Por qué es necesario el Orgullo LGTBIQA

Razones de ser del Orgullo LGTBIQA 2021

Junio es el mes del Orgullo LGTBIQA porque el 28 de 1969 está considerado como el día en el que nació el activismo LGTBIQA contemporáneo.

La noche del 28 se produjo una redada policial en el bar Stonewall Inn de Nueva York. Este tipo de situaciones se producía con regularidad y todo parecía indicar que la del 28 iba a ser una noche de abusos más.

No obstante, el furgón policial tardó en llegar y, mientras lo esperaban, las personas detenidas del colectivo y otras que fueron llegando al lugar se revelaron y dieron lugar a los disturbios de Stonewall Inn.

Stonewall Inn y el Orgullo LGTBIQA

Antes de Stonewall Inn hubo otras rebeliones tras redadas policiales. Todas funcionaron como cimientos para que la del 28 de junio de 1969 desencadenara en las manifestaciones del Orgullo LGTBIQA (foto: Arquine).

El enfrentamiento se prolongó hasta la noche del 3 de julio y quienes participaron fueron, en su mayoría, personas racializadas. En concreto, mujeres trans, lesbianas, bisexuales, drag queens, drag kings y gays.

Todo se lo debemos, además, a Stormé DeLarverie (drag king y lesbiana butch de madre afroamericana) que, antes de que esa noche se convirtiera en histórica, alzó la voz para decir “¿por qué no hacemos algo?”

Stormé DeLarverie, origen del día del Orgullo LGTBIQA

Stormé DeLarverie, origen del día del Orgullo LGTBIQA (foto: 1 de cada 10).

La respuesta de la multitud fue reaccionar a la violencia policial lanzando ladrillos y monedas.

Sí, el Orgullo LGTBIQA empezó como una revuelta porque es toda una revolución, la de (parafraseando a Irantzu Varela) que todas las personas ajenas a la cisheteronorma seamos consideradas personas, no se nos mate, ni torture, encarcele o discrimine.

Orgullo LGTBIQA 2021 en Vallecas

Manifestación del Orgullo LGTBIQA 2021 en Vallecas, un Orgullo que rechaza la instrumentalización que el capitalismo hace de la lucha del colectivo (foto: Víctor Berzal de Miguel).

¿Por qué el Orgullo LGTBIQA es necesario?

Esto no va de amor

Gay, lesbiana, bisexual, heterosexual, pansexual, demisexual, asexual son realidades válidas por sí mismas. No se limitan a los momentos en los que se desea (o no) a alguien, a los de enamoramiento o a los de mantener relaciones sexuales.

Sin embargo, parece que, de todas las orientaciones sexuales, la única adecuada en todas sus formas (sobre todo, si hablamos de hombres cis) es la heterosexual.

Sí, porque es la única no cuestionada, no considerada una enfermedad, un estilo de vida, una moda post-moderna, un pozo de perdición y vicio, consecuencia de una vivencia traumática o la única que no funciona como insulto.

Las personas cisheterosexuales tienen una serie de derechos, pero ninguno ha sido conquistado recurriendo al amor. Eso da igual y está fuera de una ecuación en la que solo cabe algo tan básico como que tienen derechos porque son personas y sus vidas merecen ser vividas.

El derecho a votar no surgió del amor. Tampoco la jornada de 8 horas o las vacaciones. Nadie de la aristocracia o burguesía pensó jamás “ay, qué cuquis, se enamoran, voy a darles la libertad de que hagan otra cosa además de trabajar para mí a cambio de un sueldo irrisorio”.

Love is Love, apoyo superficial al Orgullo LGTBIQA

“Ames a quien ames, Madrid te quiere” o el archiconocido “Love is Love” son apoyos bienintencionados, pero superficiales al colectivo y Orgullo LGTBIQA (fotos: Catherine Maudet y Yoav Hornung).

Hablar de amor es una súplica de aceptación

¿Por qué, desde dentro del colectivo (pero, sobre todo, desde fuera) se subraya tanto el tema del amor, tanto en torno al Orgullo LGTBIQA como el resto del año?

Porque se sigue considerando que nuestras orientaciones sexuales son de quinta. Solo parecen algo más aceptables, para las personas cishetero, cuando nos enamoramos y tenemos relaciones lo más próximas posible a la normatividad.

Las personas del colectivo que reducen el Orgullo LGTBIQA al amor, aunque no se dan cuenta, lo que hacen es acotar nuestra validez al momento en el que vivimos nuestra orientación sexual en el marco de la monogamia.

Esto deja fuera a las personas solteras con vida sexual activa o inexistente, a las parejas abiertas, a las relaciones de follamistad, a quienes rechazan adaptar su vida a lo que marca el patriarcado…

Limitar el Orgullo LGTBIQA al amor deja colgada a una parte del colectivo

Más allá del peligro de vincular nuestra validez SOLO a que somos capaces de amar, hablar de amor deja fuera a las personas trans e intersexuales.

De hecho, nos condena a más invisibilización y a que nuestros derechos sean los últimos en tomarse en consideración y, por tanto, en llegar.

Derechos trans y Orgullo LGTBIQA

Los derechos trans son Derechos Humanos y hablar solo de amor contribuye a reforzar la idea equivocada de que las realidades trans son una orientación sexual. No, nada tiene que ver ser trans con la orientación sexual. De hecho, algo que se repite hasta la extenuación siempre y en todos los Orgullo LGTBIQA es que hay personas trans heterosexuales, bisexuales, homosexuales, asexuales… porque la identidad de género es independiente de la orientación sexual y viceversa (ilustración: Nathan Cha).

Tampoco de buenas versus malas personas

Mucha gente considera que el machismo, la LGTBIQAfobia, la gordofobia, el racismo, el clasismo… son formas de opresión propias de las malas personas. No, no se trata de ser buena o mala persona, sino de tomar conciencia y contribuir a cambiar las cosas.

Obviamente, cuando las personas se reconocen como parte del problema y van por la vida preocupándose por dejar atrás sus expresiones, actitudes o comportamientos opresores, se vuelven mejores personas.

Eso es innegable, pero no por auto-percibirnos como buenas personas, automáticamente, ya no somos LGTBIQAfóbicas, racistas, capacitistas, machistas… Lo somos y, lo más seguro, es que lo seguiremos siendo siempre porque el sistema, la educación, los valores, la mentalidad… son así.

Nadie está libre de mentalidad racista, machista…

En muchas ocasiones, las personas utilizan (generalmente sin ser conscientes) el concepto de “buenas personas” como una coraza que impide la reflexión, la autocrítica, las disculpas o el compromiso de cuidar la manera en la que se dialoga o bromea.

No, no os creáis especiales, ni por encima de nadie. Todo el mundo es LGTBIQAfóbico, racista, machista… Serlo no nos convierte en malas personas, sino en ignorantes, en privilegiades o en alienades.

Nadie me preguntó cómo vestía mi agresor

En las agresiones, la vestimenta de las víctimas solo se pregunta si son mujeres o demás personas pertenecientes al colectivo LGTBIQA. Esto es machismo y LGTBIQAfobia (foto: Salamanca Buenas Noticias).

Aquí lo importante es escuchar, reflexionar, preguntar con respeto y no soltar lo primero que se nos pueda pasar por la cabeza/justificar comportamientos de mierda. Hacer solo esto último es sinónimo de privilegio, de creerte en posesión de la verdad por tu experiencia particular/lo que te ha llegado de oídas o de que consideras que los colectivos oprimidos solo merecemos migajas.

De verdad, no hace falta que nos expliquéis por qué ocurren ciertas cosas. Ya lo sabemos. En general, lo hemos experimentado (salir del armario es el final de un proceso en el que se hace frente a toda la LGTBIQAfobia pasada y presente) y muchas personas, también, investigado, estudiado…

Activistas LGTBI enjuiciades en España

El 3 de abril de 2019, un grupo de activistas LGTBI interrumpió la misa que se estaba celebrando en la catedral de Alcalá de Henares. Lo hicieron para protestar contra los cursos, organizados por el obispado, destinados a curar la homosexualidad.

¿En qué consistió la protesta? En entrar, parar la misa y gritar consignas contra el obispo y les fieles presentes.

Pues bien, para Abogados Cristianos, esto constituye un delito de odio “por impedir a creyentes asistir a actos de culto” y se querelló contra les activistas ese mismo mes.

Más de un año después, en junio de 2020, el Juzgado de Instrucción número 3 de Alcalá de Henares abrió diligencias “para investigar la irrupción de varios activistas del colectivo LGTBI en la Catedral“.

Abierta la causa penal, el 15 de octubre, declararon ante el juez.

El PSOE ha validado el discurso TERF

Un poco de historia sobre el PSOE y el colectivo

A finales de los años 90, las principales asociaciones LGTB españolas pensaron que resultaría de utilidad que diferentes activistas se afiliaran a partidos progresistas. Esta decisión dio sus frutos solo en algunos ámbitos.

De ellos, el más importante (porque tuvo carácter estatal) fue la aprobación, por parte del PSOE, del Matrimonio Igualitario (legalizaba la adopción homoparental, 2005).

Matrimonio Igualitario y Orgullo LGTB

Jordi Petit, Beatriz Gimeno Reinos, Boti García Rodrigo, Carla Antonelli y Pedro Zerolo, felices tras la aprobación del Matrimonio Igualitario (foto: Público).

¿Qué pasó con las personas trans?

Carla Antonelli se había afiliado al PSOE en 1997 y llevaba, desde que José Luis Rodríguez Zapatero se convirtió en el Secretario General del partido (año 2000), trabajando en un potente programa electoral que incluía las leyes del Matrimonio Igualitario y de Identidad de Género.

Sin embargo, tanto ella como todas las personas trans de España tuvieron que esperar hasta el 17 de marzo de 2007. Entonces, entró en vigor la Ley de Identidad de Género, una norma patologizante.

Esto quiere decir que solo contempla el cambio de nombre y género en el Registro Civil si se cumplen una serie de requisitos.

Uno de los peores es que las personas trans necesitan un diagnóstico de disforia. Para ello, tienen que demostrar, en las Unidades de Trastornos de Identidad de Género y en base a humillantes criterios sexistas, que, en efecto, su identidad de género no es la asignada al nacer.

La Ley Trans estatal y el PSOE desde 2020

Una persona es tóxica cuando considera que algo bueno que hizo por alguien ayer, hace 2 semanas o 15 años supone agradecimiento eterno.

Además, no solo eso, sino que la buena acción ya le da carta blanca a la hora de relacionarse con esa persona y, también, será algo que siempre le echará en cara cuando se le señale que ha cometido un error.

Así se ha comportado el PSOE el último año.

Hace 16 años, aprobó la ley del Matrimonio Igualitario y, un bienio después, una ley de mínimos que no contentó al colectivo trans. Lo hizo por diferentes motivos, pero el principal es que lo hizo porque le dio la gana.

Ser LGTBIQAfriendly no funciona como una canonización

Si una persona, institución, artista (ejem, Alaska, Mecano…) o un partido político nos echan en cara las cosas buenas que hicieron por nosotres, como respuesta a errores cometidos en la actualidad (por los que, además, no se disculpan nunca), lo que dan a entender es que sus intenciones estaban lejos del altruismo.

Da igual que nos dierais 2 himnos (A Quién le Importa y Mujer contra Mujer), que aprobarais 2 leyes o que os pongáis la banderita cuando os interesa del mismo modo que da igual que, en el año 2000, María López de tercero de primaria te invitara a su cumpleaños o que el profe de Historia te defendiera de insultos homófobos.

Todo eso da igual si se utiliza para justificar malas acciones del presente o del pasado posterior a esos momentos de gracia. Si hay que recurrir al pasado para recordar todo lo que respetan, si eso niega su capacidad de autocrítica, si creen que merecen el cielo, no respetan nada.

Conquistar derechos (aquí nadie regala nada) no es un negocio

Después de prometer que, en cuanto llegaran al poder, aprobarían la Ley LGTBI y la Ley Trans, a mediados de 2020, se filtró un ideario tránsfobo firmado por diferentes personalidades del PSOE (con Carmen Calvo y José Luis Ábalos a la cabeza).

En el tiempo que separa la filtración de mediados de junio de 2021, el PSOE ha dado alas y validado el discurso TERF, jugado al despiste, se ha hecho la víctima y abstenido en la tramitación parlamentaria de otra Ley Trans muy parecida a la que se suponía que estaba preparando (FELGTB, por cierto, no ha condenado este hecho).

Solo, al comprender que no podría participar en el Orgullo LGTBIQA 2021, si seguía por ese camino, la parte socialista del Gobierno apartaba a Carmen Calvo y prometía una ley para antes del Orgullo.

El anteproyecto diluye la Ley Trans

En el Consejo de Ministros del 29 de junio, el Gobierno aprobó el anteproyecto de la Ley para la Igualdad real y efectiva de las personas trans y garantía de los derechos LGTB.

De esta manera, tal y como recogía Queerídico, la Ley Trans se ha convertido en una parte de la Ley LGTBI en la que:

  • La palabra autodeterminación no aparece (sí que se contempla, aunque de una extraña manera que incluye que, en el Registro Civil, adviertan de las consecuencias de cambiar la información relativa al género. Tras el aviso, la persona interesada tendrá que volver, 3 meses después, para confirmar “su decisión”)
  • No existe reconocimiento para las personas trans no binarias
  • Divide a las personas menores trans en franjas de: 14 a 16 años (equipara el procedimiento con el de las mayores de 16), de 12 a 14 años (judicializa el procedimiento y lo supedita al permiso de tutores legales) y menores de 12 (no podrán solicitar el cambio de género, aunque sí el de nombre)
  • Deja fuera a las personas trans migrantes, salvo a aquellas “sin residencia legal en España que acrediten la imposibilidad legal o de hecho de llevar a efecto la rectificación registral relativa al sexo, y en su caso al nombre, en su país de origen” y a les apátridas, “siempre que cumplan los requisitos de legitimación previstos en esta ley, excepto el de estar en posesión de la nacionalidad española, puedan interesar la rectificación de la mención del sexo y el cambio del nombre en los documentos que se les expidan”.
Transfobia en la Ley Trans

La realidad de la infancia trans en España queda reflejada en este cartel visto en el Orgullo crítico de este año (foto: @carl•litoooos).

Queda la tramitación parlamentaria

Para que se apruebe la Ley para la Igualdad real y efectiva de las personas trans y garantía de los derechos LGTB todavía queda tiempo, puesto que, antes, tendrá que pasar por el Congreso de los Diputados.

En la última década, por esta cámara ya han pasado 2 leyes trans: la que se quedó en el aire por la convocatoria de elecciones generales (2019) y la que no pudo tramitarse por la abstención del PSOE.

Por tanto, ahora lo que puede ocurrir es que, en la tramitación parlamentaria:

  • Puedan corregirse los errores y que lo que iba a ser la Ley Trans aparezca, de forma íntegra, en la Ley LGTBI
  • Se apruebe tal y como se ha presentado
  • Se puedan arañar algunos derechos más, pero que siga siendo una ley recortada e insuficiente
Las disculpas ya para otro momento

Después de más de 1 año de maltrato, antes del Orgullo LGTBIQA estatal, tenemos un anteproyecto que ignora diferentes reivindicaciones.

Así, aunque los logros y avances sean obvios (ya no serán necesarios los diagnósticos de transexualidad, por ejemplo), todavía queda mucho en el aire como para celebrarla como un triunfo absoluto.

Anteproyecto Ley Trans reacciones

La reflexión de Elsa Ruiz (mujer trans) sobre lo que supone el anteproyecto presentado pocos días antes del Orgullo LGTBIQA.

El anteproyecto de ley más allá de las personas trans

Sobre las terapias de conversión

En España, entrar en un templo e interrumpir una misa se considera delito, pero no que se torture a personas LGTBIQA para que dejen de serlo. Sí, las mal llamadas terapias de conversión no son ilegales.

Para prohibirlas de una vez por todas, desde el activismo se estaba promoviendo una Ley LGTBI (independiente de la Ley Trans), que ahora es el anteproyecto presentado por el Gobierno.

Como informa ILGA en su estudio sobre las terapias de conversión de febrero de 2020, hasta que el anteproyecto se convierta en ley, España carece de una prohibición nacional, pero sí cuenta con algunas leyes autonómicas LGTBI que ilegalizan las terapias de conversión.

Terapias de conversión son tortura

Explicación sobre lo que son las terapias de conversión (foto: Patricia Mercado).

¿Qué pone en esas leyes?
  • Madrid (desde 2016) prohíbe “todas las intervenciones médicas, psiquiátricas, psicológicas, religiosas o de cualquier otra índole que persigan la modificación de la orientación sexual o de la identidad de género de una persona”
  • Murcia (2016) penaliza de forma más limitada las terapias de conversión, puesto que solo contempla aquellas destinadas a modificar la identidad de género que se produzcan en los servicios de salud pública
  • Andalucía (2017) suma a la prohibición madrileña otra sobre la “publicidad y promoción de terapias de conversión y tanto la promoción como la disposición se consideran infracciones administrativas ‘muy graves’ en virtud de la ley, sin perjuicio de la responsabilidad penal”
  • Comunidad Valenciana (2018) prohíbe “la práctica de métodos, programas y terapias de aversión, conversión o contraacondicionamiento destinados a modificar la orientación sexual, la identidad de género o la expresión de género de las personas”
  • Aragón (2018) considera “la promoción y la prestación de terapias de conversión faltas administrativas muy graves”, además de que extiende la penalización a  “cualquier persona que proporcione terapias de conversión en la Comunidad Autónoma”
  • Cantabria (2020, aprobada después del informe de ILGA)

Prohíbe “expresamente todas las terapias aversivas o procedimientos o intervenciones médicas, psicológicas o de cualquier otra índole que persigan la modificación de la orientación sexual o de la identidad sexual o identidad de género de una persona.

Las administraciones públicas, y especialmente las sanitarias, educativas y sociales, no autorizarán centros en los que se practiquen tales tratamientos y llevarán a cabo campañas informativas y de sensibilización para fomentar la denuncia de aquellas prácticas en el ámbito de sus competencias”.

Además, contempla la adopción de “medidas preventivas y de apoyo a las víctimas de discriminación y de odio y para evitar la práctica de terapias aversivas, de conversión o cualquier otro procedimiento o intervención médica, psicológica o de cualquier otra índole”.

Las terapias de conversión en el anteproyecto

Como en los derechos trans que se consiguen con el anteproyecto, en el caso de las terapias de conversión, tampoco hay que echar las campanas al vuelo.

Según informa Saúl Castro Fernández (abogado de derechos humanos, derecho penal internacional y derechos LGTBI, así como miembro del Equipo de Diversidad de Amnistía Internacional y fundador de la Asociación Española contra las Terapias de Conversión), aunque las terapias de conversión ya están prohibidas en algunas Comunidades Autónomas:

  • Hasta el momento, no existe ninguna sanción firme en ninguna de ellas (pese a que sí se han realizado numerosas denuncias)
  • España no criminaliza las terapias y solo establece una sanción administrativa (en todo este tiempo, solo ha sancionado a Elena Lorenzo, cuya multa de 20.001€ fue recaudada por Hazte Oír en un crowdfunding)
  • De lo anterior se deduce que la sanción no sirve para impedir las terapias, puesto que, en la actualidad, Lorenzo ofrece los mismos servicios a través de su web
Terapias de conversión y Elena Lorenzo

Ejemplo de los mensajes con los que Elena Lorenzo aborda a personas del colectivo en apps de ligue. Esta data de 2019.

Respecto al contenido del anteproyecto, Castro Fernández explica que:
  • La definición de terapia de conversión no incluye a las personas trans, puesto que no contiene las palabras “identidad de género” (en cambio, sí aparece identidad sexual o expresión de género)
  • El texto prohíbe la práctica de terapias de conversión, pero solo tipifica como infracción la promoción o difusión de las mismas
  • Al no contener una definición, deja a juicio de la administración que eufemismos como “acompañamiento ofrecido por religiosos” se consideren o no terapias de conversión
  • El hecho de que la sanción sea administrativa provoca que la instrucción se lleve a cabo por órganos no judiciales, algo que limita la participación de las víctimas y la sociedad civil en el proceso
  • Dicha instrucción depende del partido político en el poder (por ejemplo, en Madrid, los procedimientos administrativos contra Elena Lorenzo, grupos evangelistas y el Obispado de Alcalá llevan años paralizados)

  • El anteproyecto no criminaliza realizar terapias de conversión
  • No aparece rastro de formación a profesionales para que sean capaces de “identificar y garantizar los derechos de las víctimas”
  • Tampoco se incluyen procedimientos para que, en el caso de que las víctimas sean menores, puedan intervenir Servicios Sociales y Fiscalía
  • No se proponen medidas para romper el círculo de violencia estructural (suele ocurrir en la familia o comunidades religiosas), el mismo que impide a las víctimas escapar si dependen económicamente de quienes les realizan/llevan a terapias de conversión

Además, en el anteproyecto no se hace mención a las personas asexuales, por lo que las terapias de conversión hacia ellas no quedan prohibidas de ninguna manera. En un reciente vídeo, Ángela Vicario cuenta cuál es el diagnóstico y terapias que se aplican a la asexualidad en España:

Sobre la filiación de hijes en las parejas de mujeres LTB

En España, las parejas conformadas por mujeres no pueden filiar a sus bebés como el resto de parejas no casadas.

De hecho, la ley actual las obliga a casarse antes del nacimiento. De lo contrario, una de las madres se ve en la situación de tener que adoptar a su propie bebé.

En cambio, en las parejas no casadas y conformadas por un hombre y una mujer, jamás se produce ningún problema a la hora de filiar al bebé ni se solicitan documentos extra.

Cuando el anteproyecto se convierta en ley, quedará garantizada la igualdad real de derechos para las familias LGTBI, puesto que modificará el artículo 120 del Código Civil.

Discriminación en filiación de descendencia parejas lesbianas

En principio, con la Ley para la Igualdad real y efectiva de las personas trans y garantía de los derechos LGTB no se repetirán casos como los de María José Torres y Brenda Kelleher (foto: La Marina Plaza).

Sobre las cirugías de reasignación a personas intersexuales

La futura Ley para la Igualdad real y efectiva de las personas trans y garantía de los derechos LGTB legislará, por primera vez en España, “derechos fundamentales para las personas intersexuales, como son el derecho a no sufrir mutilación alguna al nacer o el de no tener que ser inscritas en un sexo que no tienen definido durante los primeros meses de vida”.

Además, también se prohibirán todas las cirugías a menores intersexuales, que no respondan a motivos de salud, y “se establece un plazo de un año para la inscripción del sexo de bebés intersexuales”.

Discafobia y LGTBIQAfobia

Hablar de reivindicaciones en el Orgullo LGTBIQA también pasa por reconocer que, en general, nos olvidamos de las personas neurodivergentes, de movilidad reducida o con diversidad funcional y, desde luego, nos olvidamos de que muchas pertenecen al colectivo.

Nos olvidamos porque somos discafóbicas y no las tenemos en cuenta. Además, si pensamos en ellas o nos relacionamos con ellas, normalmente, seguimos el camino del paternalismo y la sobreprotección.

Arturo Góngora Fort, discafobia y Orgullo LGTBIQA

Arturo Góngora Fort es activista por la discapacidad o diversidad funcional dentro del colectivo. Un Orgullo LGTBIQA que no habla de discafobia es un Orgullo incompleto (foto: Apoyo Positivo).

En resumen, las deshumanizamos, reducimos a patologías o seres sin derecho a una vida en el terreno afectivo-sexual desde nuestra posición de privilegio y, si eso, hablamos por ellas (pero sin ellas, como yo ahora mismo).

Les debemos una disculpa y un plan para enmendar los errores porque esta es otra: pedir perdón pierde todo su valor si no se tiene intención alguna de cambiar nuestros comportamientos.

Hungría se ha hecho un Margaret Thatcher o Vladímir Putin

El año pasado, Hungría aprobaba:

  • Una ley para impedir el cambio de nombre y género a las personas trans e intersexuales
  • Otra que niega la adopción a las personas LGTBI

Este 15 de junio, el país ha aprobado una ley contra la pedofilia. En ella, ha incluido la prohibición de hablar a menores sobre la homosexualidad y el cambio de sexo.

Sí, 2021 y todavía se vincula ser lesbiana, gay o trans (por supuesto, ignora a las personas bisexuales o asexuales) con la pedofilia.

Orgullo LGTBIQA contra el odio

Frente al odio, visibilidad, activismo y Orgullo LGTBIQA.

Leyes contra el colectivo LGTBIQA en Europa

  • Rusia (desde 2013) prohíbe “promover entre menores las relaciones sexuales no tradicionales” y, en la práctica, se utiliza para considerar propaganda cualquier mensaje sobre diversidad sexual, de género o a favor de los derechos de las personas LGTBIQA
  • Croacia, Eslovaquia, Hungría, Polonia, Armenia, Bielorrusia, Georgia, Moldavia, Ucrania, Letonia, Lituania, Montenegro y Serbia prohíben en sus Constituciones el Matrimonio Igualitario
  • En Croacia, Eslovaquia, Hungría, Polonia, Armenia, Bielorrusia, Georgia, Moldavia, Bulgaria y Azerbaiyán, las personas LGTBIQA están vetadas en el ejército
  • Desde enero de 2014, la Ley lituana de protección de menores contra el efecto perjudicial de la información pública (2010) penaliza “actividades o publicaciones que violan los llamados ‘valores familiares’ establecidos por la Constitución”
  • Chipre permite el cambio de nombre legal, pero no el del sexo registral
  • Macedonia del Norte permite el cambio de nombre legal, pero no vincula ese derecho a las personas trans
Ausencia de leyes de reconocimiento de la identidad de género en documentos

Los países/regiones que aún no han legislado al respecto son: Liechtenstein, Bulgaria, Ciudad del Vaticano, Macedonia, Gibraltar, Islas Feroe (pertenecen a Dinamarca), Albania, Andorra, San Marino y Mónaco.

V0X vincula ser LGTBI con la pederastia y aquí no pasa nada

Historial de V0X contra el colectivo LGTBIQA

69 países siguen criminalizando ser LGTBIQA

Según el último informe Homofobia de Estado (2020), elaborado por la asociación internacional ILGA, casi 70 países penalizan ser LGTBIQA. De ellos, la mayoría se encuentra en África y Asia.

Y, en concreto, 9 castigan ser LGTBIQA con la muerte: Mauritania, Somalia, Afganistán, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Pakistán, Qatar y Yemen.

El colonialismo, detrás de la LGTBIQAfobia

En el mismo informe de ILGA, queda recogido que la penalización y estigmatización de las personas LGTBIQA en antiguas colonias europeas se deben a las leyes aprobadas desde las metrópolis.

Por ejemplo, en el caso de España, las disposiciones de Las Siete Partidas (incluían el delito de sodomía y la pena de muerte por el acto si quedaba probado) siguieron vigentes después de su derogación en el territorio nacional de la península Ibérica y los archipiélagos.

En otros países y según las declaraciones de la activista lesbiana Grammo Suspect o los trabajos de investigación de Stephen O. Murray, Will Roscoe o Sylvia Tamale, la LGTBIfobia se expandió en África por culpa de Europa.

Grammo Suspect y Orgullo LGTBIQA

Grammo Suspect, la primera rapera de Kenia que es lesbiana visible (foto: Nairobi Wire).

A la hora de señalar culpables directos, resulta fundamental subrayar la influencia del colonialismo británico, que impuso y normalizó un patriarcado capitalista, cristiano y homófobo.

“Desde Azande, en el Congo, hasta Beti, en Camerún, y desde Pangue, en Gabón, hasta Nama, en Namibia, hay evidencias etnográficas de relaciones del mismo sexo en el África pre-colonial”, según escribió la activista ugandesa Val Kalende en The Guardian.

Mundo rural y la necesidad del Orgullo LGTBIQA

  • El anonimato no existe para las personas LGTBIQA en la España rural o en las ciudades pequeñas
  • Sus nombres y personalidades son sustituidos por “la trans”, “la lesbiana”
  • El miedo al estigma provoca que, sobre todo, las mujeres trans, bisexuales y lesbianas eviten visibilizarse

La perversión de la libertad en la Comunidad de Madrid

Tener la posibilidad de escoger entre que el alumnado reciba o no charlas para prevenir el acoso a la infancia y adolescencia LGTBIQA no es libertad, sino perpetuar los mismos comportamientos y creencias que nos señalan, discriminan y estigmatizan.

Para la gente que se ampara en la libertad, proteger a las familias y respetar los valores significa validar la LGTBIQAfobia y calificar todo aquello destinado a combatirla como ideología.

Y no, ser LGTBIQAfóbico no se encuentra al mismo nivel que no serlo del mismo modo que ser antifascista no tiene el mismo valor que ser fascista.

Todos los comportamientos/ideologías que contribuyen a discriminar a colectivos históricamente oprimidos son anti-valores humanos porque no existe ningún bien en el convencimiento de que ciertas personas solo pueden ser ellas mismas en la intimidad de sus hogares.

Isabel Díaz Ayuso y la validación del odio contra el colectivo

Además de coquetear con la posibilidad de implantar el pin parental, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso revisará la ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación.

Aunque Enrique Ossorio (portavoz del Gobierno madrileño) declaraba a El País que la revisión solo afectará a la forma de la redacción de ciertas partes, pero no a los objetivos de la ley, cambiar palabras en derecho supone mucho y más cuando el fascismo interviene.

Nos siguen agrediendo por ser LGTBIQ

Agresiones tránsfobas en España

Ventura se refiere a la agresión tránsfoba que sufrió Eva Vildosola el 20 de noviembre.

Nos siguen matando por ser LGTBIQA

El número de víctimas es superior, pero de estas han trascendido sus identidades:

  • Jonathan Santos (México, 18 años, activista) recibió un tiro en la cabeza (agosto 2020)
  • Verónica Solano (Colombia, mujer trans) murió tras ser apuñalada (febrero 2021)
  • Lindolfo Kosmaski (Brasil, 25 años, activista) recibió 2 disparos y le remataron, dentro de su vehículo, prendiendo fuego al mismo (mayo 2021)
  • A Normunds Kinzulis (Letonia, 29 años, activista) le mataron prendiéndole fuego (mayo 2021)
  • Alireza Fazeli Monfared (Irán, 20 años, persona gay no binaria) sufría malos tratos por parte de su familia, que le acosaba por su vestimenta y forma de ser. Al descubrir que era homosexual y que quería huir a Turquía (para encontrarse con su novio), 2 de sus primos y un hermanastro le mataron a golpes, le decapitaron y tiraron su cadáver (mayo 2021)
  • Samuel Luiz Muñiz (España, 24 años hombre gay) recibió una brutal paliza, al grito de “maricón”, propinada por 13 hombres (julio 2021)

La bifobia sigue muy presente

Por ejemplo:

  • Las personas bisexuales solicitantes de asilo tienen más posibilidades de que se les deniegue el reconocimiento como refugiadas LGTBIQA, puesto que se tiende a presuponer que pueden “aparentar” heterosexualidad o que “pueden elegir”
  • Les hombres bisexuales sufren una reiterada invisibilización y las mujeres, cosificación machista como fetiches sexuales
  • La mayor parte de las mujeres bisexuales que residen en la España rural no se visibilizan por temor al estigma y la discriminación (último informe data de 2019)
Bifobia estructural, un motivo para el Orgullo LGTBIQA

Bifobia estructural, otro motivo para el Orgullo LGTBIQA (fuente: reproducción propia y en mayor resolución de este cartel de Albert Volkova).

Nos ocultamos en el entorno laboral

Según el último informe de UGT, el 44% de las personas LGTBI ocultan su orientación sexual y/o identidad de género en el trabajo. Además, hasta el 75% ha vivido cómo se agredía verbalmente a personas LGTBI en entornos laborales.

Además, de ese estudio, se desprende que la tasa de paro entre personas trans supera el 80%.

La parte festiva del Orgullo LGTBIQA, en la Casa de Campo

En mayo de 2019, en el marco de la campaña para las elecciones a la alcaldía de Madrid, V0X planteó llevar las fiestas del Orgullo LGTBIQA a la Casa de Campo. Allí, por cierto, tuvo lugar en 1979 un mitin del colectivo (fue allí porque la manifestación fue prohibida) que intentaron reventar agrupaciones fascistas.

Esa propuesta se realizó el 6 de mayo y el 9 Isabel Díaz Ayuso lo descartaba, puesto que “en la Casa de Campos hay familias“.

Sin embargo, las fiestas del Orgullo LGTBIQA de MADO (COGAM, FELGTB y la Asociación de Empresas y Profesionales para LGBT de la Comunidad de Madrid [AEGAL]) sí han terminado en la Casa de Campo.

Se puede justificar el hecho por motivos sanitarios, pero la sombra de la duda planea por diferentes motivos:

  • En el Palacio de Cibeles (sede del Ayuntamiento de Madrid) no se ha colocado la bandera del colectivo
  • Otras festividades ligadas al Orgullo LGTBIQA sí se han programado en locales de Chueca
  • Desde que decayó el Estado de Alarma, se han producido botellones en el centro de Madrid, que no se han desviado a la Casa de Campo
  • En Madrid, los únicos botellones que han sido dispersados con cargas policiales, desde que acabó el Estado de Alarma, han sido los acontecidos en la Semana del Orgullo LGTBIQA en Chueca

Los patrocinios del Orgullo LGTBIQA de MADO dejan mucho que desear

Pinkwashing patrocinadores MADO Orgullo LGTBIQA 2021

Captura propia realizada en la web de MADO.

Entre los patrocinadores del Orgullo LGTBIQA de MADO, destacan 2 ejemplos flagrantes de pinkwashing:

  • El Corte Inglés (retiró de la venta un libro para sanar la homosexualidad solo porque se descubrió [sus disculpas fueron gaslighting de manual: a las personas que se hubieran sentido ofendidas. Además, en 2020, seguían vendiéndolo] y publicidad donde salían 2 padres gays con su hije porque lo pidió Hazte Oír. El 28J las redes sociales de la empresa no hicieron ninguna mención al Orgullo LGTBIQA)
  • ATRESplayerPremium (su programación LGTB es de pago. En abierto, invitan a Abasc*l y dan validez a su discurso contra el colectivo y minorías oprimidas)
Más pinkwashing patrocinadores MADO Orgullo LGTBIQA 2021

Esto no es Orgullo LGTBIQA, solo es, además de capitalismo rosa (aquel que excluye a las personas no privilegiadas del colectivo), una vergüenza que borra cualquier resquicio de lucha.

A la demostrada LGTBIfobia de El Corte Inglés, hay que sumar que ahora los grandes almacenes funcionan como centros de vacunación contra el covid, a costa de que la Comunidad de Madrid cierre 41 centros de salud.

La transversalidad del Orgullo LGTBIQA se demuestra con hechos. Por eso, aunque MADO no representa el valioso trabajo que FELGTB y sus entidades realizan durante todo el año, que en MADO figuren FELGTB y COGAM lo enturbia todo.

Más comunicación entre asociaciones

En el universo activista-simpatizantes-aliades, nos une más de lo que nos separa. Después de todo, FELGTB da la cara por el colectivo y esto no puede olvidarse por unos tuits desafortunados.

A veces, FELGTB se equivoca. Por ejemplo, fue vergonzoso y no tiene justificación el hilo de tuits en el que se culpaba a Mar Cambrollé, Plataforma Trans y partidos de la oposición de causar el bloqueo en la aprobación de la Ley Trans del Gobierno.

Tuit desafortunado

Este tuit solo logró enfangar.

También, se afeaba la renuncia (¿?) de Irene Montero a negociar, pero no mencionaba explícitamente al PSOE, que se acababa de abstener en la tramitación de otra Ley Trans similar.

En cambio, al señalar a Carmen Calvo, las palabras eran más suaves. Concretamente, se hablaba de “falta de voluntad política“.

Releyendo el hilo, se comprende el miedo de FELGTB a que la ley ajena al Gobierno condenase la Ley Trans. No obstante, existe una gran diferencia entre que Plataforma Trans presentara otra Ley Trans y el hecho de que el PSOE impidiera la tramitación de un texto, en teoría similar al suyo (aunque ahora sabemos que no).

¿Por qué no estaban juntas en algo tan importante?

La sensación que transmite la abstención del PSOE es la de que la Ley Trans solo puede pasar por el Congreso si viene del Gobierno. Si el 29 de junio hubiera presentado un anteproyecto potente, se podría pasar, más o menos, por alto, pero las trampas que incluye dejan fatal al PSOE y, por consiguiente, a FELGTB.

No obstante, más allá de que la federación peque de tibieza en algunas ocasiones, su objetivo no es el de retrasar derechos, sino el de conquistarlos.

Y, desde luego, más allá de todo lo sucedido, convendría analizar qué ocurre o qué falla en el activismo de primera línea para que FELGTB y Plataforma Trans trabajaran en 2 leyes diferentes.

Otras razones para el Orgullo LGTBIQA

  • Murcia regulará el pin parental
  • OpenDemocracy desvela que “las principales ONG que dirigen clínicas en Kenia, Uganda y Tanzania también actúan contra las prácticas ‘aborrecibles’ para ‘cambiar’ la orientación sexual de las personas”
  • En el mundo, ser LGTBIQA supone sufrir bullying en hasta un 54% de los casos, según la UNESCO
  • Les hombres homosexuales (tal vez, también les bisexuales, por eso de la invisibilización) españoles, que viven con sus parejas del mismo género, cobran menos que les hombres heterosexuales/percibides como heterosexuales que conviven con sus parejas (casi 200 euros menos)
  • En cambio, las mujeres lesbianas (también, tal vez, las bisexuales españolas), en la misma situación del punto anterior, cobran unos 150 euros más que las mujeres heterosexuales/percibidas como heterosexuales
  • En la liga de fútbol española, nunca se ha visibilizado ningune hombre gay o bisexual
  • Los medios de comunicación siguen hablando de “confesar” cuando una persona desvela su orientación sexual
  • También, se sigue empleando el “las personas trans sienten tal género“, cuando no hay sentimiento en la identidad de género (se sabe y punto, como lo saben las personas cis)
  • La UEFA prohibió iluminar el estadio Allianz Arena (Munich) con la bandera LGTBIQA (durante el partido Alemania-Hungría) porque lo consideró una declaración política (lo que desconoce es que no permitir iluminar un recinto con una bandera que representa la lucha por Derechos Humanos también es una declaración política y de las malas)

2 comments

  1. Una grande 23 julio, 2021 at 08:58 Responder

    Sois carroña, siempre a la caza y sacando victmas de la nada, se os ba a caer el chiringito cuando Abascal sea presidenye

Leave a reply

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Domóticas Integradas, SL
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: revistaculturadiversa@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies