Crítica de Future Nostalgia de Dua Lipa

Future Nostalgia: ¿Dua Lipa supera las expectativas?

Una semana antes de lo esperado, debido a la filtración íntegra de todo el trabajo, se ha puesto a la venta Future Nostalgia de Dua Lipa. Publicado casi 3 años después de su exitoso debut homónimo, llega precedido por Don’t Start Now, Future Nostalgia, Physical y Break My Heart, canciones influidas por el disco, funk, synthwave, hi-nrg y dance típico de los 80.

Portada de Future Nostalgia de Dua Lipa

Portada de Future Nostalgia de Dua Lipa.

Crítica de Future Nostalgia de Dua Lipa, canción a canción

Future Nostalgia

El tema con el que arranca el segundo disco de Dua Lipa, entre el disco y el electro funk, resume el concepto que envuelve todo el trabajo: música retro que conecta con el tiempo presente, gracias a las virtudes de la producción actual y, sobre todo, al mensaje feminista.

Todo ello da como resultado, en palabras de Lipa, una obra atemporal, como la arquitectura de John Lautner (Estados Unidos, 1911-1994), cuya carrera se compone de construcciones futuristas (los términos apropiados son doo-wop o Googie).

Así, la adictiva Future Nostalgia mira tanto a Chic y Moloko como a Daft Punk, una versión más refinada de Bruno Mars, Lady Gaga, Kesha (Lipa parece imitar el poso hip hop de la intérprete de Tik Tok) o al Spy de Shakira y a las carreras en solitario de Róisín Murphy y Nile Rodgers.

La obra atemporal de John Lautner en Future Nostalgia de Dua Lipa

“Lo atemporal siempre es moderno”, suele decir Galo Lantarón, una máxima que demuestran la residencia Sheats (Los Ángeles, 1963), la Casa Marbrisa (Acapulco, 1973) y la Chemposphere (1958, Los Ángeles), 3 famosas obras de John Lautner (foto: composición propia con imágenes de Arquine, Wikipedia, y WikiArquitectura).

Don’t Start Now

En 2019, Dua Lipa recibía el Grammy a Mejor Nuevo Artista, un premio que, en ocasiones, puede considerarse como gafe, dado que, tras él, el éxito decae o desaparece de golpe (Meghan Trainor, Fun o Alessia Cara son ejemplos recientes).

Después de las cifras de vértigo de New Rules, IDGAF, One Kiss y Electricity, la fría recepción de Swan Song (2019, un electropop tipo Lorde) parecía condenar a Lipa a la pérdida de relevancia, una vez superado el tiempo de influencia de su debut.

Finalmente, ¡nada más lejos de la realidad! y, de hecho, la potente presentación de Future Nostalgia de Dua Lipa, Don’t Start Now ha roto el techo alcanzado por New Rules (puesto 6) en Estados Unidos, donde ha conquistado la segunda plaza, la misma posición que en Reino Unido.

Además, esta gran mezcla de nu disco y hi-nrg (el elemento que provoca que casi suene a eurodance) sigue fiel al discurso empoderador de Lipa y, al haber sido concebida junto al mismo equipo que New Rules, la artista la considera su sucesora natural, aunque su vídeo no sea épico.

Cool

Aderezada de disco, la primera pieza synthwave de Future Nostalgia es también la primera en descolgarse del nivel de calidad de los adelantos del álbum.

Ello no supone que Cool (co-escrita por Tove Lo) sea una mala composición. Para nada, pero sí depende demasiado de su post-estribillo instrumental para resultar interesante.

Tampoco puede considerarse como relleno (no es Dreams ni Running de su debut), sino más bien como un corte menor, aunque disfrutable, de Future Nostalgia. En este sentido, posiblemente, siga una evolución similar a la de Birthday, cuarto sencillo del Prism de Katy Perry.

Physical

Sin duda, esta es la mejor canción de todo Future Nostalgia de Dua Lipa y, por tanto, una de las cumbres de su carrera. Toma su título del éxito homónimo (1981) de Olivia Newton-John, que homenajea también al incluir el verso “let’s get physical”.

Construida sobre una magistral base synthwave y hi-nrg, trata sobre disfrutar, bailando y practicando sexo toda la noche, de un amor diferente al convencional (puede entenderse como uno libre de la toxicidad machista del romántico), que conduce a un gran orgasmo.

De hecho, así es como concluye su videoclip, dirigido por la productora barcelonesa CANADA (responsable de Malamente de Rosalía o Zorra de Bad Gyal, por ejemplo) y basado en el diagrama Orden y Limpieza (1981) de Peter Fischli y David Weiss.

Peter Fischli y David Weiss en Physical, segundo sencillo de Future Nostalgia de Dua Lipa

El diagrama de Peter Fischli y David Weiss, con el que interactúa Dua Lipa en uno de los teasers de Physical, se basa en 4 conceptos universales: la humanidad, las emociones, los animales y la materia.

A nivel comercial, debido al creciente impacto de Don’t Start Now, se ha quedado algo relegada en las listas. Eso sí, ya supera los 120 millones de reproducciones en Spotify y se ha colado en el top 10 de 13 países. Entre ellos, destaca el primer puesto en Croacia e Israel o el quinto conseguido en Reino Unido.

Levitating

También pertenece al grupo de canciones disfrutables de Future Nostalgia de Dua Lipa, pero no al de las brillantes. Además, a diferencia de Cool, Levitating presenta un problema y es el notable parecido de su estribillo con el del clásico disco Blame It On The Boogie (1978).

Compuesta por Mick Jackson, Dave Jackson y Elmar Krohn e interpretada por The Jackson 5, sus nombres no aparecen en los créditos de Levitating.

Tanto si se trata de un sampleo o de simple casualidad (Lipa cita a Blondie y Daft Punk como influencias para el tema), no juega a su favor, puesto que escucharla solo despierta ganas de ponerse Blame It On The Boogie.

En el plano lírico, como Cool, es un himno para disfrutar, de manera despreocupada, del ilusionante comienzo de una relación amorosa.

Pretty Please

Si Billie Eilish publicase una canción disco, esta sería Pretty Please. Como ya hacía Selena Gomez con People You Know o Rosalía con A Palé, Dua Lipa se deja influir por la escuela que ha creado Eilish (aunque, también, se intuyen recursos sonoros del tipo Róisín Murphy) y, además de cantar con susurros, en las estrofas, oculta los destellos disco tras un contundente bajo al estilo Bad Guy.

Toda una sorpresa (de las buenas), Pretty Please se centra en otro momento clave de los inicios de una relación sentimental: el de echar el freno para evitar la dependencia emocional.

Hallucinate

Salvo por los “my, my, my” del estribillo (recuerdan y mucho al Boy With Luv de BTS & Halsey), Hallucinate podría ser una composición de The Fame (2008) de Lady Gaga o de Aphrodite (2010) de Kylie Minogue.

House y dance, junto a ecos trance y disco, revisten otro de los grandes aciertos de Future Nostalgia de Dua Lipa, donde vuelve a celebrar el amor.

Love Again

De nuevo, como Cool, este otro momento de nostalgia futurista del álbum necesita, en exceso, apoyarse en su irresistible instrumentación de trompeta (la misma que la de Your Woman, 1997, de White Town) y en los clímax vocales para funcionar.

Según Lipa, Love Again funciona como una “terapia barata”, dado que la escribió cuando acababa de cerrar una relación fallida. Tiempo después, a su equipo se le ocurrió incorporar el sample de Your Woman, que, a su vez, empleaba un extracto de la jazzística My Woman, 1932, de Al Bowly.

Gracias a este añadido, la octava pista de Future Nostalgia de Dua Lipa se torna más alegre.

Break My Heart

Aunque la instrumentación juega un papel importante en Break My Heart, no es decisivo, es decir, se trata de un elemento más, engranado a la perfección, para construir una canción redonda de principio a fin.

De un ritmo más pausado que Don’t Start Now y Physical, también, por momentos, suena parecida a Done For Me de Charlie Puth & Kelani y, desde luego, a Need You Tonight, 1987, de INXS (tema que samplea) y a los cortes más disco y accesibles de la carrera en solitario de Róisín Murphy (Incapable, por ejemplo).

Good In Bed

Del disco de la mayor parte de Future Nostalgia de Dua Lipa, en Good In Bed, pasamos al funk y al r&b de toques doo-wop. Por desgracia, toda esta prometedora mezcla da lugar a la peor composición de todo el trabajo y a la única que puede calificarse como de relleno.

Respecto a su temática, aborda esa agridulce sensación que produce descubrir que lo único bueno de una relación es el sexo.

Boys Will Be Boys

En lo estrictamente musical, Future Nostalgia de Dua Lipa llega a su fin de una forma diferente a como arranca: con baroque pop en la estela, más que de Lana del Rey, de Florence and The Machine.

Si nos fijamos en la letra, comprobamos que Lipa trata una de las respuestas más comunes y contradictorias que recibe el feminismo. Por un lado, cuando se habla de los comportamientos y actitudes machistas de los hombres, siempre hay alguien que afirma “no todos los hombres”, “no somos animales”, “el piropo no es acoso”…

Por otro, ese extraño momento en el que las violaciones y los feminicidios son justificados porque las víctimas vestían y/o se comportaban de una forma determinada o porque estaban borrachas. La frase típica aquí suele ser: “somos hombres, tenemos nuestras necesidades”, “no nos podemos controlar”…

Lo que dice Boys Will Be Boys de Dua Lipa en un gif

Sí, esta es la reacción habitual ante la contradicción del machismo.

A lo largo de menos de 3 minutos, Dua Lipa expone las diferencias entre crecer siendo niño o niña. En el segundo caso, poco a poco, se aprende a disimular el miedo con risa, a callar, a volver a casa por la noche con miedo (esto mismo denunciaban Monterrosa en Fauna), a situar las llaves en los puños en las inmediaciones del portal si hay hombres cerca o a esconder el cuerpo como forma de protección.

En cambio, ser niño y hombre (entendiéndose como sujeto político) supone que todos los comportamientos machistas se apoyan, se amparan y se disculpan porque lo que hacen nunca es su responsabilidad, sino que es culpa de las mujeres, que no están en su sitio. Y, obviamente, Lipa rechaza esta realidad, dado que es nociva.

Veredicto sobre Future Nostalgia de Dua Lipa: 3 casos a analizar

John Newman, Charlie Puth y Georgia son 3 artistas que en los últimos años han lanzado una serie de prometedores adelantos para sus álbumes de espíritu retro: Love Me Again y Cheating; Attention, How Long y Done For Me; y About Work the Dancefloor, Never Let You Go y 24 Hours, respectivamente.

Sin embargo, sus discos han resultado decepcionantes. De las 15 canciones de Tribute (2013 y 2014) de Newman, solo se salvan 6 (Love Me Again y Cheating incluidas) y, de hecho, la mayoría suponen una continuación, carente de brillo, del sonido de los sencillos o de las múltiples influencias del trabajo.

¿Se parece Future Nostalgia de Dua Lipa a Tribute de John Newman?

Para curarse en salud, John Newman incluía en el libreto de su debut este impresionante esquema Art Decó Zigzag Moderne con todas sus influencias para Tribute: Aretha Franklin, The Temptations, Ray Charles, Adele, Emeli Sandé, Martha Reeves, The Supremes, Gloria Jones, Tina Turner, Nina Simone o Chaka Khan.

Voicenotes, el trabajo que contiene las mencionadas composiciones de Charlie Puth, aunque no llega al nivel de decepción de Tribute, también se quedaba a medio gas en su pretensión de emular los años dorados del disco, r&b oscuro y funk rock.

Por último, el pasado 10 de enero, Georgia publicaba Seeking Thrills, su segundo trabajo de estudio. De lejos, el mejor de estos 3, de igual modo, toda su grandeza potencial (además de los adelantos, incluye joyas como The Thrill, Feel It, Ultimate Sailor y Honey Driping Inside) se pierde entre cucadas prescindibles (Till I Own It) o piezas que aún dependen de la influencia de M.I.A., que impregnaba su debut (Mellow, I Can’t Wait y Ray Guns).

Así las cosas, donde Georgia y el resto pinchan, es decir, en los momentos bajos, alejados del concepto o demasiado dependientes de los sonidos a los que pretende rendir tributo, Dua Lipa sortea los inconvenientes apoyándose en una producción exquisita y cohesiva, en unas letras poderosas sobre feminismo y, por supuesto, en una mayoría abrumadora de composiciones de 10.

Leave a reply

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Domóticas Integradas, SL
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: revistaculturadiversa@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies