Crítica del álbum Dancing with the Devil... the Art of Starting Over de Demi Lovato

Canción a canción, crítica del nuevo disco de Demi Lovato

Tras los sencillos Anyone, What Other People Say y Dancing with the Devil, este 2 de abril ha sido liberado Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato. Llega más de 3 años después del notable Tell Me You Love Me y cuando queda poco para el tercer aniversario de la sobredosis de opiáceos que casi le cuesta la vida.

Crítica del disco Dancing with the Devil... the Art of Starting Over de Demi Lovato

Portada del disco Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato.

Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato: el concepto

Sober, un aviso que nadie se tomó en serio

Aunque, finalmente, ha quedado fuera del álbum, la era post-Tell Me You Love Me daba comienzo con Sober (21 de junio de 2018). En esta canción, Lovato contaba que había recaído en sus adicciones.

Próxima al soul, esta balada r&b a piano mandaba un mensaje de disculpa a sus padres y fans por romper la sobriedad 6 años después. También, mostraba su vulnerabilidad y el hastío de resistir la tentación.

Poco más de un mes después, el 24 de julio, Demi Lovato sufría una sobredosis y era violada por su camello. A raíz de la primera, tuvo un infarto, 3 derrames cerebrales y padece ceguera parcial.

El camino Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato

Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato, un camino de reparación emocional.

Demi Lovato: Dancing with the Devil

Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato es un trabajo multi-plataforma con el que la artista quiere explicar qué le condujo a la sobredosis, además de compartir con el mundo todo lo que la recuperación le ha enseñado sobre sí misma.

Así, también pretende ayudar a personas que pasen por experiencias similares.

Por eso, además del álbum y sus videoclips, Lovato ha grabado un nuevo documental (en 2017, sacó Demi Lovato: Simply Complicated, más sincero que Demi Lovato: Stay Strong, 2012).

En los avances del mismo, además de desvelar la información sobre los derrames cerebrales y la violación, cuenta que la de 2018 no fue la primera que sufrió. De hecho, cuenta que fue violada, cuando tenía 15 años, por un co-protagonista de As the Bell Rings, la serie de Disney Channel en la que debutó.

Canción a canción, Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato

Anyone

A finales de enero de 2020, se publicaba la primera canción de Demi Lovato en 18 meses: Anyone. Grabada solo 4 días antes de la sobredosis, su letra evidencia que los sentimientos de pesadumbre por la recaída no eran nada en comparación con la soledad de su vida.

Como en Sober, en Anyone, se menciona el alcohol, pero de forma diferente. Si en la primera el mensaje podía ser algo más luminoso (terminaba diciendo que iba a buscar ayuda), en la pista que abre Dancing with the Devil… the Art of Starting Over, la desesperación por algo de cariño visibiliza unas profundas carencias emocionales y un dolor omnipresente.

Anyone en Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato

Anyone y Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato representan lo mismo que esta imagen: mirar de frente al dolor.

Y… ya sabemos cómo intentó apaciguarlo

Dado que Anyone trata sobre el momento emocional más bajo de sus últimos años y el álbum que lo contiene de volver a empezar, ¿qué mejor manera puede haber de arrancar Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato que con un testimonio compuesto y grabado entonces?

A nivel musical, Anyone se parece a Sober, puesto que repite la fórmula de balada a piano. En este caso, eso sí, no se percibe ningún retoque de producción, lo que acentúa la sensación de que Lovato pedía ayuda sin preocuparse por una producción perfecta.

Dancing with the Devil

Con Tell Me You Love Me, la cantante firmaba el proyecto más cohesivo y consistente de su carrera. Lo hacía, en parte, entregada a ritmos soul, góspel y r&b de corte clásico.

Por eso, no sorprende que el peso de reactivar el interés por Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato haya recaído sobre un corte deudor de ese sonido.

Sí, da la casualidad de que asociamos este tipo de música a la saga cinematográfica de James Bond, pero el soul es anterior a estas películas. En consecuencia, no resta credibilidad a la letra estar envuelta en una melodía que remita al agente 007.

Desde hace décadas, multitud de artistas han vestido de soul composiciones sobre carencias o experiencias tristes. Lovato ya lo ha hecho en el pasado (Stone Cold, Tell Me You Love Me) y ahora repite con la extraordinaria Dancing with the Devil, que además contiene frases clave para explicar lo que supone convivir con una adicción:

Versos clave en Dancing with the Devil de Demi Lovato

El concepto “me lo merezco” es crucial (foto: composición propia a partir de imagen de Demi Lovato).

ICU (Madison’s Lullabye)

En la pista anterior, por encima de los parecidos con canciones para James Bond, se percibe cierta influencia de la Christina Aguilera de Hurt. Esa influencia se vuelve más palpable en la tercera composición de Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato.

ICU (siglas, en inglés, de Unidad de Cuidados Intensivos) también hace pensar en la música de Aguilera. Concretamente, en la sobrecogedora balada acústica I’m OK (Stripped, 2002).

Tanto en una como en otra, sus intérpretes cantan sin tapujos sobre secuelas de experiencias traumáticas:

  • Aguilera relata el dolor emocional permanente que le causó el maltrato de su padre
  • Lovato realiza una analogía entre la ceguera física y la mental, en el contexto de despertarse ciega en la UCI y no ser capaz de reconocer a su hermana Madison

Acompañada de un piano, en ICU, Lovato vuelve a tratar un asunto reiterado en el disco y en sus trabajos desde Unbroken (2011): llegar a ser un modelo a seguir.

Intro

Tras el contexto que suponen las 3 canciones anteriores, en este interludio, comienza la parte The Art of Starting Over de Demi Lovato. Dicho de otro modo, después de contarnos lo mal que estuvo, cómo lo gestionó con drogas y el impacto de despertarse ciega, llega el momento de empezar de nuevo.

De esto trata Intro, donde se escucha a Lovato recitar unas palabras. Con ellas, nos da la bienvenida al viaje de su recuperación físico-emocional.

Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato, un viaje por su recuperación

The Art of Starting Over de Demi Lovato, una travesía hacia un presente mejor.

The Art of Starting Over

A nivel musical y lírico, The Art of Starting Over de Demi Lovato supone un nuevo “suma y sigue” para el álbum. De hecho, la única pega que se le puede poner a esta canción es su duración: se hace muy corta.

The Art of Starting Over suena a un cruce entre el sosegado disco de Sexy Dirty Love y el blues rock de Sultans Of Swing (Dire Straits, 1978). Esta combinación transmite una fuerte sensación de serenidad, que también caracteriza a su resiliente letra.

Lonely People

El mantra “tienes que quererte a ti misme porque si no te quieres, cómo te va a querer la gente” da un poco de asco.

Tener poca autoestima no surge de la nada. De hecho, es una consecuencia de pasar por determinadas experiencias y/o crecer-relacionarse con personas para las que nunca eres suficiente.

En Lonely People, parece que Demi Lovato cae en esa manida creencia, pero no. Ella sí proclama que querernos resulta fundamental, pero no para encontrar el amor de pareja, sino para nuestro bienestar personal.

Después de todo, las personas nos enfrentamos a la vida y a la muerte en nuestras propias carnes. Nadie nos puede evitar la soledad de la muerte. Así que, en la pegadiza Lonely People, el concepto the Art of Starting Over de Demi Lovato significa apostar por los autocuidados.

The Way You Don’t Look at Me

“He perdido 4,5 kilos en 2 semanas porque me dije que no debía comer”. Así arranca The Way You Don’t Look at Me, que marca otra fase del viaje the Art of Starting Over de Demi Lovato: dejar atrás los lugares comunes y centrarse en sus demonios personales.

Esta es una parte muy difícil porque implica no diluir los problemas en reflexiones y conclusiones maravillosas. Ser consciente del problema es crucial, reflexionar-filosofar también, pero la prueba de fuego reside en apartar el ruido y empezar a escucharse a une misme y a profesionales.

Por eso, resulta tan importante el verso inicial de The Way You Don’t Look at Me porque explica a qué se debe el TCA de Lovato. Entre otras razones, se castiga porque nadie ve su verdadera esencia.

Para contárnoslo, dado que es mucho más personal que relatar una sobredosis que apareció en todos los medios, Lovato opta por la intimidad que crean la guitarra acústica y su voz.

The Art of Starting Over de Demi Lovato y la autoaceptación

The Art of Starting Over de Demi Lovato también pasa por romper la dinámica de avergonzarse de su cuerpo.

Melon Cake

New wave y ecos synthwave caracterizan la interesante Melon Cake, que recuerda a la recuperación de este combo en Plastic Hearts (2020) de Miley Cyrus y a la Gwen Stefani de Cool (2004).

Desde el punto de vista lírico, la octava pista de Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato parece visibilizar la cárcel en la que se convierte la mente de las personas que padecen anorexia, bulimia o cualquier TCA.

Y, sí, la letra Melon Cake trata sobre el extremo control dietético para alcanzar y mantener un ideal de cuerpo (Lovato lo llama “obligado tamaño de Barbie”), pero no el suyo, sino el que le imponía su anterior equipo de management.

Met Him Last Night

La primera composición de Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato en la que esta no ha puesto ni una coma es el esperado dueto con Ariana Grande.

Anunciado por la misma Lovato en Twitter, se ha añadido en el último momento y se nota. Básicamente, no tiene nada que ver con la temática del álbum y su inclusión parece responder a un interés comercial, similar al que Rain On Me proporcionó a Chromatica (2020) de Lady Gaga.

Al margen de este detalle, Met Him Last Night confirma que la unión de 2 estrellas puede dar lugar a una gran canción si se le dedica tiempo a la misma.

Por suerte, no estamos ni ante un Pretty Girls ni un Don’t Call Me Angel y Met Him Last Night brilla al adaptar el r&b-trap de las últimas eras de Grande con la grandilocuencia soul-James Bond de Dancing with the Devil.

What Other People Say

El pasado 4 de febrero quedaba reactivada la maquinaria para Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato con el sencillo What Other People Say.

Al igual que Met Him Last Night, se trata de una colaboración. En este caso, junto a Sam Fischer, figura emergente del pop internacional por This City (300 millones de escuchas en Spotify).

What Other People Say, tema destacado en The Art of Starting Over de Demi Lovato

Demi Lovato y Sam Fischer en la portada para What Other People Say.

De un sonido r&b/pop similar al del Apologize (2007) de OneRepublic y Timbaland, la décima gran canción consecutiva de Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato vuelve a contener frases cruciales para comprender a las personas con adicciones y/o TCA:

  • “Pensé que cuando creciera no tomaría las mismas drogas de siempre que los demás toman”
  • “Ahora estoy jodida y mi corazón ha cambiado porque me importa más lo que digan los demás”

Respecto a la primera cita, resulta curioso cómo, al final, las historias que hemos oído dan igual y recurrimos a esas sustancias nocivas para tratar de apaciguar el dolor. Porque, por encima de todo, nos hemos quedado con que se supone que ayudan a disipar el sufrimiento.

En cuanto al segundo verso citado, se refiere a que tratar de amoldarnos a las presiones de la sociedad nos puede conducir a estancarnos en cuestiones equivocadas, que generan la destrucción de nuestra esencia. Esto son las adicciones y TCA: inconscientes actos de autodestrucción.

Carefully

En la undécima composición de Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato, el álbum vira hacia derroteros indie rock. De nuevo, mantiene el trabajo en un nivel de excelencia nunca alcanzado en sus lanzamientos previos.

Desde el punto de vista lírico, Carefully viene a decir que Lovato es lo suficientemente fuerte como para mostrar su fragilidad. Esto no significa que, con ello, anule sus complejos y sus demonios. Por tanto, si se quiere alcanzar su corazón, la empatía en el trato es imprescindible.

The Kind Of Lover I Am

Del indie rock y, por tanto, de sonidos más alejados del mainstream en el que se ha movido su carrera, pasamos a otro género menos masivo (aunque ahora sea su momento): el bedroom pop.

En cuanto a la temática, The Kind Of Lover I Am es el himno de Orgullo 100% bisexual-pansexual que necesitábamos tras la ambigüedad de Cool for the Summer (2015). “No importa si eres mujer o hombre (o cualquier realidad en el medio)” repite en un estribillo donde describe el amor que profesa como un espacio seguro.

Easy

Desde Carefully, Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato deja a un lado las adicciones y trastornos alimentarios para centrarse en cuestiones ligadas a las relaciones de pareja.

Como consecuencia, conecta ligeramente con el dueto junto a Ariana Grande, pero desde una dimensión más profunda, al mismo tiempo que desligada de los problemas personales más famosos de Lovato. Ella no es solo sus enfermedades.

Así, en la contenida y emotiva balada Easy (interpretada junto a Noah Cyrus), trata lo doloroso que es fingir estar bien cuando se rompe con alguien.

Noah Cyrus participa en Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato

Demi Lovato y Noah Cyrus en los Grammy 2019 (foto: Latestly).

15 Minutes

En torno a 8 meses, ese es el tiempo que duró la relación de pareja que unió a Demi Lovato con Max Ehrich. Se prometieron en julio y, a finales de septiembre, Lovato rompía el compromiso.

Ahora, mediante una original (aunque más discreta que las que la preceden) composición, salpicada de toques house, que remite a Taylor Swift y a la Anastacia de Freak of Nature (2001), revela que le dejó porque intuía que solo buscaba sus 15 minutos de fama.

My Girlfriends Are My Boyfriend

Dua Lipa lo practicó en Pretty Please, Selena Gomez en People You Know, Charlie Puth en I Warned Myself , Tove Lo en Passion and Pain Taste the Same When I’m Weak o Natalia Lacunza en Tarántula. ¿Adivináis qué sucede en la décimo quinta pista de Dancing with the Devil… the Art of Starting Over?

En efecto, en My Girlfriends Are My Boyfriend, Lovato emula a Billie Eilish y de forma muy satisfactoria, junto a la rapera y compositora Saweetie. Juntas interpretan una canción sobre los verdaderos amores de su vida: sus amigas.

California Sober

Ser una persona california sober implica que ha dejado de consumir drogas y alcohol, pero que se permite fumar marihuana. En el marco de la etapa the Art of Starting Over de Demi Lovato, significa cumplir con la definición oficial y “beber con moderación“.

Esta manera en la que Lovato ha adaptado el concepto confirma algo que reconocía en el documental: no está recuperada del todo. Sin embargo, ello no significa que se encuentre estancada, sino que está probando un nuevo camino para no repetir la dinámica de curación-recaída de los últimos 10 años.

En consecuencia, California Sober relata que se está centrando en no obsesionarse con la perfección, en cambiar el agotador control mental por la libertad de buscar la libertad y lo más importante de todo, dejar de maltratarse.

Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato y los complejos

Demi Lovato parece la persona más segura de sí misma, pero las letras de sus canciones revelan que, en su mente, se enfrenta a los mismos complejos y auto-odio que la mayoría de la población (foto: Glamour vía el Facebook de la artista).

Desde el punto de vista musical, California Sober vuelve a dejarse seducir por el indie rock en lo que supone otro momento más discreto dentro del álbum, aunque superior a 15 Minutes, que recuerda a la estructura de California King Bed de Rihanna.

Mad World

Everybody Wants to Rule the World, Change, Shout o Mad World son canciones míticas de Tears for Fears y clásicos atemporales de la historia del pop.

Siempre resulta un placer escucharlas y la adaptación de Mad World incluida en Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato no es una excepción.

Butterfly

En el álbum Unbroken (2011), Demi Lovato incluyó el tema For the Love of a Daughter. Comparado con Confessions Of A Broken Heart (Daughter To Father) de Lindsay Lohan, visibilizaba una infancia marcada por las discusiones familiares y la posterior casi inexistente relación de Lovato con su padre alcohólico.

Patrick Lovato murió en junio de 2013, un mes difícil para Lovato desde entonces. Después de todo, ella arrastraba la culpa de haber caído en la adición que le recriminaba en For the Love of a Daughter.

Una década después de la citada canción, con la acústica y cuca Butterfly, vuelve a hablar de su padre. No obstante, esta vez desde un prisma diferente y resiliente, parecido al de Father (Confident). Si la vida de Patrick estuvo marcada por las mentiras, la de Lovato, por la honestidad.

De lo malo, ella ha sacado lecciones de vida. Ya no hay rencor, tampoco justificación, pero sí perdón y agradecimiento. Eso sí, no por la horrible experiencia, sino por cómo ha conseguido gestionarla.

Demi Lovato no es como su padre, pero no por rechazarle. No, Demi Lovato no es como su padre porque, pese al dolor, ella prefiere la naturalidad que proporciona la sinceridad.

Good Place

A un sector del público le molesta escucharlo, pero Lovato ha pasado por multitud de experiencias traumáticas. Hay gente que piensa que algunas vidas quedan marcadas por un acontecimiento doloroso, pero que si se habla de 2, 3, 4… te lo estás inventando, quieres llamar la atención o mercadear con ello.

Esas personas desconocen que los trastornos, adicciones, depresiones… suelen tener un origen común, que la respuesta humana a ello suele ser similar en todos los casos: buscar validación a través del sexo, querer mitigar el dolor con alcohol u otras sustancias, desarrollar personalidades perfeccionistas con las que la mente repite el maltrato recibido…

Por eso, existen personas que han vivido o viven bullying, abusos sexuales, violaciones, maltrato familiar, TCA, drogodependencia, depresiones, ansiedad. Sí, todo junto o muchos de esos padecimientos.

Demi Lovato es una de esas personas, pero parece que a la gente le molesta que otra gente haya sufrido “más”. Por ello, se cree en la obligación de emitir juicios de valor y, sobre todo, se atreve a criticar o censurar que se hable de ello con naturalidad. Bastante pasamos para que, luego, no podamos mostrar lo que consideremos oportuno.

Ahora, Lovato se encuentra en un lugar mejor y nos lo cuenta con la proximidad e intimidad que los ritmos acústico-folk inspiran. Y… a quien no le guste, que cierre la puerta al salir.

Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato y la serenidad

Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato también representa la serenidad asociada al auto-conocimiento.

I Love Me

Con Good Places, concluye la edición estándar de Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato. De esta manera, I Love Me marca el comienzo de estos packs de lujo tan habituales en la era del streaming: los que buscan arañar mejores posiciones en lista con sencillos antiguos y exitosos… a costa de sacrificar el concepto.

Recientemente, por ejemplo, lo hemos visto con los últimos discos de Ellie Goulding y Nick Jonas para paliar el poco interés que los proyectos habían suscitado.

Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato y aceptar el pasado

The Art of Starting Over de Demi Lovato también significa reconciliarse con el pasado. Como muestra, el homenaje a sus inicios con la banda Jonas Brothers en Camp Rock (2008) o ese momento ambulancia en el que parece transmitir que se ha perdonado por la sobredosis.

Por suerte para Lovato, dado que los mensajes de empoderamiento son habituales en su carrera, los 3 añadidos no desentonan del todo.

De ellos, el que más esencia de Dancing with the Devil… the Art of Starting Over contiene es este I Love Me. De hecho, aunque ahora haya sido relegado, fue publicado como sencillo del álbum.

Similar a la Taylor Swift popera-hiphopera (Red en adelante) y dotada de la luminosidad de esta misma en ME! de Lover, la más r&b/pop-soul I Love Me trata sobre dejar atrás el body shaming dictado por los medios, así como la autodestrucción a la que conducen las dañinas comparaciones con otras personas.

OK Not To Be OK

Ni I Love Me, ni I’m Ready (orgulloso sencillo de Sam Smith, metido en Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato), ni OK Not To Be OK han sido éxitos masivos, pero los 3 han superado la barrera de los 100 millones de reproducciones en Spotify.

Del mismo modo que el dinero llama a más dinero, el éxito de rebasar los 100 millones en la plataforma invita a escuchar las canciones que pasan esa marca. Después de todo, si gustan a muchas personas, serán buenas, ¿no?

No necesariamente, pero con ello juegan las discográficas

Tanto I Love Me como I’m Ready encajan con el mensaje, géneros musicales y calidad de Dancing with the Devil… the Art of Starting Over, pero eso no ocurre con la disco OK Not To Be OK.

Esta colaboración con Marshmello quiere acabar con el estigma de la depresión y las ideas suicidas: es normal y natural tenerlas cuando se está muy mal. No obstante, falla en el campo de calidad.

The Art of Starting Over de Demi Lovato y Marshmello

OK Not To Be OK ha acabado dentro de The Art of Starting Over de Demi Lovato.

No es mal tema, pero se encuentra a años luz del nivel del álbum. Esto diluye el concepto porque la rentabilidad es lo que mueve a los sellos, pero no debería de hacerlo en detrimento de la credibilidad de su artista.

Porque sí, la estrategia de arañar streams, al final, solo perjudica al último eslabón. Demi Lovato, en este caso.

Veredicto para Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato

1 – Mensaje similar en la última década

En su fatídico 2018, Demi Lovato colaboró con Christina Aguilera en Fall In Line. La unión de ambas prometía a muchos niveles y, dada la buena racha comercial de Lovato con Tell Me You Love Me, Aguilera podía aspirar a recuperar el impacto en listas anterior a Not Myself Tonight (2010).

Sin embargo, el dueto sufrió una gélida acogida comercial y de escuchas. En este sentido, cuando están a punto de cumplirse los 3 años de su lanzamiento, solo registra 62,3 millones de streams en Spotify.

Amistad de Christina Aguilera y Demi Lovato

A Christina Aguilera y Demi Lovato les unen muchas experiencias, Fall In Line y el talento, además de una bonita amistad (foto: Music Mundial)

¿Qué pasó?

Es un misterio, pero, tal vez, jugó en su contra la sensación de que Aguilera lleva atrapada en el mismo mensaje desde Stripped (2002), con la leve salvedad de Back to Basics (2006).

Con mismo, nos referimos a mensaje calcado, es decir, a ausencia de evolución en 20 años.

En menor medida, Demi Lovato lleva desde 2011 hablando de empoderamiento, autoestima, superación personal, adicciones… Sí, puede cansar, pero lo cierto es que no nos lo cuenta de la misma forma.

Ni Demi, ni Confident, ni Tell Me You Love Me, ni Dancing with the Devil… the Art of Starting Over son un intento de Unbroken 2.0. Vemos crecimiento emocional en cada uno de ellos y más humor y autoconocimiento.

Menos mensajes reactivos de “aquí estoy yo frente a frases de mierda” y más “esta soy yo, con mis defectos, mi carácter complicado, mis complejos, tratando de vivir lo mejor posible con ellos”.

Además, Justin Bieber, Ed Sheeran, Bruno Mars, The Weeknd… llevan toda su carrera o muchos álbumes hablando de lo mismo. También provocan pereza en parte del público, pero esa sensación no deposita sobre sus hombros la carga de “pesada que siempre está con la misma historia y que solo sabe sacar dinero de ella”.

2 – El control de la narrativa

En junio de 2018, Lindsay Lohan declaraba al New York Times que su pasado estaba en el pasado y que la gente tenía que superarlo de una vez por todas. Esos años turbulentos quedaron atrás, ya no existen en el presente, pero la gente se aferra a ellos.

Así, su nombre sufre el estigma de una adolescencia y primera juventud marcadas por las adicciones y unos medios de comunicación sedientos de morbo, que destrozaron su carrera y reputación.

Demi Lovato defiende a Lindsay Lohan

En noviembre de 2012, Demi Lovato se adelantó a lo que ahora está ocurriendo con Britney Spears y, en menor medida con Lindsay Lohan y, en Twitter, recriminó a Perez Hilton y al público el trato denigrante hacia Lohan por su última detención (fotos: Getty Images).

Demi Lovato saltó a la fama en 2008 con Camp Rock. En su primer disco, la canción La La Land trataba el escrutinio mediático, así como los intentos de Hollywood por cincelar su esencia.

Ese acoso mediático, sin llegar a la intensidad del que atosigaba a Lohan, ha continuado. Este es uno de los puntos que une sus trayectorias, al igual que contar con canciones-avisos que nadie se tomó en serio y un pasado de adicciones.

A Lohan le destrozó la carrera y el estatus de artista respetada. A Lovato, no, pero vive en un mundo en el que los medios no van a soltar su pasado. Por tanto, ¿por qué no tomar las riendas del mismo?

3 – Demi Lovato no juega en la liga de Madonna, Lady Gaga o Beyoncé

A menudo, se le echa en cara a Demi Lovato que “siempre esté con lo mismo” y que, casualmente, toque determinados temas cuando tiene un trabajo que promocionar.

Sí, en general, ocurre, pero ¿y qué? ¿Acaso hablar abiertamente de sus problemas ha hecho de Demi Lovato una artista de ventas multiplatino? No, su espacio suele ser el de impacto importante en sencillos y buenas posiciones para sus álbumes, que alcanzan cifras aceptables.

Hasta la fecha, Estados Unidos es su principal mercado. Allí, sus trabajos más vendidos (Unbroken, Don’t Forget y Here We Go Again) no han llegado a las 600.000 copias y, por tanto, solo poseen la certificación Oro (Wikipedia baña de Platino Unbroken, pero el dato es incorrecto).

La reafirmación personal es the Art of Starting Over de Demi Lovato

La reafirmación personal es el mecanismo detrás de the Art of Starting Over de Demi Lovato.

De los otros 3, Confident y Tell Me You Love Me recibieron el Platino, pero no por unidades vendidas, sino por puntos de streaming.

Ambos se mueven en cifras similares a las de Ariana Grande en Sweetener y Thank you next porque vivimos en la era de Spotify, pero las diferencias de popularidad y concepto de éxito sitúan a Lovato en una posición que no ha sido nunca la de las más grandes.

Entonces, si está comprobado que Lovato tiene un público, más o menos fiel, que la mantiene en una envidiable estabilidad comercial “hablando siempre de lo mismo”, ¿por qué, cada vez que saca un álbum, empieza el machaque con que es monotemática?

4 – Conclusión final sobre Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato

Para su séptimo trabajo discográfico, Demi Lovato ha apostado por continuar y perfeccionar la dirección r&b-soul-pop de Tell Me You Love Me. Con ello, ha acertado de lleno y, también, firmado/publicado algunas de las mejores canciones de su carrera:

  • Anyone
  • The Art of Starting Over
  • The Way You Don’t Look at Me
  • Melon Cake
  • Met Him Last Night
  • What Other People Say
  • Carefully
  • The Kind Of Lover I Am
  • Dancing With The Devil
  • My Girlfriends Are My Boyfriend

Al mismo tiempo, coquetea con otros géneros musicales, pero sin desvirtuar la esencia del que ya es la nueva cumbre creativa de toda su trayectoria.

Además, como en el álbum anterior, muestra un importante control vocal, por lo que sus temas son mucho más que medios para demostrar que posee una gran voz. Así, los poderosos y crudos mensajes que transmite Dancing with the Devil… the Art of Starting Over de Demi Lovato tocan aún más hondo.

Otra vez vuelve a abrirse en canal en las letras, pero en esta ocasión de la manera más madura hasta el momento. No está curada, no es perfecta, lo asume y lo comparte con la honestidad de alguien que quiere evitarle a otras personas experimentar un infierno que, para ella, tal vez nunca se vaya del todo.

4 comments

  1. Antique 6 abril, 2021 at 19:47 Responder

    Melon Cake, The Art Of Starting Over, My Girlfriends Are My Boyfriend y la colaboración con Ariana me flipan. Ojalá y grave buenos vídeos para ellas. ¡la era DWTDTAOSO necesita singles cañeros!!

    • Víctor Berzal de Miguel 6 abril, 2021 at 20:28 Responder

      Pues sí, ojalá. Imagino que la discográfica aprovechará el tirón del dueto con Ariana Grande. Aunque, por temática y coherencia con el álbum, quedaría mejor The Art Of Starting Over (en contraposición de Dancing with the Devil) o Melon Cake (por cambiar un poco el tema). También estaría bien que The Kind Of Lover I Am fuera sencillo. Ya iremos viendo 🙂

Responder a Antique Cancelar respuesta

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Domóticas Integradas, SL
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: revistaculturadiversa@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies