Los momentos más pop de Linkin Park

A menudo suele decirse que el pop no es un género concreto, sino más bien un estilo de música ideada con el objetivo de gustar a todo el mundo, de ser pop-ular. Por eso, con motivo del lanzamiento del sorprendente Heavy de Linkin Park, el single más pop de toda su carrera, recopilamos los momentos más accesibles de la banda californiana autora de canciones tan míticas como de In the End, Papercut o Numb.

heavy

Portada del sencillo Heavy de Linkin Park

De One Step Closer a Heavy: breve línea de tiempo sobre la carrera de Linkin Park

1996: Mike Shinoda (actual co-vocalista de Linkin Park), Rob Bourdon (actual batería y percusionista) y Brad Delson (actual bajo) fundan la banda Xero.

1999: Se une al proyecto Chester Bennington, actual co-vocalista y el grupo pasa a llamarse Hybrid Theory. Ese mismo año, deciden cambiar de nuevo su nombre y ponerse Lincoln Park, en homenaje al emplazamiento de ese nombre en Santa Mónica (California). Al registrar el dominio lincolnpark.com se encuentran conque ya existe, así que acuerdan llamarse Linkin Park. Una vez tuvieron su página web, firmaron un contrato con Warner Bross.

2000: Publican Hybrid Theory, disco en el que combinan rap con hard rock y metal alternativo. Con este trabajo venden más de 18 millones de copias en todo el mundo, lo que le convierte en el séptimo álbum más vendido de la primera década del siglo XXI. Canciones imprescindibles de Linkin Park, como In the End, Crawling o Points Of Authority pertenecen a Hybrid Theory.

2003: Lanzan Meteora, su obra cumbre, con la que despachan 11 millones de copias mundiales (vigésimo sexto disco más exitoso de 2000-2009).

2007: Suavizan un poco su sonido con el álbum Minutes to Midnight, el tercero más vendido de 2007. Es, a día de hoy, el último álbum de Linkin Park en superar el millón de copias en Estados Unidos.

2009: Graban New Divide para la banda sonora de Tranformers: la venganza de los caídos.

2010: Comienzan los experimentos musicales de la banda con Blackbirds, canción para la banda sonora del videojuego 8-Bit Rebellion! y, sobre todo, con A Thousand Suns, su primer revés comercial (aunque vendieron unos 1,7 millones de copias).

2012: Vuelven ligeramente al redil con Living Things y venden 1,6 millones de copias en el mundo ese año, según Media Traffic.

2013: Editan Recharged, su segundo disco de remixes, en el que se sumergen de lleno en el dubstep, EDM, rock electrónico y el drum & bass. A diferencia de Reanimation (2002), su predecesor, que fue certificado como Oro o Platino en seis países, Recharged solo lo consigue en Alemania.

2014: Dejan atrás la electrónica y entregan su disco más “Linkin Park” desde Meteora con The Hunting Party. Se trata del primero de sus álbumes de estudio en no alcanzar la primera o segunda posición del Bilboard 200 estadounidense y, también, en no recibir ningún tipo de certificación allí. Asimismo, The Hunting Party se convierte en el primer trabajo de música inédita de Linkin Park en no conseguir vender, al menos, un millón de copias en el mundo durante el año de su lanzamiento.

2016: Lanzan Heavy, una canción totalmente alejada del tipo de música que han hecho hasta este momento.

Las 20 canciones más pop de Linkin Park

My December (2000)

Incluida en Hybrid Theory es, junto a Cure for the Itch, la canción más pausada del álbum. Aunque cuenta con una base electrónica que suena a mesa de remezclas de DJ, perfectamente puede clasificarse como una balada de pop alternativo.

Breaking the Habit (2003)

El quinto y último sencillo de Meteora es un precioso medio tiempo de suave rock alternativo/rock electrónico carente de rap. Lo único que puede alejar la canción de todos los públicos son los ligeros gorgoritos finales de Chester Bennington.

In Pieces (2007)

Desde Minutes to Midnight, los discos de Linkin Park comenzaron a llenarse de baladas o medios tiempos bastante alejados de su sonido habitual y muy próximos a U2. In Pieces no suena a U2, sino a un Linkin Park suave que se atreve con una interesante mezcla de reggae, drum & bass y rock alternativo.

In Between (2007)

Es una canción muy plana que perfectamente podrían haber sacado U2 o Coldplay. Cuenta con una base electrónica, pero muy sutil, acompañada de un violín. No es un mal tema, pero rompe demasiado con el sonido general de Minutes to Midnight.

Valentine’s Day (2007)

Balada tranquila, ligeramente insulsa hasta el momento roquero, que está, eso sí, mucho más cerca del pop/rock radiofónico que del metalcore de sus inicios. No hay gorgoritos por ningún sitio.

Hands Held High (2007)

Es un suave tema de hip hop/rap con góspel. En efecto, no es pop, pero sí un género musical que tiene gran aceptación en Estados Unidos.

What I’ve Done? (2007)

Es el primer sencillo de Minutes to Midnight y primera muestra del viraje de Linkin Park hacia la balada/medio tiempo de rock alternativo al estilo U2. Además de tratarse de una de las mejores canciones de todo el disco, también puede presumir de ser la más vendida de su carrera con más de 3,7 millones de unidades despachadas.

Shadow Of The Day, Leave Out All the Rest, The Little Things Give You Away (2007)

La primera es una preciosa balada de rock suave “tipo U2”. Leave Out All the Rest sigue esa línea, pero Chester Bennington canta con algo más de fuerza que en la anterior, pero para nada es comparable al desgarro vocal de Don’t Stay (Meteroa), A Place for my Head (Hybrid Theory) o Given Up (Minutes to Midnight).

Por su parte, The Little Things Give You Away está cortada por el mismo patrón que Shadow Of The Day, es decir, es una balada de rock contenido. En este caso, además, bastante larga, pero muy fácil de escuchar con la que Linkin Park cierra Minutes to Midnight.

Irisdiscent (2010)

Cuenta con un sonido muy similar a las tres canciones anteriores. De hecho, solo aparece en un epígrafe diferente porque pertenece a otro disco, A Thousand Suns.

Burning in the Skies (2010)

Es un medio tiempo electrónico con solo de guitarra final. A lo largo de toda la canción, sí hay presencia de guitarra eléctrica, pero en un discreto tercer plano.

Waiting for the End (2010)

Las guitarras eléctricas, prácticamente ocultas hasta el final del tema, ceden su protagonismo a una base de batería y sutil electrónica.

The Messenger (2010)

Se trata de una desgarradora balada a guitarra y piano, en la que Chester se desgañita ligeramente, pero sin pasarse. Su sonido es muy acústico, por lo que la podría haber sacado cualquier cantante de country/folk.

Castle of Glass (2012)

Sigue la misma estructura que Shadow Of The Day, Valentine’s Day o Leave Out All the Rest, es decir, se mantiene más o menos plana hasta que explota con un solo final de guitarra eléctrica.

Roads Untraveled y Powerless (2012)

La primera se mueve dentro de un de rock progresivo perfecto para estadios debido a la constante presencia de “ohohohoes” en el estribillo.

Powerless es similar, aunque mucho más electrónica.

Not Alone (2011)

De un estilo muy próximo al de My December, aunque más electrónica, fue la canción que Linkin Park aportó al álbum Download to Donate for Haiti. Todo el dinero procedente de la venta del álbum o de las canciones fue destinado a Haití, que había sufrido un devastador terremoto el 12 de enero de 2010.

A Light That Never Comes [feat Steve Aoki] (2013)

Es el primer y único single del álbum de remixes Recharged. Combina rap, EDM y dubstep (pese a que se considera música electrónica, se llega a este género al ralentizar el sonido de las guitarras eléctricas, por lo que puede considerarse una variedad de rock electrónico). Aunque esta canción no parezca dirigida a todxs lxs públicos, es importante tener en cuenta que desde que Britney Spears incluyó dubstep en su disco Blackout (2007), este género musical se convertió en mainstream, es decir, comercial, sobre todo durante los años 2011, 2012 y 2013.

Heavy (2017)

Publicado el 16 de febrero de este año, Heavy de Linkin Park ha recibido fuertes críticas por parte de los fans más antiguos del grupo. Tampoco extrañan porque Linkin Park ha experimentado con su sonido, pero siempre dentro de unos parámetros bastante agresivos y alejados del estilo musical de moda. En cambio, en Heavy coquetean con el tropical house primero, después con el electro r&b sensual de discos como Purpose de Justin Bieber, Beyoncé o Revival de Selena Gomez, para, al final, dejar asomar, pero de forma muy velada, las guitarras eléctricas.

Una vez que se supera el susto de pensar que Linkin Park se han “vendido”, Heavy resulta un medio tiempo muy disfrutable. Eso sí, aún falta saber si este cambio de sonido va a ser total en One More Light, su inminente nuevo álbum o, por el contrario, simplemente una muestra más de la capacidad de experimentación de la banda californiana.

Bonus: Toxic vs Faint, el mash up (2006)

De propina, os dejamos con este irresistible mash up (fusión de dos o más canciones) de Toxic de Britney Spears y Faint (incluido en Meteora), que cierra la lista de reproducción en Youtube (también os la dejamos en Spotify) de los momentos más pop de Linkin Park:

Leave a reply