aitor osuna haika mutil

Aitor Osuna: “la música es una ilusión, un medio creativo que siempre he necesitado”

El pasado 7 de abril, Aitor Osuna, autor del decimotercero mejor disco español de 2016 y grandes canciones de ese año y 2015, publicaba un tema inédito, Haika Mutil. Se trata de una versión del clásico del cantautor donostiarra Mikel Laboa. Con motivo de este lanzamiento, hemos conversado unos minutos con Aitor sobre esta canción, su carrera y sus proyectos futuros.

Aitor Osuna Dancin' On My Sh*t

Imagen promocional de Dancin’ On My Sh*t, canción del disco Thrill de Aitor Osuna.

Cultura Diversa: Después de dos discos en los que has combinado el inglés y el español, ¿por qué has decidido que tu primera canción en euskera sea una versión?

Aitor Osuna: No suelo ser partidario de versionar temas, pero, en este caso, me parecía que tenía mucho que aportar. Para mí, la música de Mikel Laboa es mágica, oscura, intrigante y me despierta muchas sensaciones. Mikel era rústico y, a la vez, innovador, dos rasgos que lo convirtieron en un artista único.

Mucho antes de grabar mi versión, ya tenía Haika Mutil en la cabeza como una canción muy mía. De hecho, mientras trabajé en mi Haika Mutil, no quise oír siquiera la original porque no quería contaminar mi idea personal del tema. Una vez hube terminado, vi que ambos temas eran muy distintos y que sería muy interesante dar mi aportación a conocer, sobre todo para aquellxs familiarizados con la original.

Cultura Diversa: Además de estar cantada acompañada de piano, en lugar de guitarra, ¿qué diferencia tu versión de la original de Mikel Laboa?

Aitor Osuna: Me animé a versionar este tema porque sentía que podía hacerlo muy mío. Mi Haika Mutil es mucho más breve, pero considero que mucho más intensa. Aunque la letra es la original, he escogido sólo algunos de los versos (la original es muy larga) y los he ordenado a mi antojo, según me venían mejor.

Haika Mutil ha sido versionado por muchísima gente, incluidos artistas no vascos, como Antonio Orozco, pero creo que mi versión aporta algo distinto. Esto es debido a que es más melódica, más dramática y más oscura.

CD: Hace un momento has dicho que tienes muy interiorizada esta canción. Por tanto, ¿qué significa para ti Haika Mutil?

AO: Mikel Laboa es el cantante de música vasca más conocido de la historia. Yo no soy especialmente seguidor de este tipo de música, pero Mikel tiene canciones mágicas. Mezcla un aire innovador con un tono siempre misterioso, su voz resulta incluso escalofriante y, lo más importante, hace uso del lado más primitivo de la cultura vasca.

El tema está escrito en euskera antiguo con una gramática muy especial. La letra es muy metafórica. Literalmente dice algo así como “Arriba muchacho, mira si hay luz, estate atento a lo que hay en el agua. Sí, señor, es una oveja, ahogada hace tiempo…” y así constantemente con descripciones algo más cotidianas que esta en concreto. Es decir, la letra puede ser muy absurda o muy significativa según como se mire y, por supuesto, para mí, es la segunda opción.

CD: Tras esta experiencia, ¿continuarás cantando/componiendo en vasco o ha sido solo algo puntual?

AO: Por lo general, seguiré componiendo principalmente en inglés, puntualmente en castellano y quizás haga algún experimento con el euskera.

CD: Respecto al resto de tu carrera, hace unos meses, presentaste Just How We Do al Eurocasting de RTVE para Eurovisión 2017, ¿cómo describirías tu experiencia?

AO: Sin duda, fue una muy grata sorpresa descubrir el mundo Eurofán. En 3 días obtuve unas 3500 visitas en Youtube y conseguí llamar la atención de numerosos blogs. Asimismo, a día de hoy, Just How We Do aparece incluida en la playlist Eurovision National Finals, por lo que me escuchan en lugares tan alejados como Suecia o Rusia.

Este mundo es mucho más de lo que esperaba y el tiempo que estuve dentro del Eurocasting, aunque corto, fue muy intenso y emocionante. Pude percibir la pasión con la que lo viven los eurofans, blogueros, emisoras de radio especializadas en el tema y, además, conocí a multitud de artistas. Por tanto, fue un gran escaparate.

CD: ¿Volverás a intentarlo este año?

AO:  Después del subidón del Eurocasting y todo lo que supuso, tuve un gran pique personal. Tenía una gran motivación para preparar un tema para el siguiente año, algo mucho más pensado para el concurso. De hecho, el tema ya está prácticamente hecho y puedo decir que es el más trabajado que he producido hasta el momento.

Sin embargo, es muy posible que este año o el que viene la elección del artista/tema no sea mediante Eurocasting, pero, eso sí, siempre existe la posibilidad de presentarlo a otros países.

CD: ¿Qué crees que podrías aportar a Eurovisión?

AO: Sinceramente, hablar de qué podría aportar mi humilde persona al concurso me parece un poco frívolo. Más allá del material que suele presentar España, Eurovisión está repleto de artistazos (cantantes, bailarines, diseñadores…).

Sin duda, se trata de una explosión de creatividad en la que los países participantes buscan la innovación, sobre todo aquellos que se lo toman con mucha competencia. Sin embargo, respecto a España, propondría un tema, a mi parecer y modestamente dicho, bastante mejor y más adecuado que los presentados en la última década.

CD: Volviendo al presente, ¿en qué proyectos estás trabajando actualmente?

AO: Estoy preparando el videoclip para Haika Mutil, un tema que puede abrirme nuevas puertas de cara al País Vasco. También estoy trabajando en un posible nuevo tema con Joaquín Jauregui. De hecho, es muy posible que viaje a San Sebastián en verano para conocernos y grabar juntos un vídeo.

Y, por lo demás, van surgiendo, poco a poco, nuevas canciones en mi mente. Unas me motivan más que otras y con más o menos tiempo voy desarrollándolas. La verdad es que ahora mismo tengo un ritmo de trabajo musical mucho más lento que hasta el momento, pero para nada pienso dejarlo.

CD: Y relacionado con esas palabras y para terminar, ¿cuáles son tus sueños en el mundo de la música?

AO: Considero que los sueños son una cosa y las expectativas, otra. Mi sueño sería poder vivir de la música, sentirme reconocido, percibir el calor de los seguidores, pero no llegar a tener tanta fama como para acabar ahogado en ella. No creo que ser una superstar me hiciera feliz si supusiera ser un títere, es decir, me gustaría ser conocido por lo que soy, no por un personaje estudiado y fingido.

En cambio, mis expectativas son otras. Soy consciente de que no hago un tipo de música para todo el mundo, al igual que yo no escucho lo que escucha todo el mundo. Y claro, cuanto menos poder mediático tienes, más difícil es crear un mercado selecto y suficientemente grande. Por otra parte, tengo mi trabajo, en el que actualmente me encuentro contento y muy volcado y la música es una ilusión, un medio creativo que, de un modo u otro, siempre he necesitado.

Siendo así, mis expectativas son mínimas. Soy una persona pesimista de por sí, así que con todo el tema de la música decido no esperar nada. Simplemente hacer lo que crea que me llena y que, personalmente, me aporte algo. Por lo demás, lo que venga bienvenido sea.

Aitor Osuna Unfit

Aitor Osuna, feliz, sobre diferentes copias de (Unfit 2014), su disco debut.

Leave a reply