Crítica de Thank You de Meghan Trainor

Thank You, ¿un homenaje a Britney Spears?

El pasado 13 de mayo, se puso a la venta Thank You, el quinto disco de Meghan Trainor, aunque el segundo desde su salto al estrellato. Precedido por los sencillos No y Me Too, llega 16 meses después de Title, el álbum que contenía sus éxitos All About That Bass y Lips Are Moving. Tras el doo-wop, ¿se ha entregado Trainor al sonido de los 2000? Lo desvelamos, a continuación, en nuestra crítica de Thank You.
 
Crítica de Thank You de Meghan Trainor
Portada de Thank You, el nuevo disco de Meghan Trainor.

Un feminista salto a la fama gracias a All About That Bass

Hace prácticamente 2 años, en el verano de 2014, se lanzaron 2 canciones a favor de las curvas femeninas: Anaconda de Nicki Minaj y All About That Bass de Meghan Trainor.

Ambas fueron un éxito, pero la que se llevó la palma fue la de, hasta ese momento, desconocida Trainor. Llegó al número 1 en 19 países y, según los datos de Mediatraffic, entre 2014 y 2015, el tema vendió en torno a 9 millones de copias mundiales.

Tras All About That Bass llegó Lips Are Moving, otra composición que seguía la línea doo-wop de su antecesora. A pesar de quedar lejos de las millonarias cifras de All About That Bass, el éxito de este single permitió a Meghan Trainor sacudirse la etiqueta de artista One Hit Wonder.

¿Cómo era Title?

En enero de 2015, Trainor publicó Title, su cuarto disco de estudio, aunque el primero con discográfica.

Se trataba de un trabajo compuesto por 16 canciones que discurrían, la mayoría con gran acierto, por pegadizos ritmos soul, doo-wop o r&b a los que, en ocasiones, se les añadía alguna dosis del pop de los 60 y hip hop.

En cuanto a las temáticas, Title abordaba el empoderamiento femenino y, también, los típicos problemas de la adolescencia y primera juventud.

Desde enero hasta diciembre, Title vendía casi 2 millones de copias en todo el mundo y se convertía en el séptimo álbum más exitoso de todo 2015.

La era Thank You

Crítica de Thank You de Meghan Trainor
Con No, Meghan Trainor estrenaba nueva imagen, más urbana.

Poco más de 2 semanas después de ganar el Grammy a Artista Revelación, Meghan Trainor lanzaba No, el primer sencillo de su nuevo disco Thank You.

Con esta canción, la cantante se alejaba del sonido doo-woop de sus anteriores temas y abrazaba el r&b/dance pop, que Britney Spears, NSYNC, Destiny’s Child o Christina Aguilera popularizaron desde finales de los 90 hasta los primeros años del siglo XXI.

Eso sí, antes que Trainor, Lady Gaga reivindicaba este sonido, de forma sutil, en Beautiful, Dirty, Rich del álbum The Fame, 2008:

A pesar de ese importante cambio de estilo, No se ha convertido en el segundo tema mejor posicionado de Trainor en las listas estadounidenses (top 3). Además, ya es, según Mediatraffic, la vigésima composición más vendida de 2016 con más de 2 millones de copias despachadas en todo el mundo.

Pasados 2 meses, se dio a conocer Me Too, el segundo sencillo de Thank You. Se trata de otra canción alejada del sonido de Title que, en este caso, se interna en un dance pop muy similar a Trouble For Me, Scream & Shout y Work Bitch de Britney Spears:

A diferencia de No, Me Too está experimentando un tibio recibimiento comercial y, de momento, es el único sencillo de la cantante que se ha quedado fuera del top 20 de Estados Unidos o del top 100 de Reino Unido.

En Youtube, el videoclip ni siquiera ha superado la barrera de los 45 millones de visionados, lo que le convierte en el único, a excepción de Better When I’m Dancin’, que no llega a los 200.

La promoción de Thank You más allá de No y Me Too

Durante los 2 meses que separan el lanzamiento de los citados singles, Trainor ha publicado otros 4 adelantos de Thank You:

  • Watch Me Do
  • I Love Me
  • Better
  • Mom

Cada uno aborda un género musical diferente y hacía presagiar que el nuevo disco de la artista carecería de cohesión estilística. El disco fue publicado el 13 de mayo y ¿confirmaba esas conjeturas?

Crítica de Thank You, canción a canción

Crítica de Thank You de Meghan Trainor
Meghan Trainor en el videoclip de No.

El álbum cuenta con 12 canciones en su edición estándar, 15 en la de lujo y 17 en la internacional. Se abre con Watch Me Do, un elegante corte de r&b/hip hop al más puro estilo Christina Aguilera.

Tras los mencionados 2 singles, llega el turno de la preciosa Better, una de las mejores composiciones de todo el disco y la primera reggae de la carrera de Trainor.

Después de la bonita, pero olvidable balada a ukelele Hopeless Romantic, se encuentran otros 2 momentos cumbre del álbum: I Love Me y Kindly Calm Me Down. La primera aborda un r&b/soul de aires retro y ecos góspel y la segunda es una emocionante balada de tintes épicos.

Mismo patrón, pero un mal acabado

Tras Kindly Calm Me Down, suenan Woman Up, Just a Friend to You y I Won’t Let You Down, que comparten el dudoso honor de ser lo peor de Thank You:

  • Woman Up sigue la estela r&b/dance de No, aderezada de reggaetón
  • Just a Friend, la semi acústica de Hopeless Romantic
  • I Won’t Let You Down, la reggae de Better

Sorpresas agradables en Thank You

En Dance Like You Daddy vuelve a aparecer la Meghan de All About that Bass y, en Champagne Problems, desaparece por completo al abrazar el tropical house tan de moda en la actualidad, gracias a Kygo y Majoz Lazer.

La edición de lujo parece un resumen de los géneros musicales abordados en Thank You. Por un lado, la fiel a sus inicios en Mom, un dueto con su madre.

Por otro, la que explora los ritmos reggae y folk americano en Friends y, por último, la Trainor más alejada de sí misma en la hiphopera y tropical Thank You.

Debido a ello, sorprenden tanto las geniales Goosebumps y Throwback Love, las 2 últimas canciones de la edición internacional del álbum, ya que la artista se entrega, de nuevo, a los ritmos retro de su debut y coquetea, además, con el rockabilly.

Crítica de Thank You: el veredicto

Cuando Meghan Trainor anunció el lanzamiento de su nuevo álbum, avisó de que se alejaría del sonido de Title para mostrar una cara diferente de sí misma.

Además, añadió que el nombre escogido, Thank You, era un mensaje de agradecimiento para sus fans, dado que la han convertido en la estrella que es.

Trainor cumple en lo que se refiere al último punto y a medias con lo prometido sobre el cambio de estilo

Thank You aglutina diferentes géneros musicales, tanto nuevos en su trayectoria (tropical house, folk, dance o balada épica) como ya explorados en Title (soul, doo-woop o hip hop), lo que se traduce en un álbum deslavazado.

De hecho, peca de lo mismo que My Everything de Ariana Grande o Delirium de Ellie Goulding, incluye un amplio abanico de estilos musicales para ver cuál da la campanada.

A Grande le funcionó, a Goulding, no y a Trainor está por ver. Aunque, a tenor de las cifras de ventas registradas la primera semana y el hecho de no haber conseguido repetir ninguno de los 6 tops 1 que lograba Title, lo va a tener complicado para movilizar al mismo número de fans al que va dirigido este disco.

Ventas mundiales primera semana de Title vs Thank You, según Mediatraffic.

Leave a reply

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Domóticas Integradas, SL
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: revistaculturadiversa@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies