You Were In My Head, las guitarras comienzan a ceder protagonismo a la electrónica. Esto se hace evidente en I Wish I Was In Your Head y, sobre todo, en la pista final, Katherine.

En esta última, de hecho, la presencia de guitarras eléctricas es imperceptible, puesto que la canción presenta una irresistible y adictiva querencia techno.

Además de los espectaculares temas que componen Take Me Home, merece mención aparte la voz rasgada de Miguel Ángel Orihuela, alias Michael.

Diamond Munch de Hickeys

criticas Diamond Munch Uno de Delaporte

Diamond Munch, el debut de Hickeys.

Marta SV (guitarra rítmica y voz), Maite Barrena (batería y coros), Ana Erice (guitarra solista y voz) y Martina G. Compairé (bajo eléctrico y voz /coros) conforman Hickeys, una banda formada en Madrid, a finales de 2016, por 4 chicas procedentes de diferentes puntos de España: Gijón, San Sebastián, Pamplona y la capital.

Su principal objetivo al crear Hickeys fue el de homenajear el sonido de diferentes músicxs que les fascinan (Warpaint, The Velvet Underground, entre otrxs), así como crear el suyo propio, el glitter punk (fusión de lo-fi, post-punk y garage rock).

Después de tocar en Carrefest2017, en el Festival Internacional de Benicasim y en el FIB, el pasado 19 de enero lanzaban al mercado su EP debut, Diamond Munch.

Nada más sonar los primeros acordes de Lights, el tema de apertura, viene a la cabeza, de forma inevitable, la también banda madrileña Hinds (su canción Castigadas en el Granero fue la 31ª mejor composición nacional de 2014 para Cultura Diversa).

Y no es casualidad, puesto que Hinds es uno de los grupos que Hickeys citan entre sus influencias. Eso sí, aunque recuerdan, no son una imitación, puesto que los temas de Hickeys cuentan con una producción superior a la de las cantantes de Castigadas en el Granero, además de crear melodías y letras mucho más trabajadas y mejor rematadas.

Diamond Hunch cuenta con 5 canciones. Los temas upbeat son entretenidos (Lights [por momentos, también, recuerda a Blondie], Hickey Hickey Bang Bang), pero donde Hickeys brillan son en los más lentos: Solitary Lady, Ysisi y Las Vontris.

Leave a reply

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Domóticas Integradas, SL
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: revistaculturadiversa@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies