Rosa de la película de La Bella y la Besitia

Crítica de la nueva película de La Bella y la Bestia de Disney

Tras casi tres años después de haberse anunciado, el pasado 17 de marzo se estrenaba en todo el mundo la adaptación en imagen real que Disney ha hecho de la película de La Bella y la Bestia de 1991. La cinta, protagonizada por Emma Watson, Dan Stevens y Luke Evans, es el cuarto remake de clásicos que los estudios Disney realizan desde 2014, cuando se estrenó Maléfica.

bella y bestia son de película la bella y la bestia

El famoso baile entre Bella y Bestia.

En un único fin de semana, esta nueva película de La Bella y la Bestia, la primera que cuenta con un personaje declarado gay por los estudios, ha recaudado 350 millones de dólares en todo el mundo.

Elenco de esta nueva adaptación de la película de La Bella y la Bestia

-Emma Watson (saga Harry Potter, The Bling Ring o Regresión) es Bella:

-Dan Stevens (Downton Abbey) es la Bestia y el príncipe Adam:

-Luke Evans (saga El Hobbit) es Gastón:

-Ewan McGregor (Trainspotting, Moulin Rouge o La Isla) es Lumière:

-Ian McKellen (X-Men, El Señor de los Anillos o El Hobbit) es Din Don:

-Emma Thompson (Howard Ends, Sentido y Sensibilidad o Lo que queda del día) es la Sra. Potts:

-Kevin Kline (La decisión de Sophie, Chaplin o A Prairie Home Companion [junto a Lindsay Lohan]) es Maurice, el padre de Bella:


-Josh Gad (2012, Frozen o Angry Birds) es Le Fou, el amigo inseparable de Gastón y primer personaje abiertamente gay de Disney:

gay de la película de la bella y la bestia

-Audra McDonald, cantante y actriz alemana, es Madame de Garderobe, el armario de la habitación de Bella:

En esta película de La Bella y la Bestia, en su versión humana, es la cantante de ópera del castillo.

-Gugu Mbatha-Raw (Doctor Who o Black Mirror) es Plumette:

-Nathan Mack es Chip, el hijo de la Sra. Potts:

-Stanley Tucci (Desmontando a Harry, El diablo viste de Prada o Los Juegos del Hambre) es el Maestro Cadenza, el compositor del castillo y, en su “forma mobiliaria”, un clavicordio. Aunque se anuncia como un personaje original creado para esta nueva película de La Bella y la Bestia, lo cierto es que en La Bella y la Bestia 2, ya sale un personaje similar: Forte. Eso sí, sus personalidades son radicalmente opuestas.

-Hattie Morahan (Mr. Holmes) es la Hechicera:

-Adrian Schiller es Monsieur d’Arque, el dueño del manicomio:

Monsieur d'Arque película de la bella y la bestia

¿Qué nos ha parecido la película de La Bella y la Bestia?

Sinceramente, innecesaria. Un remake tiene sentido si aporta algo nuevo y, aunque, en esta nueva versión de la película de La Bella y la Bestia se ahonde algo, aunque mínimamente, en la infancia de Bella y Bestia y se muestre un poco más sobre el proceso de enamoramiento, la mayor parte del guión es idéntico a la versión de 1991.

Cuadro de la familia del príncipe Adam. De izquierda a derecha, Henry Garrett es el Rey y padre del príncipe Adam, Rudi Goodman es el príncipe de niño y Harriet Jones es la Reina y su madre.

De hecho, la mayoría de los añadidos son bastante insultantes para el público porque están ideados para que quede totalmente claro por qué Bella es desgraciada en el pueblo o que Bestia está enamorado de Bella. A este respecto, si os encantaba La Bella y la Bestia de 1991, pero no tanto los musicales, tenemos una mala noticia, hay más canciones y todas dejan la trama muy masticadita para que no utilicemos el cerebro.

Eso sí, a pesar de ello y de algún que otro diálogo o estrofa de canción de vergüenza ajena, este remake consigue emocionar en los mismos momentos que la original y resulta interesante y agradable de ver.

Entre las novedades de esta nueva película de La Bella y la Bestia, se encuentran, además de las ya citadas, nuevos personajes, mayor importancia de las rosas en la trama, más detalles de la vida de los habitantes de la aldea y el castillo y, sobre todo, la presencia del primer personaje anunciado como gay de Disney, del que os hablamos en el siguiente apartado.

No soy tu chiste

Hace casi tres años, hice un curso de interpretación. Yo aún estaba dentro del armario y, cuando la anécdota que estoy a punto de contar tuvo lugar, faltaban pocas semanas para que iniciara mi camino de aceptación. Recuerdo que, un día, el profesor nos dividió en parejas y nos dio unas separatas (fragmentos de guiones) de diferentes películas. A mi pareja y a mí nos tocó Philadelphia. Mi compañero sería Joe Miller y yo, Andy Beckett.

película Philadelphia

Andy Beckett es un personaje gay. Recuerdo que, como chico joven con homofobia  y cierto victimismo interiorizados, que me tocase ese papel me sentó fatal. Una de las escenas es un enfrentamiento entre estos dos hombres donde mi personaje se enfada muchísimo. Recuerdo que, al ensayarla, el resto de compañerxs se giraron impactados porque me salía muy bien. No interpretaba del todo, sino que dejaba salir sentimientos reprimidos, sobre todo, rabia.

Eso sí, yo, desde el primer momento, tuve claro que no iba a exagerar/afeminar mis andares ni mi voz porque ninguna de esas cosas te convierte en gay (en eso estaba de acuerdo el profesor). Sin embargo, él también nos dijo que, cuando en un casting, te encontrabas con que tenías que interpretar a un hombre homosexual, lo normal era mostrar el arquetipo para dejar claro que estabas interpretando porque si no, ¿cómo podría notarse?

Sé que lo que voy a decir a continuación puede parecer tremendamente contradictorio respecto a mi discurso habitual de “tengo pluma y me encanta“, “el colectivo LGTB es diverso” o “muchxs no somos iguales a lxs heterosexuales, ni lo pretendemos”, pero no todxs lxs gays son afeminados, ni a todxs “se les nota”, ni, desde luego, ese amaneramiento existe con el único objetivo de servir de recurso cómico.

Pues bien, en esta nueva película de La Bella y la Bestia, Le Fou es gay, afeminado (lanzo la siguiente pregunta “¿por qué debe notarse que es gay?”) y, prácticamente, todo lo que dice o hace está concebido para que instantáneamente el público rompa a reír.

Mi reacción, cada vez que Le Fou hacía algo súper típico y discriminatorio que dejase claro que es gay (disculpad el lenguaje). Fuente: Blancabrona.

No estoy defendiendo que en películas para todxs lxs públicxs se muestre una imagen de “gay al que no se le nota y no resulta incómodo al heteropatriarcado”, sino simplemente que se conciba que lxs gays podemos ser de muchas maneras, también como este Le Fou, pero nunca un simple recurso cómico.

Siempre defiendo la idea de que la visibilidad es buena, pero estamos en 2017, no en 1980 o 1990, cuando todavía éramos enfermxs para la OMS. Es muy triste que sea noticia que Disney ose (nótese la ironía) incluir un personaje homosexual en una película para niños, pero lo que es aún más deprimente es cómo nos muestran. Aunque, bueno, hay lugar para el optimismo porque, al menos, Le Fou no está desequilibrado.

El caso es que, cada vez que aparecía Le Fou y toda la sala soltaba carcajadas, venía a mi mente la campaña venezolana de 2013 “No soy tu chiste“. Las ilustraciones de dicha campaña en favor de la visibilización del colectivo LGTB, del artista y activista Daniel Arzola, muestran a personas que representan a cada una de las letras, pero ya que, en esta película de La Bella y la Bestia el anunciado personaje LGTB es gay, os dejo con las que contienen mensajes sobre la realidad gay:

 

TagsDisney

Leave a reply