crítica Golden de Kylie Minogue

Crítica de Golden y discografía de Kylie Minogue

Uno de los primeros comentarios que surgieron cuando se anunció que Golden de Kylie Minogue iba a ser un disco de clara influencia country fue que la intérprete de Can’t Get You Out of My Head se apuntaba a la moda de pasarse al country y/o música folk y acústica después de un fracaso comercial (Kiss Me Once) o para conseguir la etiqueta de “artista seria”, como han hecho en los últimos tiempos Lady Gaga, Kesha o Miley Cyrus.

golden de kylie minogue reseña

Portada de Golden de Kylie Minogue.

Y sí, es posible que el equipo detrás de la cantante sí tuviera en mente para Minogue un renacer comercial como lo ha tenido, más o menos, Lady Gaga con Joanne (a nivel mundial ha vendido menos que ARTPOP, pero las críticas han sido mejores y ha diversificado su fanbase).

En cambio, es difícil que Younger Now de Miley Cyrus y Rainbow de Kesha hayan sido determinantes, puesto que sus ventas han sido decepcionantes, sobre todo las de Cyrus. Además, las fechas de lanzamiento de estos álbumes son posteriores a los tiempos de creación de Golden de Kylie Minogue.

La explicación de por qué Golden de Kylie Minogue tiene country

Según declaraciones de la intérprete de Speakerphone a Billboard y Entertainment, Golden iba a ser un disco de synthpop. Durante un día de grabaciones, Jamie Nelson, el supervisor artístico del proyecto, le sugirió experimentar con la música country.

Entonces, comenzaron a buscar un equilibrio entre el sonido discotequero de Minogue y la música tradicional de Estados Unidos. Desde el principio, ella tuvo claro que quería ser fiel a sí misma y de ahí surgió una frase que ha repetido, en numerosas ocasiones, durante la promoción del disco, Golden es algo así como un trabajo de Dolly Parton en la pista de baile.

Sin embargo, algo no iba bien con este acercamiento al country. Así que, en julio de 2017 (antes de Rainbow y Younger Now), Kylie Minogue viajó a la capital mundial del country, Nashville (Tennessee, Estados Unidos).  Allí, se empapó de la cultura y forma de trabajo de una ciudad que le fascinó. Gracias a este viaje, todo comenzó a tener sentido y Minogue tuvo claro cómo quería que fuese el sonido del sucesor de Kiss Me Once (2014).

Aunque nadie del equipo de la cantante ni ella misma lo hayan mencionado en ningún momento, Golden de Kylie Minogue no es el primer contacto que la co-autora de Slow ha tenido con la música tradicional estadounidense. De hecho, como podréis comprobar con nuestro repaso a la discografía de la artista, desde los años 90, Kylie Minogue ha coqueteado con el country y el folk en algunas ocasiones.

La discografía de Kylie Minogue desde Kylie hasta Golden

Kylie Minogue, nacida el 28 de mayo de 1969 en Melbourne (Australia), es una de las grandes figuras del pop internacional de todos los tiempos. Inició su carrera artística junto a su hermana Dannii apareciendo como actriz en diferentes series de la televisión de Australia.

Cuando formaba parte del elenco de la telenovela Neighbours (1985-actualidad), Kylie Minogue interpretó, durante un concierto benéfico de 1987, las canciones I Got You Babe (1965) de Sony & Cher y The Loco-Motion (1962) de Little Eva.

Embed from Getty Images

Poco tiempo después de aquello, ese mismo año, firmó un contrato discográfico con Mushroom Records y lanzó The Loco-Motion como primer single. Desde entonces, ha publicado 14 discos, Golden y los descritos a continuación:

Kylie (1988)

crítica discografía de Kylie Minogue

Portada de Kylie, el debut de Kylie Minogue.

El debut en la música de Kylie Minogue es un álbum que presenta un sonido muy similar al de los primeros trabajos de Madonna.

Los géneros musicales predominantes de este trabajo son el synthpop, el dance y el disco.

I Should Be So Lucky (#1 en Reino Unido, Australia, Finlandia, Alemania, Hong Kong, Irlanda, Japón y Suiza), The Loco-Motion (#3 en Estados Unidos, #2 en Reino Unido y #1 en Australia, Japón, Canadá y el Eurochart), It’s No Secret y el medio tiempo I Still Loving You son las mejores canciones de este trabajo.

A nivel comercial, Kylie fue un éxito en todos los sentidos, puesto que consiguió certificarse Oro en 3 países (Estados Unidos fue uno de ellos, un mercado que se le ha resistido durante la mayor parte de su carrera), Platino en 4 y 7 veces Platino en Reino Unido.

Sumando las cifras de dichas certificaciones se sabe que Kylie vendió, al menos, 3 millones de copias en todo el mundo.

Enjoy Yourself (1989)

enjoy yourself kylie minogue critica

Portada de Enjoy Yourself de Kylie Minogue

El sonido del segundo disco de Kylie Minogue es exacto al de su debut.

De este álbum, destacan Hand On Your Heart (#1 en Reino Unido e Irlanda, #4 en Australia o #6 en España) y los medios tiempos Never Too Late,  I’m Over Dreaming (Over You) y Enjoy Yourself.

Cuenta con baladas innecesarias como Tell-Tale Signs, My Secret Heart, Tears On My Pillow (versión del tema de Little Anthony and the Imperials de 1958), que rompen con el ritmo de un álbum divertido sin pretensiones y orientado a la pista de baile.

Las ventas certificadas de Enjoy Yourself superan los 1,5 millones mundiales (1,2 solo en Reino Unido).

En Estados Unidos, el álbum nunca ha llegado a debutar en la Billboard 200.

Rhythm Of Love (1990), el primer gran álbum de Kylie Minogue

discografía de kylie minogue critica

Rhythm Of Love, el álbum en el que Kylie Minogue inició su madurez artística.

La artista inició la década de los 90 con un sonido más refinado que en sus álbumes anteriores.

De hecho, en muchas de las canciones de Rhythm Of Love, Minogue se sumerge en un eurodance primigenio y deja de lado el dance pop y synthpop de sus inicios.

Better The Devil You Know (eurodance primigenio), Step Back In Time (disco), What Do I Have To Do (eurodance primigenio), Secrets (disco), Shocked (dance, techno y rock), One Boy Girl (eurodance primigenio y hip hop del tipo Just A Touch Of Love, 1991, de C+C Music), Things Can Only Get Better y la balada The World Still Turns son las mejores composiciones del disco.

Rhythm Of Love fue el primer fracaso comercial de la carrera de Kylie Minogue (los 90 no fueron una gran década a este respecto para la artista), también el primero en el que co-escribió algunas canciones y la primera muestra de la capacidad de reinvención de la cantante.

Let’s Get to It (1991)

let's get to it kylie minogue critica

Discografía de Kylie Minogue: Let’s Get To It.

El cuarto álbum de estudio de Kylie Minogue cuenta con grandes canciones pertenecientes a diferentes estilos musicales:

  • Word Is Out (new jack swing).
  • Too Much of a Good Thing (medio tiempo house). Samplea Control (1986) de Janet Jackson y Let the Beat Hit ‘Em (1991) de Lisa Lisa & Cult Jam.
  • Finer Feelings (balada ambiente con góspel).
  • El primer Right Here, Right Now (eurodance con góspel) de su carrera. El segundo llegaría en 2015 de la mano de Giorgio Moroder.
  • I Guess I Like That (techno pop y eurodance). Samplea Get Ready For This (1991) de 2 Unlimited, I Like It Like That (1988) de Salt-N-Pepa y Keep On Pumpin’ It Up (1990) de Freestyle Orchestra’s.

Sin embargo, también contiene verdaderos bodrios, como las baladas Let’s Get Do It, If You Were Me Now (dueto con Keith Washington) y No World Without You, que, además, no tienen nada que ver con el sonido del disco.

Kylie Minogue (1994), su segunda obra reivindicable

golden de kylie minogue crítica

Portada de Kylie Minogue.

El primer álbum de la artista con Deconstruction, sello diferente al de sus trabajos anteriores (PWL), aunque también registró cifras de ventas modestas, la devolvió al top 10 de sus 2 principales mercados, Australia (el disco llegó al número 3, 10 puestos por encima que Let’s Get To It) y Reino Unido (#4, 12 por encima que el anterior).

Asimismo, Confide In Me, el sensacional medio tiempo trip hop de toques orientales con el que se presentaba este disco, dio a Kylie Minogue su primer número 1 en Australia desde Got To Be Certain (1987), así como su séptimo 2 en Reino Unido.

Además de Confide In Me, de Kylie Minogue también destacan Surrender (medio tiempo r&b minimalista y ambiente), Where Is The Feeling (elegante uptempo eurodance), Put Yourself In My Place (buena balada pop), Automatic Love (adictivo medio tiempo ambiente), Where Has the Love Gone? (bailable eurodance y techno pop al estilo de Erótica de Madonna), Falling (eurodance y techno pop mucho más sosegado, cercano al ambiente) e If I Was Your Lover (medio tiempo de dance con querencia hip hop).

Impossible Princess (1997-1998), primera obra maestra de Kylie Minogue

Breve apunte sobre Kylie Minogue y Madonna en los 90

Los años 90 también fueron una década complicada para Madonna. Sobre todo, la primera mitad. Mala prensa, discos mucho menos vendidos, experimentación y redención marcan la última década del siglo XX para la Reina del Pop.

Ray Of Light, que el pasado 22 de febrero cumplió 20 años, devolvió al Olimpo del pop a Madonna y se convirtió en uno de los discos más trascendentales de la historia del pop.

Sin embargo, pocas veces se dice que Kylie Minogue se adelantó a la Reina del Pop al probar el trip hop (Confide In Me, agosto de 1994, es anterior a I’d Rather Be Your Lover de Bedtime Stories de octubre de ese mismo año) o al rendir homenaje, en un disco (Impossible Princess, que se lanzó en octubre de 1997 en Japón, Rusia y Polonia), a Björk (antes, Madonna incluyó en el disco anterior, una canción homónima compuesta por la artistas islandesa).

Por tanto, ambas cantantes se han ganado a pulso el estatus de leyendas del pop, aunque Madonna reciba, en general, mayor reconocimiento por ello.

Reseña sobre Impossible Princess
critica impossible princess kylie minogue

Impossible Princess, la joya desconocida de Kylie Minogue.

El sexto álbum de Kylie Minogue es el más experimental de toda su carrera, el único, además de Golden, en el que figura como co-autora de todas las canciones y, también, el menos vendido. Solo disfrutó de éxito en Australia (allí fue Platino).

Las críticas sobre este Impossible Princess fueron mixtas. Por un lado, aplaudían la audacia de Minogue, pero, por otro, reprochaban a la artista presentar un impostado sonido indie (como si lxs artistas no pudieran abordar todos los géneros musicales que se les antojen).

En Impossible Princess no hay canción mala. Por eso, os describimos brevemente las 15 que contiene:

 

  • Too Far, tema drum & bass con rock, de clara influencia “björkiana”.
  • Cowboy Sky, pop celta fusionado con electrónica. El sonido de esta canción también es de la escuela Björk.
  • Some Kind Of Bliss, clásica canción de pop/rock noventero y de principios de los 2000, tipo Natalie Imbruglia y Michelle Branch, respectivamente.
  • Did It Again, de sonido similar a la anterior, aunque con mayor dosis de pop.
  • Breathe, hipnótico medio tiempo de electrónica.
  • Say Hey, joya techno de la carrera de Kylie Minogue, también influenciada por la música de Björk.
  • Drunk, otra gran composición techno y más upbeat que Say Hey.
  • I don’t Need Anyone, presenta un sonido pop/rock similar a Black Eyed Boy (febrero de 1997) de Texas.
  • Jump, medio tiempo de sensual trip hop, que también recuerda a la música de Björk.
  • Limbo, otra maravilla “escuela Björk”, que, en este caso, fusiona techno y rock.
  • Through the Years. Combina jazz con sonidos ambiente y recuerda al género del primer disco en solitario de Róisín Murphy, Ruby Blue (2005).
  • Dreams, la joya trance con la que cierra la edición estándar del disco.
  • Love Takes Over Me, otro tema björkiano, que, en esta ocasión, se sumerge en la electrónica y el trance.
  • Tears. Más techno que el anterior, pero igualmente influenciado por Björk.
  • This Girl. No pega nada con el sonido de Impossible Princess, pero, además de por su innegable calidad y su importante mensaje (“no estoy interesada en encajar”,”sólo quiero ser esta chica”), destaca por ser la primera incursión de Kylie Minogue en la música country.

Light Years (2000), el comienzo del renacer comercial de Kylie Minogue

critica discografía kylie minogue

Portada de Light Years de Kylie Minogue.

Después de una década de experimentos, Kylie Minogue estrena milenio con otra reinvención. Eso sí, en esta ocasión, en lugar de acudir a melodías menos inmediatas, regresa al sonido de sus inicios, aunque revestido de sofisticación.

Este refinamiento hace de Light Years un disco más amable, más radiable y apto para un público más amplio que Impossible Princess.

De hecho, con este séptimo trabajo, Minogue consigue su primer #1 en la lista de álbumes de Australia y la mejor posición en la de Reino Unido, #2, desde 1989.

Asimismo, los sencillos Spinning Around y On A Night Like This gozaron de gran éxito en Reino Unido y Australia. El primero fue número 1 en ambos países y el segundo, 2 y 1.

Lo “malo” de esta era es que no todas las canciones (15 en total) gozan de una calidad compositiva incontestable, como si ocurría en la de Impossible Princess. A pesar de ello, Light Years cuenta con destacados temas:

  • Spinning Around (fusina dance pop con nu disco).
  • On a Night Light This (house y europop). Presenta un sonido similar al disco Believe (1998) de Cher, algo que no es fortuito, puesto que unx de lxs co-autores y productores de la canción es Mark Taylor, que también produjo las pistas Believe, All Or Nothing, Runaway, Strong Enough, Dov’è l’amore y Takin’ Back My Heart del citado álbum.
  • So Now Goodbye (disco y house).
  • Disco Down (disco de reminiscencias Strong Enough, aunque fue producida por Johnny Douglas).
  • Koocachoo (funk y pop psicodélico).
  • Your Disco Needs You (joya de disco sinfónico). Fue co-escrita por Robbie Williams, como otras canciones del disco: Loveboat y Kids.
  • Please Stay (pop latino y disco).
  • Butterfly (house y techno tipo Believe).
  • Kids, dueto con Robbie Williams (rock electrónico y pop).
  • Lights Years (trance ibicenco).

Fever (2001), el culmen comercial de Kylie Minogue

fever kylie minogue discografía

Portada de Fever, el disco más vendido de Kylie Minogue.

Con unas ventas estimadas de 6 millones de copias mundiales, Fever es el álbum más vendido de toda la discografía de Kylie Minogue.

Contiene algunas de las canciones más famosas de la artista, como las geniales Can’t Get You Out of My Head (el 167º tema más vendido de la historia, según Mediatraffic. Fusiona disco y synthpop), In Your Eyes (techno y nu disco) y Come Into My World (nu disco y dance pop).

Fever es, por el momento, el 2º y último trabajo de Kylie Minogue en lograr una certificación en Estados Unidos (Platino, el equivalente a 1 millón de copias), país que siempre se le ha resistido, aunque, desde entonces, todos sus álbumes de estudio han entrado en su lista de álbumes.

Además de Can’t Get You Out of My Head (incluida la versión en la que se fusiona con Blue Monday, 1983, de New Order), In Your Eyes y Come Into My World, las mejores canciones de Fever son More More More (medio tiempo nu disco), Love At First Sight (medio tiempo nu disco y dance pop), Fever (medio tiempo synthpop), Fragile (medio tiempo de inspiración ambiente), Dancefloor (upbeat nu disco y techno), Love Affaire (joya techno) y Your Love (balada pop de ecos folk del estilo de las incursiones folk de Madonna desde Music).

Body Language (2003), Kylie Minogue prueba el electroclash

body language de kylie minogue

Portada de Body Language, el sucesor de Fever.

Salvo excepciones tipo Adele, Celine Dion, Britney Spears, Michael Jakson, P!nk, Madonna o Mariah Carey, cuando un artista tiene la suerte de vender millones y millones de copias de un disco, con el siguiente sufre un descenso importante en ventas.

Muchas veces ocurre porque el trabajo presentado es de sonido continuista, pero dotado de canciones mediocres. Otras, por mala suerte y, por último, porque el artista decide sumergirse en otros géneros musicales, lo que aleja a lxs compradores del álbum anterior.

Kylie Minogue, una de las reinas de la reinvención, optó por la última posibilidad en Body Language, su regreso a composiciones menos inmediatas y de melodías más ralentizadas que muchas de las de Fever.

Recuperó el hip hop, género musical que había abordado en los 90, pero, en Body Language, desprovisto de eurodance y house, en las correctas (aunque no memorables) y sensuales Red Blooded Woman y Chocolate.

Esta vuelta de tuerca también vino acompañada de canciones de relleno (Obssesion y Someday), de otras que se quedaban a medio gas (Promises, I Feel 4 U y After Dark) y, como siempre, de verdaderas joyas para su discografía: las electroclash y synthpop Slow, Still Standing y Secret (Take You Home) y Sweet Music (fusiona disco, funk, synthpop con ecos r&b).

Ultimate Kylie (2004)

Recopilatorio con 2 canciones nuevas, que en el conjunto del proyecto fueron 4: I Believe In You (gran composición electropop/sytnthpop), Made Of Glass (gran medio tiempo drum & bass/ambiente/trance no incluido en el trackist, pero sí en el single Giving You Up), Giving You Up (dance pop y synthpop poco memorable) y BPM (cara B de I Believe In You. Muy petarda y bailable).

X (2007) el disco tras superar el cáncer de mama

x kylie minogue critica

Portada de X de Kylie Minogue.

Este es último álbum de la discografía de Kylie Minogue que logró un sencillo número 1 en Australia (2 Hearts). X salió un año después de que Nelly Furtado triunfara con el electro r&b/hip hop del disco Loose y eso se deja notar en Heart Beat Rock y Nu-di-ty, 2 composiciones interesantes y muy pegadizas.

Kylie Minogue no fue la única artista de primer nivel que siguió los pasos de Furtado, ya que Madonna lo hizo en 2008 con el infravalorado Hard Candy.

Al margen de los 2 temas citados, del soberbio 2 Hearts (fusiona pop con glam rock) y la prescindible All I See (r&b), el resto de las composiciones de X cuentan con un sonido electrónico, que puede ser synthpop, dance o electropop.

De ese grupo, las mejores son Like a Drug (potente electropop), In My Arms (sofisticado synthpop), Speakerphone (una de las canciones más sobresalientes de la carrera de Kylie Minogue. Electropop), The One (electropop y synthpop) y Wow (nu disco y dance).

Además de los temas de la edición estándar de X, merece la pena destacar los bonus tracks o caras b Rippin’ Up the Disco (de potente electropop), Cherry Bomb (joya dance pop), Do It Again (gran tema electropop, muy similar a Wow) y Carried Away (potente techno pop).

Aphrodite (2010)

golden de kylie minogue 1 reino unido aphrodite

Aphrodite, la portada tipo anuncio de perfume de Kylie Minogue.

Kylie Minogue pocas veces ha defraudado en sus más de 30 años de carrera musical.

La era Aphrodite no es una excepción y cuenta con maravillas pop (en el sentido más amplio de la palabra), que engrandecen, aún más, su, prácticamente, intachable discografía.

El único defecto de Aphrodite, además de algún que otro tema poco inspirado es el sencillo Better Than Today, la peor canción, con diferencia, de todo el disco.

Better Than Today es pegadiza y una interesante composición de álbum (fusiona pop con funk y cierto deje country), pero no es un single.

Además de Better Than Today, la era Aphrodite generó otras 3 canciones de nivel inferior al proyecto, las resultonas Too Much (synthpop y disco, compuesta por Minogue, Calvin Harris y Jake Shears de Scissor Sisters), Can’t Beat the Feeling (un tema muy Kylie Minogue, pero poco inspirado) y la cara b Hard Or Go Home (combina dance con folk).

Aphrodite fue producido por Stuart Price, responsable de Confessions On a Dance Floor (2005), el último disco casi casi redondo de Madonna (Push estropea el conjunto). Debido a ello y a las declaraciones de Price sobre que no habría baladas en el álbum, comenzaron a correr rumores de que Aphrodite sería un Confessions 2.0 para Kylie Minogue.

No lo fue por diferentes motivos. El primero de ellos es que, aunque Aphrodite es un gran disco, no llega al nivel de Confessions, un trabajo bailable, pero más sofisticado. Además, Confessions no cuenta con baladas y Aphrodite, a pesar de las afirmaciones de Stuart Price, sí: Everything Is Beautiful (combina disco, pop y música ambiente).

Confessions On a Dance Floor y Aphrodite tienen poco que ver. De hecho, además de estar producidos por la misma persona, el único paralelismo que puede hacerse entre ellos es la gran Looking For An Angel, que ejerce de Forbidden Love del undécimo álbum de Kylie Minogue.

Por tanto, independientemente de comparaciones, Aphrodite, como decíamos al comienzo de esta reseña, está compuesto por grandes temas de la discografía de Kylie Minogue:

  • All The Lovers (brillante medio tiempo electropop y disco). El videoclip muestra parejas de distinto y mismo sexo.
  • Get Outta My Way (maravilla synthpop y dance).
  • Put Your Hands Up (If You Feel Love) [medio tiempo de melodía oscura con synthpop, disco y flecos eurodance].
  • Closer (joya de electropop oscuro).
  • Aphrodite (rara avis del proyecto, fusiona tambores militares, disco y rock electrónico).
  • Illusion (magnífico medio tiempo synthpop).
  • Cupid Boy (sofisticada fusión de electrónica y techno).

Kiss Me Once (2014), Kylie Minogue pierde su toque

golden de kylie minogue mejor kiss me once

Portada de Kiss Me Once de Kylie Minogue.

Los 2 primeros discos de Kylie Minogue no son perfectos, pero esto no tiene demasiada importancia, puesto que la artista estaba comenzando en el mundo de la música.

Dicho de otra manera, a finales de los 80, Minogue era un producto divertido, que sacaba el tipo de música que se llevaba en la época y ya está, es decir, no era, todavía, una pieza clave de la historia del pop como es en la actualidad.

Desde los 90 sus discos han podido ser mejores o peores, pero nunca dejaban las agridulces sensaciones que provoca la escucha de Kiss Me Once, su único trabajo con RocNation, el sello de Jay Z.

Kiss Me Once no es un mal álbum, pero cuenta con una calidad de un nivel muy inferior al que Kylie Minogue nos tenía acostumbradxs. De hecho, la mayor parte de las canciones son agradables, resultonas, pero nada más.

En ese grupo “ni fu ni fa”, se encuentran la disco funk Sexy Love, la dubstep Sexercize (compuesta por Sia), la delicada balada electrónica Feel So Good, el sofisticado segundo sencillo I Was Gonna Cancel (tema disco y funk compuesto por Pharrell Williams) y el medio tiempo pop Kiss Me Once (también composición de Sia).

Mejores que las anteriores, pero con cierto punto de fórmula agotada (más de lo mismo, pero peor hecho) o de haber sido descartes de otros trabajos son el medio tiempo house Fine, la electropop Million Lights, el medio tiempo r&b/dance If Only, la electropop y dubstep Les Sex (pedía a gritos ser single, pero nunca lo fue), Mr. President (satisfactorio dubstep al más puro estilo ARTPOP (álbum) de Lady Gaga), Sparks (cara b de Into the Blue y bonus track en Japón. Pop tropical), Sleeping With The Enemy (medio tiempo de un depurado drum & bass) y el primer sencillo, Into the Blue (potente medio tiempo dance pop de sonido 100% Kylie Minogue).

En un grupo a parte se encuentra Beautiful, su dueto con Enrique Iglesias. La canción sería una satisfactoria balada de no ser por el abuso de vocoder por parte de Iglesias, que arruina por completo todo el conjunto.

Eso sí, el 23 de marzo de 2015, Kylie Minogue publicó el DVD en directo Kiss Me Once: Live at the SSE Hydro, donde canta Beautiful en solitario y puede apreciarse la valía del tema.

Kylie Christmas (2015 y 2016)

critica kylie christmas discografia

Las portadas de Christmas Kylie (2015) y la reedición Kylie Christmas: Snow Queen Edition (2016).

¿Cuáles son los discos que menos apetece que haga un artista? Los recopilatorios, los de versiones y los de Navidad. Todos generan rechazo porque no suponen nueva música de verdad, sino, a lo sumo 3 o 4 canciones inéditas.

Aunque luego salgan trabajos como Cheek to Cheek (2014) de Lady Gaga, Christmas (2011) de Michael Bublé, Non ho l’età (2017) de Vega, el Everyday Is Christmas (2017) de Sia, Wrapped In Red de Kelly Clarkson (2013), Greatest Hits… So Far!!! (2010) de P!nk o Keeps Gettin’ Better: A Decade of Hits (2008) de Christina Aguilera, la mayoría de este tipo de discos son anodinos y poco o nada aportan a la carrera de lxs artistas que apuestan por ellos.

Pues bien, los álbumes de Navidad son un 2×1, además, puesto que muchas de las canciones incluidas son versiones de, normalmente, villancicos ultraconocidos, es decir, versionados hasta la saciedad por diversxs artistas.

Kylie Christmas, a pesar de ser un disco que aborda más géneros musicales que los tradicionales para este tipo de proyectos (incluye jazz y campanitas, desde luego, pero también pop, EDM y disco) cae en el error citado en el párrafo anterior de la mayor parte de los discos de villancicos de popstars.

Las mejores canciones de Kylie Christmas son Everyday’s like Christmas (medio tiempo pop de ecos navideños compuesto por Stargate y Chris Martin de Coldplay) y 100 Degrees (elegante medio tiempo disco cantado junto a su hermana Dannii Minogue).

Golden de Kylie Minogue canción a canción

golden de kylie minogue canción a canción

Parte superior de la portada de Dancing, el primer sencillo de Golden de Kylie Minogue.

Dancing

Golden de Kylie Minogue se inicia, como viene siendo costumbre en la discografía de la artista, con un medio tiempo. Dancing es, además, el sencillo de presentación del disco. Fusiona country con tropical house y es tremendamente pegadiza.

En las primeras escuchas de este tema, la citada mezcla choca bastante porque, aunque no es la primera vez que Minogue trabaja con la guitarra acústica e incluye ritmos country, esas incursiones siempre habían sido anecdóticas.

En las sucesivas, Dancing se descubre como una parte fundamental y gran sencillo de presentación de Golden de Kylie Minogue, pero, también, como una pieza menor en la discografía de la cantante. En general, la sensación es similar a la que produce escuchar la mayor parte de Kiss Me Once.

Stop Me From Falling

El segundo adelanto y sencillo del decimocuarto disco de Kylie Minogue también juega con el country. Eso sí, en este caso, en lugar de tirar por el tropical house como Dancing, se sumerge en el country EDM propio del primer disco de Avicii, True (2013), y algunas canciones de su sucesor, el ignorado Stories (2015).

Objetivamente, Stop Me From Falling es una buena canción y, por eso, figura entre lo mejor de Golden. No se le puede poner ningún “pero” a nivel compositivo, ya que está bien construida y es pegadiza, pero es una buena canción para Avicii, no para Kylie Minogue. De hecho, salvo por la voz, no hay rastro del sello de la artista en todo el tema, como tampoco lo hay en Dancing.

Golden

Dancing y Stop Me From Falling son divertidas, pero la primera pista interesante de Golden de Kylie Minogue es justo la que da título al álbum.

Se trata de un medio tiempo en el que “luchan” la Kylie country y la Kylie pop (de ligeros toques r&b) con una clara victoria del pop, sobre todo, en el post-estribillo.

Esta mezcla es lo que convierte Golden en una pieza 100% Kylie Minogue, puesto que, en ella, es el country el que se adapta a la cantante y no al revés, como en los casos anteriores. Por tanto, es, sin duda, de las mejor canciones de todo el disco y la mejor de este primer tramo.

A Lifetime to Repair

¿Recordáis Cups, la versión que la actriz y cantante Anna Kendrick hacía de When I’m Gone, 1931, de Carter Family para la banda sonora de la película Pitch Perfect/Dando la Nota? Pues las estrofas de Lifetime to Repair recuerdan (y mucho) a una canción que en España popularizó Paula Rojo (Si me voy).

En A Lifetime to Repair también existe una pugna entre el country y el EDM, ganada, en este caso, por el primero. Esta composición forma parte del grupo en el que se incluyen Dancing y Stop Me From Falling, es decir, resulta satisfactoria, pero es otro ejemplo de Kylie Minogue adaptándose a una fusión de géneros, que además ya tuvo su momento, en detrimento de su personalidad artística.

Sincerely Yours

No todo es country en Golden de Kylie Minogue, pero es una pena que la primera canción que lo demuestra sea esta balada r&b/dance tan mediocre.

One Last Kiss

La sexta canción de Golden es el clásico medio tiempo country pop agradable, pero del montón, que nos encontraríamos en los trabajos pre-1989 de Taylor Swift, en los discos country-pop-rock de Miley Cyrus como Hannah Montana o en la discografía de Lady Antebellum.

Live A Little

En un punto intermedio entre la Kylie de las canciones Dancing, Stop Me From Falling y A Lifetime to Repair y la de Golden, se encuentra Live a Little.

Fusiona country con pop e incorpora funk, que, aunque no es un género musical tan Kylie Minogue como el disco, si lleva a Live a Little a un terreno musical más acorde con lo que se espera de la cantante.

Shelby’68

La 8ª canción de Golden de Kylie Minogue es, junto a la de título homónimo al disco, una de las joyas de este trabajo. A nivel musical, combina, con gran acierto y en forma de medio tiempo, electropop y country.

Este tema también cuenta con un regusto Taylor Swift, pero en su vertiente pop.

Radio On

Esta es la balada con mayúsculas del disco. Presenta un ritmo sosegado y fusiona country y folk.

Love

Las revoluciones suben un poco, gracias a este atmosférico tema country/pop dotado de una base soul al inicio. Dentro del grupo de las canciones “agradables, pero no memorables” de Golden de Kylie Minogue esta es la clásica que puede tener una vida independiente, es decir, Love no es el típico tema que solo se escucha con el disco.

Raining Gliter

Más de 20 minutos después de la pista Golden, llega Raining Gliter, uno de los platos fuertes de este álbum. Se trata de un pegadizo y sofisticado medio tiempo que combina el country de esta era con el nu disco que acompaña a la cantante desde Light Years. ¡Esta sí que es una canción marca Kylie Minogue!

Music’s Too Sad Without You

Kylie Minogue no es muy dada a incluir duetos en sus discos (aunque sí lo hizo en Kylie Christmas, Kiss Me Once, Light Years y Let’s Get to It). El único que aparece en Golden es este Music’s Too Sad Without You junto a Jack Savoretti, una preciosa balada de pop acústico acompañado de piano.

Eso sí, no es nada original, es decir, hemos escuchado composiciones de este estilo un sinfín de ocasiones, pero lo que la hace brillar es que, en este caso, la fórmula está bien desarrollada.

Music’s Too Sad Without You cierra la edición estándar de Golden de Kylie Minogue y, aunque tal y como se suceden las canciones del disco (sobre todo hay medios tiempos y baladas) no sorprende que sea una balada lo que cierre este trabajo, no es la canción que los adelantos Dancing, Stop Me From Falling y Raining Gliter anunciaban que podía contener este álbum.

Lost Without You

Más pop, con cierto regusto psicodélico y soft rock, pero cortado por el mismo patrón de “canción que ya hemos oído, pero bien ejecutada” es este sensacional medio tiempo.

Lo primero que pensamos al escuchar este tema es que por qué no formaba parte de la edición estándar. Sobran motivos para ello (tiene calidad y es pegadiza), pero también es cierto que no tiene nada que ver con el concepto country del disco.

Every Little Part Of Me

Dancing, Stop Me From Falling y A Lifetime to Repair son canciones orientadas a la pista de baile, pero están a años luz de Every Little Part Of Me, un explosivo tema upbeat que fusiona electro house y country.

Aunque resulta muy satisfactoria y se agradece un tema rompepistas, en Every Little Part Of Me, Kylie Minogue vuelve a tirar del sonido patentado por Avicii hace un lustro sin aportar nada que sugiera que la canción es de Kylie Minogue.

En definitiva, en lugar de que la artista se haya llevado el estilo Avicii a su terreno, la sensación es que lo ha adoptado sin más miramientos. Y esto no es malo, pero contradice las palabras de Minogue sobre alcanzar el equilibrio entre la “música Kylie” y la country.

Rollin’

A pesar de resultar muy similar a Every Little Part Of Me y de contar con la mayor parte de sus pegas, Rollin’ posee una virtud de la que la otra carece: sí puede reivindicarse como un tema de Dolly Parton en la pista de baile. ¿Por qué? La respuesta es que los toques country son más auténticos, más de rodeo.

Eso sí, al igual que la pista anterior, Rollin’ entretiene y cumple a la perfección su papel de tema bailable, pero lo hace lejos de la brillantez y sofisticación propias de los trabajos de Kylie Minogue.

Low Blow

En un terreno entre el country, el swing y el rockabilly se mueve la canción escogida para cerrar Golden de Kylie Minogue.

Muy bailable, algo de agradecer en un trabajo repleto de medios tiempos y baladas, y también del tipo Dolly Parton en la discoteca, resulta ideal para terminar un disco correcto y entretenido, pero que para ser de Kylie Minogue deja más sombras que luces.

Rendimiento comercial de Golden de Kylie Minogue

A nivel comercial, las cosas están yendo bastante mejor. Si bien los sencillos están lejos de ser éxitos, Golden (donde habla de desamor, arrepentimiento y Carpe Diem) se ha estrenado en listas, por lo general, en mejores posiciones que Kiss Me Once.

En Reino Unido ha vuelto a ser número #1, 8 años después de Aphrodite, con más de 46.000 copias de ventas puras, 13 mil por encima que el 2º disco más vendido en el país esa semana. Así ha mostrado su agradecimiento:

En Alemania ha sido top 3, 8 en España (mejora en un puesto la posición lograda por Kiss Me Once) y en Irlanda se ha colgado la medalla de plata. Asimismo, en Australia mantiene el #1 logrado con Kiss Me Once.

A nivel mundial, según Mediatraffic, durante su primera semana a la venta ha despachado 101.000 copias. Son 9.000 más que las que logró vender, durante ese mismo tiempo, con Kiss Me Once. Eso sí, en 2014, el streaming (las escuchas en Spotify, Apple Music…) no contaba como copias vendidas.

Ahora sí, teniendo en cuenta las modestas cifras de los sencillos del disco y de las pocas copias procedentes de streams (en Reino Unido solo han sido 1870), puede afirmarse que Kylie Minogue no solo no ha sufrido un desgaste en estos 4 años, sino que hasta es posible que haya movilizado a más público que en la era anterior. Todo apuntaba a lo contrario, pero, por ahora, ¡Golden de Kylie Minogue es todo un éxito!

2 comments

  1. Carlos Minogue 21 abril, 2018 at 11:19 Responder

    a mí Golden me gusta pero es raro para ser de Kylie. Es difícil asumir que artistas que han ido marcando tendencia, como ella y Madonna, pasen a perseguirlas años después. Me alegro de que tenga éxito, pero prefiero la Kylie electro. Por cierto, trabajado eh. Yo con Impossible Princess no puedo, me supera como Bjork, soy más terrenal XD

    • Víctor Berzal de Miguel 22 abril, 2018 at 13:13 Responder

      jajajajaja te entiendo muy bien con lo de Impossible Princess. La primera vez que me “enfrenté” a él, también me superó. Solo me gustaron Too Far, Say Hey y Jump. En mi experiencia es un disco que no se valora lo suficiente si solo has escuchado música pegadiza e inmediata. En mi caso, lo empecé a apreciar, una vez descubrí lo maravilloso que es el eurodance, el techno, la música de Róisín Murphy, la década de los 90 para Björk, Massive Attack… y así, poco a poco, el oído se va haciendo y, de repente, Impossible Princess se aprecia en todo su esplendor 🙂

Leave a reply