Crítica Madame X de Madonna canción a canción

Madame X de Madonna canción a canción

Por primera vez en 21 años, la Reina del Pop ha conseguido publicar un álbum sin sufrir filtraciones de su contenido. Presentado por los sencillos oficiales Medellín (junto a Maluma) y Crave (con Swae Lee) y los promocionales I Rise, Future y Dark Ballet, Madame X de Madonna llega más de 4 años después del interesante Rebel Heart, pasado un mes de su polémica actuación en Eurovisión 2019 y rodeado de unas expectativas medio-altas tras el estreno del vídeo de Dark Ballet.

Crítica Madame X de Madonna

Una de las portadas de Madame X de Madonna, claramente inspirada en Frida Kahlo.

Según la Reina del Pop, Madame X es un álbum conceptual sobre la espía del mismo nombre, que viaja por todo el planeta (con diferentes identidades), cuya misión consiste en luchar por la libertad y llevar la luz a los lugares más castigados. Por eso, Madame X es docente, estudiante, cantante, jinete, santa, monitora de chachachá o prostituta.

Además de con el loable propósito que mueve a esta agente secreta, Madame X de Madonna se ha anunciado como un trabajo muy influido por el fado portugués (la artista reside en Lisboa desde 2017) y el kuduro angoleño.

Ninguno de los adelantos del disco se sumerge en estos géneros musicales, por lo que ¿cumplirá la cantante con lo prometido? Os lo contamos a continuación.

Madame X de Madonna crítica

Las diferentes identidades adoptadas por Madame X (fuente foto: Twitter de Madonna).

Crítica, canción a canción, de Madame X de Madonna

Medellín

Se trata de un corte difícil de digerir. Durante las primeras escuchas, parece una canción fallida. La razón de ello reside en que el primer sencillo de Madame X de Madonna se divide en 2 partes muy diferenciadas entre sí: las estrofas de la cantante y todo aquello situado entre lo que canta Maluma y los “one, two, cha, cha, cha” de ambos.

Sobre todo, al principio, da la impresión de que Medellín está conformado por 2 canciones mal empastadas. A medida que se suceden las escuchas, aunque el cambio de tempo tras las estrofas de Madonna siempre es brusco, esa sensación se difumina y permite disfrutar de los ganchos del tema, como los citados “one, two, cha, cha, cha” y los “ven conmigo let’s take a trip”.

El gran riesgo que supone Medellín

Independientemente del acabado del single, es digno de aplauso que, aprovechando el furor de estos años por la llamada música latina, Madonna haya apostado por un reggaetón como carta de presentación de su disco. Hasta la fecha, otres grandes de la industria (Justin Bieber, Beyoncé o Katy Perry) se han sumado a temas reggaetoneros, sí, pero nadie se ha llevado este estilo a un álbum propio.

Medellín no es un reggaetón puro (las estrofas de Madonna nos retrotraen a la era Ray Of Light), pero eso no quita la valentía de la Reina del Pop al sumarse-integrarse (que no apropiarse), como artista principal, en un género todavía denostado y reservado solo para colaboraciones “divertidas” en los casos ya mencionados.

Por todo ello, después de muchas escuchas, la primera colaboración de Madonna y Maluma es un sí rotundo, pero si el sonido reggaetonero descoloca, siempre se puede recurrir al fantástico Set Me Free Remix de Offer Nissim, que lleva Medellín al techno:

Dark Ballet

Debido a que a Medellín haya que dedicarle horas y, también, a que I Rise, Crave y Future recordaran demasiado a los momentos menos inspirados o más urban de Rebel Heart, el interés por Madame X de Madonna fue disminuyendo conforme se acercaba la fecha de su publicación.

Lo único que permitía mantener la esperanza de un álbum notable eran las impresiones generales de aquelles periodistas que habían podido escucharlo (trabajo intenso, genialidad o lo mejor está en disco). Poco más de una semana después de conocerlas, Madonna publicaba la canción y el videoclip de Dark Ballet y las expectativas por Madame X se recuperaban.

La música e historia en Dark Ballet

Este último adelanto de Madame X de Madonna comienza como una delicada y empoderadora (“puedo vestirme como un chico o una chica, ahórrate tus bonitas palabras porque no estoy preocupada”) balada a piano.

De forma progresiva, se suma un acompañamiento de cuerdas y una base hip hop, que se interrumpen con un inquietante solo de piano al que le sigue ¡un minué vocodizado de El Cascanueces de Tchaikovsky!

Sí, como con el pre-estribillo de Medellín, la irrupción del minué descoloca al principio, pero transcurridas unas escuchas, Dark Ballet no puede concebirse sin:

Crítica Madame X de Madonna Juana de Arco

Madonna se funde con Juana de Arco en el minué vocodizado de Dark Ballet (foto: elaboración propia con captura de la película La Pasión de Juana de Arco, 1928, y otra procedente del vídeo de Crave de Madonna).

Al terminar, una Madonna sin vocoder recita que elles (les opresores del mundo) son muy inocentes porque piensan que no estamos al tanto de sus crímenes. Claro que los sabemos, pero no hacemos nada porque aún no estamos preparades para reaccionar.

Además, continúa, “la tormenta no está en el aire, sino en nuestro interior”. Madonna quiere hablar de la soledad, “pero se está haciendo tarde” y, tras preguntar “¿no oyes que el viento comienza a soplar?”, finaliza Dark Ballet cantando, de nuevo, “It’s a beautiful life”, impregnado de un significado muy diferente a los del inicio de la canción.

Dark Ballet, un tema abierto a múltiples interpretaciones

En principio, al igual que hacían Miss Caffeína en la reciente Planta de Interior, Dark Ballet trata el tóxico funcionamiento de la redes sociales (acoso, linchamientos…) y las críticas que la Reina del Pop recibe por cómo las utiliza, sobre todo, Instagram.

Eso sí, como la letra es tan completa, irónica y, a la vez, enigmática, la segunda canción de Madame X de Madonna también se entiende como una oda a ser diferentes, a no adaptarnos a las normas del “bello” mundo, aquellas que solo sirven para oprimir.

La Reina del Pop afirma que nunca encajó en esta jaula, del mismo modo que parece no encajar en las redes o con su discurso, a tenor de las críticas que recibe, por ejemplo, al visibilizar la sexualidad femenina más allá de los 50 años.

Dark Ballet contiene, además, un aviso a navegantes: les oprimides, tarde o temprano, reaccionaremos ante las injusticias con las que tragamos y, entonces, se armará una buena.

Del yo al nosotres: el videoclip de Dark Ballet

Todo lo anterior se mantiene vigente al ver el vídeo de Dark Ballet, pero con matices. Por ejemplo, ya no queda tan claro que Madonna sea una suerte de Juana de Arco de nuestro tiempo, sino Mykki Blanco, activista y artista estadounidense que recibe multitud de discriminaciones por ser queer, afroamericane, seropositive y rapere perteneciente al colectivo LGTBIQ.

Madame X de Madonna Dark Ballet Mykki Blanco queer VIH explicación

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Juana de Arco con un crucifijo (película La Pasión de Juana de Arco), Mykki Blanco con otro, vestido con un body similar al sujetador de conos de Madonna, en el Santuario de Nuestra Señora del Cabo Espichel (Sesimbra, Portugal, una de las 2 localizaciones del videoclip. La otra es el Monasterio de Batalha) y su cita al final del vídeo: “he caminado por esta tierra como negre, queer y seropositivo, pero ninguna transgresión contra mí ha sido tan poderosa como la esperanza que que vive en mi interior.”

Mykki Blanco arde al final de Dark Ballet y, con ello, pone de manifiesto cómo a lo largo de la historia la diferencia y la disidencia han sido y siguen siendo perseguidas, pero que esto algún día terminará y las personas oprimidas reclamaremos lo que es nuestro.

God Control

Living For Love de Rebel Heart, sobre todo la demo filtrada, suponía una vuelta al sonido deep house noventero de Madonna (Deeper and Deeper, por ejemplo) y de un sinfín de artistas de la época. Sucedía un año después de que Kiesza triunfara con Hideaway y lanzara las también sobresalientes (aunque menos exitosas) Giant In My Heart, No Enemiesz y The Love.

Seguramente para evitar las comparaciones, la versión que Madonna publicó de forma oficial suavizaba la influencia deep house y la llevaba a un terreno eurodance (también propio de los 90, pero no vinculable con Kiesza).

Pasados 4 años de aquello, la tercera pista de Madame X de Madonna trae otra vez de vuelta el espíritu de los inicios de la última década del siglo XX. En este caso, God Control recupera elementos presentes en composiciones icónicas de la Reina del Pop, como el spoken word, el disco, el coro poderoso (en este caso, más operístico que góspel) y el eurodance.

Por tanto, puede decirse que God Control es una fusión y actualización, a nivel musical, de Like a Prayer, Vogue, Deeper and Deeper, What It Feels Like For A Girl y Sorry.

Respecto al plano lírico, este tema de Madame X de Madonna, que pide a gritos ser sencillo, realiza una profunda crítica a Estados Unidos: “todo el mundo sabe la verdad, la nación mintió, ¿qué haremos cuando despertemos?, no existen oportunidades para conseguir un trabajo digno, creo que entiendo el hecho de que nos hayamos rendido, sangre de inocentes derramada”.

Debido a que en God Control se repite, en sucesivas ocasiones, “we need to wake up”, es muy posible que el vídeoclip de este tema sea aquel, de gran carga política, que la Reina del Pop grabó a principios de marzo con drag queens. Lo anunció en su cuenta de Instagram y elle fotógrafe Luke Austin le comentó, entre otras cosas, la citada frase.

Future

Últimamente, estamos repitiendo a menudo que muchos sencillos o adelantos de álbumes generan indiferencia sueltos, pero cobran todo el sentido del mundo dentro de la secuencia de los mismos. Por ejemplo, lo dijimos del debut de Lola Indigo y, de nuevo, lo afirmamos con Future.

Cuando Madonna liberó esta colaboración con Quavos, la segunda entre ambes artistas tras Champagne Rosé (con Cardi B), la primera reacción fue que Future era el Unapologetic Bitch de Rebel Heart, ligeramente modificado para Madame X.

Sí, es un medio tiempo reggae como el de Rebel Heart, pero que en lugar de aderezarse con dance lo hace con trompetas y unos versos rapeados de Quavos. Y esto último es lo único criticable de la canción y que tanto perjudicó Bon Appétit de Katy Perry, (Witness, 2017): las palabras homófobas de Migos, la formación a la que pertenece Quavos.

En este caso,  las que dedicaron a iLoveMakonnen en 2017 afectan a medias, dado que la banda ya se disculpó. El problema reside en que en enero de 2018, Offset (parte de Migos) insultaba a las personas queer en un tema.

También pidió perdón o, más bien, dio una explicación muy cogida con pinzas sobre que escogió la palabra queer porque rimaba con otra, pero sin darle el significado opresor que SIEMPRE ha tenido (es un insulto reapropiado por el colectivo LGTBIQ), sino, simplemente, el de raro.

Nadie nace deconstruide, esto es cierto, pero sí resulta curioso que Quavos participe en el mismo álbum en el que se incluye Dark Ballet, en cuyo vídeo aparece una persona que bien podría ser objeto de críticas homófobas por parte de Migos, Mykki Blanco, también rapere, afroamericane y queer.

Aunque, resulta posible que la respuesta a esta paradoja resida en la misma letra de Future. Si Madonna canta que no todo el mundo tendrá cabida en el futuro porque algunas personas no están aprendiendo del pasado (esto puede ser una gran referencia al auge de la derecha fascista en Europa y Estados Unidos), tanto la Reina del Pop como Quavos están de acuerdo en compartir consejos y emociones positivas, ademas de en la importancia de abrir la mente para que la gente brille con su propia luz.

Batuka

La música kuduro prometida hace acto de presencia en la magnífica quinta pista de Madame X de Madonna y es en forma de medio tiempo trap-kuduro, acompañado de cuerdas.

De esta manera, la agente secreta viaja de Jamaica a Angola y allí su cometido consiste en ayudar a meter en la cárcel a un hombre viejo.

Tal vez, se refiera a su actual presidente, João Lourenço (65 años) o al anterior, José Eduardo dos Santos, de 76, quien se mantuvo en el poder desde 1979 hasta 2017 y sobre el que pesan todo tipo de acusaciones sobre corrupción, persecución de disidentes y opositores, así como de acumulación de riqueza.

El pueblo angoleño tiene un sueño (meter, seguramente, a dos Santos en prisión) y, aunque cueste tiempo, lo logrará si permanece unido.

Esto lo cantan tanto Madonna como el coro. Por ello, la Reina del Pop escapa de la acusación de apropiación cultural, ya que el peso del kuduro reside en las voces angoleñas y no en las de Madame X. Eso sí, es muy posible que enfrente la de salvacionismo blanco.

Killers Who Are Partying

Angola y Portugal comparten mucha historia, dado que el primero fue colonia del segundo. Por esta razón, no sorprende que la pista que sucede al kuduro prometido por Madonna sea un sobresaliente fado complementado por unos tenues ritmos r&b-hip hop.

De melodía melancólica, característica esencial del fado, Madonna canta en inglés y portugués que será cualquier persona, país, religión o realidad si ellas son perseguidas, violadas o maltratadas. En concreto, gay, África, pobre, un niño explotado, el Islam, Israel (!!!!), india americana y mujer violada (de hecho, Madonna fue violada a los 19 años).

Lo único que chirría de la letra es la alusión a Israel, debido a que el país es un claro ejemplo de pinkwashing (concepto similar al queerbaiting de Billie Eilish), supremacismo, racismo, apartheid, afán de aniquilación y LGTBIQfobia con su población.

Seguramente, la cantante quiera ser Israel ante ataques antisemitas porque escuchado Madame X de Madonna y vista su actuación en Eurovisión se entiende la opinión de la artista sobre el conflicto palestino-israelí.

En Tel Aviv, la sede de Eurovisión 2019, la Reina del Pop cerró su actuación con Future. En los últimos minutos de la misma, 2 bailarines subían abrazades por las escaleras del escenario. En la espalda de une, la bandera israelí y en la del otre, la palestina. Por tanto, el futuro del que hablan la Ambición Rubia y Quavos es uno en el que caben ambos países, unidos como hermanos.

Madame X de Madonna crítica Eurovisión 2019

Las banderas de Israel y Palestina en el momento de mayor audiencia de la promoción de Madame X de Madonna.

Así que, aunque se criticara y no se comprendiera del todo ni su participación en un festival que habían pedido boicotear asociaciones LGTBIQ palestinas (representantes de les más oprimides entre les oprimides) ni sus declaraciones al respecto de su presencia (“jamás voy a doblegarme ante intereses políticos de otros”), lo cierto es que estábamos juzgando con información sesgada.

De hecho, pese a que Madonna ya aportó pistas más allá de las banderas (por ejemplo, en su actuación recitó la parte de Dark Ballet en la que avisa de que la tormenta se acerca), faltaba situar en contexto todo, que no es más que la Reina del Pop siempre estará del lado de las personas oprimidas y, valiéndose de su inmensa influencia, desafiará a las poderosas, como hizo en el escenario de Eurovisión al introducir la política en el festival.

Crave

Con el que es el segundo sencillo oficial de Madame X de Madonna ocurre algo similar que con Future. Decepcionó cuando se dio a conocer, pero lo que siempre la diferenció de la primera es que nos encontrábamos ante un tema más melódico, por tanto más accesible y disfrutable de forma independiente. Eso sí, como Future, alcanza toda su plenitud como “canción de álbum”.

Interpretada junto a Swae Lee, esta balada de pop acústico y r&b-hip hop no parece tratar ningún asunto político y versos como “porque tú eres el que ansío” indican que Crave forma parte de la privada vida amorosa de Madame X. De no ser así, podríamos estar ante una canción dedicada a les migrantes.

Crazy

Un ligerísimo deje reggae, acompañado del sonido de una armónica marcan el medio tiempo Crazy, otro momento álgido de Madame X de Madonna. En esta ocasión, la letra no parece esconder ningún doble sentido más allá de advertir a su pareja de que la vuelve loca, sí, pero que a ella solo se la engaña una vez y, por ello, jamás le permitirá que la destruya.

Al igual que en Killers Who Are Partying, en Crazy, Madonna canta en inglés y en portugués.

Come Alive

La nostalgia por Ray Of Light (1998) vuelve a hacerse notar en el que podría ser el Shanti/Ashtangi de Madame X. Ambas canciones se valen de elementos de la música de la India, pero si la primera discurría por derroteros techno, Come Alive se sitúa en un terreno próximo al estilo ambiente.

Además de la conexión musical entre las 2, Come Alive podría ser la respuesta que Madonna no encontraba en Shanti/Ashtangi: la paz que otorga vivir siendo diferente y ajena a las opiniones, no solicitadas, del resto.

De hecho, lo que transmite esta otra joya de Madame X de Madonna es espiritualidad, sanación interior, empoderamiento y una inmensa paz interior.

Extreme Occident

Tras Come Alive, Madonna entrega otro magistral corte influido por música asiática, al que suma piano pop y retazos trap. Juntos conforman una composición de agitada actividad reflexiva, que culmina con la reivindicación de escoger que la vida sea un círculo completo.

Madame X llega a esta conclusión después de contarnos que pasó de la extrema derecha a la extrema izquierda y del medio oeste al lejano oriente, algo que la hizo perder su centro y sentirse loca, cuerda y falsamente perdida al despertar de la Matrix. De hecho, lo que más dolor le provocó fue darse cuenta de que no estaba perdida.

Al contarnos esta historia, de nuevo, recurre al inglés combinado con portugués.

Faz Gostoso

Colaborar con Maluma y sacar el resultado de ello como primer sencillo fue rompedor, pero, a nivel comercial, es posible que le hubiese ido mejor con la festiva y pegadiza gema de samba que es Faz Gostoso, su colaboración con Anitta, que samplea la canción homónima de Blaya.

Estrella musical en Brasil y los países latinoamericanos y bisexual visible, Anitta es una de las reinas actuales de las plataformas de streaming, algo que ya se percibe en el vídeo de Faz Gostoso en Youtube (el único del contenido inédito de Madame X de Madonna que supera el millón de visitas allí. De hecho, cuenta con más de 2) y en Spotify, donde ha debutado en el décimo puesto global.

Bitch I’m Loca

Homenaje evidente a Bitch I’m Madonna, el último sencillo de Rebel Heart y el único de la era que se coló en el Billboard Hot 100 (puesto 84), esta segunda colaboración con Maluma fusiona un reggaetón más marcado que el de Medellín con buenos trallazos EDM y el resultado no es un bodrio como cabría esperar.

Se trata, sin duda, de la peor canción hasta ahora de todo Madame X de Madonna, pero, para nada puede considerarse un tema de relleno gratuito, sino más bien uno de disfrute desenfrenado, más en la línea de aquellos en los que se han implicado Beyoncé o Justin Bieber, pero que, de nuevo, la Reina del Pop ha incorporado a su proyecto, en lugar de dejarlo relegado a la mera anécdota.

Como en Medellín, tanto Maluma como Madonna, interpretan frases en español e inglés. Aquellas en las que Madonna canta en castellano, como “bésame la boca”, “quiero ser tu perra, también tu bebecita” o “ver cómo te excitas”, no podrían resultar más graciosas.

I Don’t Search I Find

Nada en Madame X de Madonna ha sido dejado al azar. Por eso, no sorprende que tras el potente EDM presente en la pista anterior, llegue I Don’t Search I Find, donde los ritmos latinos desaparecen y son sustituidos por los de la electrónica europea de moda en los noventa.

Así, este tema que, como la maravillosa God Control, remite a Vogue y a la era Erotica (1992) de la Reina del Pop, se sumerge en unos sutiles y adictivos eurodance y house con los que Madame X nos comunica que su misión está llegando a su fin, dado que, gracias a su sangre gitana, ha encontrado el amor suficiente para lograr la paz.

Looking For Mercy

Con este elegante y solemne medio tiempo de electrónica y violines, Madame X le pide a Dios a alguien que le enseñe a amar (preferiblemente, que no duela, ya que la agente se pregunta si es amor si provoca sufrimiento) y a perdonarse, además de transmitirle ciertas dudas sobre su fe.

I Rise

El Madame X de Madonna de Spotify se cierra con una canción compuesta con la idea de que funcione como himno LGTBIQ este 2019, cuando se cumplen 50 años de las revueltas de Stonewall Inn. Además de contribuir a la Memoria Histórica LGTBIQ con la balada I Rise, la Reina del Pop es embajadora de este quincuagésimo aniversario.

Publicada el 3 de mayo, cuenta con un etéreo sonido electro r&b de ecos reggae, que habría tenido cabida tanto en Hard Candy (2008) como en el ignorado Rebel Heart. Al igual que Dark Ballet o God Control, I Rise también contiene partes de spoken word que, en este caso, corresponden al discurso de Emma González (activista bisexual cubanoestadounidense, que lucha por el control de armas en Estados Unidos) en febrero de 2018.

En la nota de prensa, se describe I Rise como una composición poderosa y edificante. Lo último sí lo logra, pero lo primero se le escapa, dado que no es, ni de lejos, una power ballad, sino, más bien, un corte satisfactorio, que palidece frente a Dark Ballet, falto de un respaldo musical más contundente y un estribillo más marcado.

Funana

La edición física de lujo, con 2 discos, del decimocuarto álbum de Madonna contiene 3 canciones más que la de lujo subida a las plataformas de streaming: Funana, Back That Up to the Beat y Ciao Bella.

Esta primera, como Come Alive, puede describirse como una composición espiritual, que, además, se adereza con drum & bass y la clásica melodía a piano presente en las canciones de deep house.

Funana, que también incluye versos en portugués, es una emocionante invitación a dejar atrás las diferencias y a llenar el mundo de libertad y comprensión, valores con los que contaban, según este homenaje de Madame X, Elvis Presley, Bob Marley, Witney Houston, James Brown, Aretha Franklin, George Michael, David Bowie,  2Pac, Avicii, Marc Miller (ex-pareja de Ariana Grande), Freddie Mercury y Prince Rogers Nelson.

Back That Up to the Beat

También deudora del sonido de Ray Of Light es el penúltimo corte de Madame X de Madonna, todo un canto a perseguir la libertad y a nunca dejarla marchar.

Ciao Bella

Una dirección similar a la de la pista anterior, aunque aderezada de rock electrónico, sigue esta otra gran obra maestra con la que Madonna y une cantante no acreditade despiden Madame X.

Lo hacen interpretando una letra esperanzadora sobre la purificadora agua de la lluvia, aquella que acaba con el ruido y lo malo de la vida.

Veredicto sobre Madame X de Madonna

Cuando analizamos Rebel Heart, nos preguntamos si esa era supondría el fin de la Madonna relevante. Resulta muy posible que, a nivel comercial, la Reina del Pop no vuelva a registrar ventas/escuchas millonarias, pero lo que deja claro Madame X es que la artista sigue experimentando y arriesgando como pocas.

Además, Madame X también evidencia que la Reina del Pop mantiene intacta su famosa visión artística, la misma que la ha llevado a firmar un disco que nadie se esperaba: una obra maestra a estas alturas de su carrera, un hito al alcance de un grupo muy reducido de artistas (David Bowie, por ejemplo).

Es un hecho, aún tiene mucho que decir y mucho que aportar a una industria musical, plagada de fotocopias, donde, en multitud de ocasiones, da la impresión de que no aparecerá nadie con suficiente personalidad como para que la sola mención de su nombre baste para definir su discografía.

Madame X de Madonna Vogue 2019

Madonna, como Madame X, en una de las fotos de la edición británica de Vogue este junio, donde es portada.

Con Madame X, asimismo, Madonna entrega un auténtico disco político en el que toma partido, de forma concreta, sobre diversos temas (la mayoría ligados a la discriminación), a diferencia del decepcionante purposeful pop de Katy Perry o el discurso demasiado manido-abstracto por el que apostaban Within Temptation en Resist (2019).

Otro logro de la Reina del Pop es que, en 69 minutos, consigue innovar, al mismo tiempo que se referencia a sí misma. Esto último supone un mérito increíble, dado que no todo el mundo es capaz de homenajear discos pasados y publicar un trabajo que no es un calco de aquellos de los que se inspira (por ejemplo, lanzar imitaciones de eras anteriores es un defecto que persigue a Christina Aguilera).

En definitiva, sí, Madame X le sirve a Madonna para acomodar su corona y marcar distancia con cualquiera de les aspirantes a hacerse con el título de figura más importante e inspiradora del mundo de la música.

Por tanto, ¡larga vida a la indiscutible Reina del Pop!

11 comments

  1. TitusPunker 6 julio, 2019 at 19:36 Responder

    El álbum Madame X es muy bueno aunque no es mi favorito. Me gusta que se arriesgue hacer cosas diferentes en cada nuevo disco. Creo que muchos de sus fans se convirtieron en sus detractores. La mayoría se quedaron dormidos en los laureles y quieren que ella haga lo mismo del pasado una y otra vez. Siempre leo a muchos que quieren que haga una segunda parte del álbum Confessions On a Dancefloor (2005). A mi me aburriría que haga eso. Ese disco del 2005 estuvo muy bueno en su momento pero la vida avanza y Madonna como todo ser humano va evolucionando. Mi álbum favorito de Madonna es Ray of Light (1998) pero no por eso quiero que haga un disco igual por más que me haya encantado. Y la etapa que más me gusta de ella es la de sus 2 primeros trabajos Madonna (1983), Like a Virgin (1984), Desesperadamente Buscando a Susan (1985) y The Virgin Tour (1985), las cuales son muy especiales porque no se han repetido. Ahora disfrutemos de Madame X que es el presente año 2019. De los recientes discos de Madonna lanzados en esta década el que más me ha gustado es Rebel Heart (2015). Debió hacer más videos de ese tremendo álbum que fue muy variado y recogió lo mejor de la EDM actual. Su música, sus videos, sus películas y sus conciertos han sido un reflejo de los tiempos que vamos viviendo desde que comenzó la Era Madonna en 1983. Mis temas favoritos de Madame X hasta ahora son “Crave”, “Future”, “Batuka” y “I Rise”.

    • Víctor Berzal de Miguel 8 julio, 2019 at 10:18 Responder

      Seguramente, si hiciera el mismo álbum, también sería criticada y tienes razón. Madonna es una persona y, como tal, al igual que cualquiera, evoluciona. Rebel Heart fue un gran trabajo y una pena que no triunfara. Había grandes apuestas. Además de los sencillos, estaban Wash All Over Me, Rebel Heart (yo prefería la versión demo), Devil Pray, Hold Tight, Heartbreak City o Addicted.
      Este Madame X, en su diferencia y con un sonido 2019, cuenta con la baza de que contiene guiños a otras eras, incluida Ray Of Light 🙂

  2. God Control 25 junio, 2019 at 13:18 Responder

    Las cosas claras, Madonna canta mal en directo y en este disco, también canta mal con tanto autotune. Joder en God Control o Future no sé quién coño está cantando. Sin pensar en eso, el álbum, por fin está guay, aunque Madonna pre MDNA (menos Evita y el disco de baladas) >>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>< Madame X

  3. Marica crítica 25 junio, 2019 at 12:44 Responder

    Para mí Madonna dejó de ser Madonna cuando publicó ese truño de MDNA. Cualquier “cosa” que haya lanzado Paris Hilton tiene más personalidad que la canción con Kazaky o el single de la radio que jamás he podido memorizar. Se la pegó a lo bestia y después, en mi opinión, se mantiene a duras penas. Chapó a tu crítica de Madame X, pero reguetón, en serio? un machista como Maluma, en serio? Puaj

  4. Esteban 21 junio, 2019 at 02:13 Responder

    Un excelente artículo, bastante objetivo y refrescante ¡Felicitaciones! Concuerdo con casi todo lo que se dijo respecto al álbum y me encanta que se use el lenguaje inclusivo.

  5. Tino 20 junio, 2019 at 12:48 Responder

    Gran artículo. No creo que Madame X sea una obra maestra pero valoro mucho el esfuerzo de Madonna en ofrecer un disco diferente. Saludos.

    • Víctor Berzal de Miguel 20 junio, 2019 at 22:53 Responder

      Muchas gracias, Tino. Respecto a lo segundo que dices, aunque no opinemos lo mismo sí es cierto que resulta estimulante que se haya arriesgado y haya puesto todos los esfuerzos en construir un buen álbum sobre un discurso potente 🙂

Leave a reply

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Domóticas Integradas, SL
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: revistaculturadiversa@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies