Canción a canción crítica Planet Y2K de LIZ eurodance

Planet Y2K de LIZ: eurodance y trance de los 90 y 00

Tras los sencillos oficiales Diamond in the Dark, BTR 2GTHR, Lottery y los promocionales Laguna Nights e Intuition, entre el eurodance y el trance, este 15 de noviembre ha visto la luz Planet Y2K de LIZ. Disco debut de la cantante estadounidense, llega poco más de 3 años después de su mixtape Cross Your Heart y casi 6 de su último EP, Just Like You, cuya primera canción, Y2K, ha inspirado el título de este trabajo.

Crítica Planet Y2K de LIZ eurodance trance

Portada de Planet Y2K de LIZ: futurismo de sabor vintage, dado que rinde homenaje a una estética de moda a finales de los 90 y primeros años del siglo XXI.

Además de en sus 3 EPs (XTC, Hush y Just Like You), la citada mixtape y en un disco demo, en los últimos años, hemos escuchado a LIZ en Hourglass (2012) de Zedd o Set Me Free (2015) de Diplo.

Planet Y2K de LIZ canción a canción

Cloudbusting

LIZ arranca su primer álbum con un magnífico medio tiempo trance pop de tenues ecos eurodance (versión del sencillo homónimo del disco Hounds of Love, 1985, de Kate Bush), que recuerda a los mejores momentos de la discografía de Lasgo.

Eso sí, a diferencia de la formación belga, LIZ cuenta con la ventaja de la producción del 2019, que proporciona a Cloudbusting un acabado tan perfecto como rico en matices.

BTR 2GTHR

Más trance que la anterior y, de nuevo, un medio tiempo, en la notable BTR 2GTHR, se aprecia que la admiración que LIZ siente por Britney Spears se hace extensible a su forma de cantar.

También, se percibe la influencia del sonido y técnica vocal de Lene Nystrøm (Aqua) y, de hecho, este tema podría pasar por uno de los incluidos en Aquarium (2000), su segundo disco, aunque con una calidad infinitamente superior a la del decepcionante sucesor de Aquarium (1997).

Planet Y2K de LIZ tamagotchi

Otro elemento de nostalgia en Planet Y2K de LIZ: el tamagotchi, la mascota virtual que ilustra la portada del sencillo BTR 2GTHR.

Diamond in the Dark

El año pasado, cuando publicamos nuestra lista de himnos alternativos para el Orgullo LGTBI, hablamos de la DJ, cantante y compositora trans visible SOPHIE. En concreto, de Immaterial, una de las canciones de su debut Oil of Every Pearl’s Un-Insides (2018), donde integraba eurodance, deep house y bubblegum dance (un subgénero eurodance).

Para la espectacular Diamond in the Dark, LIZ hace uso de ese bubblegum dance, similar al ya abordado en When I Rule the World (2015 y co-escrito por SOPHIE), al que suma un importante respaldo eurodance y trance.

De esta manera y junto a Slayyyter (mujer bisexual visible), ha dado lugar a una composición redonda, adictiva y muy bailable, que podría formar parte de los últimos trabajos de Charli XCX, si esta artista apostara, más a menudo, por canciones inmediatas.

Laguna Nights

Aunque el trance resulta evidente en ella, Laguna Nights es, por el momento, el corte más decididamente eurodance de Planet Y2K de LIZ. No obstante, debido a la presencia del trance, Laguna Nights, otro momento álgido de este disco, es un tema que solo podría haberse publicado en los primeros 2000.

Intuition

En el que ha sido el último adelanto de Planet Y2K de LIZ, pese a que se trata de un descarte de Kylie Minogue, tanto la forma de cantar como el sonido teen pop-dance pop nos trasladan a los 2 primeros discos de Britney Spears, …Baby One More Time (1999) y Oops!… I Did It Again (2000), o al tema Show Me Love (1997) de Robyn.

Como consecuencia, Intuition funciona como un interesante homenaje a la Princesa del Pop, justo el año en el que se cumplen 20 años del lanzamiento de su debut.

Mickey

Salvo en la pista anterior, el trance y eurodance dominan los primeros minutos de Planet Y2K de LIZ. Sin embargo, a partir de Mickey, el sonido del disco comienza a diversificarse.

En este caso, se sumerge en bubblegum dance de la escuela Aqua, aunque provisto de las sonoridades que presenta el subgénero en la actualidad, que conecta esta canción, de nuevo, con la obra de SOPHIE, Charli XCX y, también, con algunos momentos del debut de Kim Petras.

Bubblegum

Tal y como puede intuirse por el título de la canción, el bubblegum dance tipo Aqua es el estilo al que pertenece Bubblegum, donde LIZ y Namasenda imitan la forma de cantar de Lene Nystrøm y, también, emplean sus mismos recursos de distorsión vocal.

Divertida y machacona, aunque no tan redonda como los cortes que la preceden, demuestra que el sonido Aqua funciona más de 20 años después y, además, mucho mejor que en manos de la formación danesa.

Cool with it

Trance desbocado, algún eco house, querencia hip hop y trap son los géneros que componen la octava canción de Planet  Y2K de LIZ. De melodía oscura, puede considerarse otro homenaje a Britney Spears, pero a la de In the Zone (2003), debido a los susurros y al componente hip hop (el trance y el eurodance son géneros ajenos a la discografía de la Princesa del Pop).

Al igual que Diamond in the Dark, Cool with it resulta adictiva, aunque, a diferencia de la primera, su atractivo le viene dado por suponer el primer reto, en cuanto a inmediatez, de este trabajo.

Lottery

Junto a la drag queen Aja, LIZ continúa explotando el sonido de In the Zone. Esta vez, de una manera mucho más pegadiza, pero igualmente satisfactoria.

Electricity

De ecos britneyspearsescos y, también, de artistas de tipo Ciara, es la décima pista de Planet  Y2K de LIZ.

Inspirada, de forma evidente, en el r&b/pop de finales del siglo XX y la década de los 2000, es una elegante pieza en la que LIZ demuestra que, sin necesidad de grandes alardes, cuenta con una voz o técnica vocal mucho más portentosa o versátil de lo que otras obras de su repertorio reflejan, dado que cambia, cada 2 por 3, de tonalidad.

Everybody

Entre Britney Spears, Jessica Simpson, Gwen Stefani, Agnes y DJ Bobo se mueve este Everybody, un medio tiempo de tenue eurodance, que marca el final de la parte más sosegada de Planet  Y2K de LIZ y el inicio del animado tramo final.

Al escuchar esta composición, es posible que percibáis que ya la habéis oído antes. Pues bien, en este caso, no estamos ante la clásica canción que suena a algo, pero no sabemos exactamente a qué porque es muy genérica. No, Everybody resulta familiar porque la melodía y el estribillo son los del sencillo del mismo nombre, lanzado por DJ Bobo en 1994.

Perteneciente al álbum Dance With Me (1993), debut del DJ, alcanzó el primer puesto en las listas finlandesas, el segundo en Alemania, el décimo en la Billboard europea, además de colarse dentro del top 50 británico y del 85 australiano.

Lost U 2 the Boys

El regreso a los 90 que establece Everybody conduce a otro corte influido por sonoridades de esa época. Con Lost U 2 the Boys, LIZ entrega una suerte de All That She Wants (1992) de Ace Of Base.

De esta manera, sigue los pasos de Britney Spears (grabó una versión de este rema reggae y dance para Blackout, aunque, al final, no formó parte de él), con la salvedad de que LIZ lo hace con un tema propio.

Además, a diferencia del que es uno de los singles más vendidos de la historia, el Lost U 2 the Boys sí incorpora trazas eurodance. En cambio, el clásico de Ace Of Base, en contra de lo que suele decirse, no es eurodance, sino que suena al típico dance de finales de los 80 y principios de los 90, el mismo de Vogue de Madonna, por ejemplo.

Mood Ring

Tal vez sea fruto de la casualidad, pero si, al principio, parece que Planet  Y2K de LIZ homenajea el eurodance y trance de los 90 y primeros 2000, muy pronto se empieza a intuir que Britney Spears es de les referentes más claros para este trabajo.

Otra muestra más es el nombre de esta pista, el mismo del fantástico bonus track para Japón del ignorado Glory (2016).

Las coincidencias, eso sí, se quedan ahí, ya que si el Mood Ring de Spears es un sedoso medio tiempo de electro r&b y trip hop, el de LIZ (interpretado junto a Ravenna Golden) discurre por terrenos bubblegum bass, una evolución del bubblegum dance en la que se incorporan elementos propios del PC Music.

Hearts Don’t Break

Aunque las influencias trance y eurodance están claras, en Hearts Don’t Break, LIZ acierta al envolver esta extraordinaria composición de un dance atemporal, tan moderno en los 90 como ahora. De esta manera, parece inspirarse en los momentos más envolventes de Ray Of Light (1998) y Confessions on a Dance Floor (2005) de Madonna, así como en el Breathe On Me de Britney Spears (también, del disco In the Zone):

Todo ello convierte Hearts Don’t Break en una de las 3 mejores canciones de Planet  Y2K, tras Laguna Nights y Diamond in the Dark.

Baby Blue

El eurodance fue uno de los géneros que definió el sonido de los 90, pero no el único. Además de este, del grunge o del pop latino, otro estilo de música electrónica despuntó entonces: el deep house.

Aunque en la próxima y última entrega por el trigésimo aniversario del eurodance, explicamos lo que diferencia el deep house del eurodance, podemos adelantar que este primero es más sosegado, dado que bebe de la música jazz y chill out. Pese a ese origen, el deep house no suena a jazz, sino, más bien, a algo parecido a eurodance, como le sucede al trance.

Un buen ejemplo de composición deep house para identificar el género es este magnífico Baby Blue.

Last Call – Afterparty Mix

Si los géneros musicales fueran espacios estancos, es decir, siempre iguales, todo sería más fácil, pero nada creativo ni estimulante. Además de contar con un sonido similar, un gran foco de confusión sobre si un tema es deep house o eurodance viene dado cuando los 2 géneros se entrelazan.

Y, en efecto, el Aterparty Mix de Last Call juega con esos estilos. Por suerte, debido al carácter vintage de Planet  Y2K de LIZ, la integración suma los elementos propios del eurodance con los del deep house, lo que facilita su identificación y, desde luego, disfrute.

Por último, queda añadir que la versión original de Last Call llegó en 2018 y, entonces, se movía entre el deep house y el uk garage (este último es un género que suena como un sutil drum & bass).

Veredicto sobre Planet Y2K de LIZ

Como ha quedado reflejado en el análisis canción a canción, con Planet Y2K, LIZ ha publicado un sólido debut dedicado a los 90 y 00.

Aunque incluye algún tropiezo en forma de temas menos inspirados (Everybody, Electricity y Bubblegum), en general, la calidad de las composiciones se mantiene elevada a lo largo de sus 50 minutos de duración.

Crítica Planet Y2K de LIZ

Otra de las imágenes promocionales de Planet Y2K de LIZ.

Sin embargo, existen 2 problemas muy importantes con LIZ, sus referentes y su voz. Ambos impiden que podamos descubrir quién es y cómo suena la propuesta de LIZ como artista porque, por un lado, imita demasiado a Aqua o Britney Spears (tanto que podrían ser canciones de elles) y, por otro, cuenta con una voz muy común, que lleva a pensar que, por ejemplo, es Charli XCX quien canta o la misma Princesa del Pop.

En definitiva, no cabe ninguna duda de que Planet Y2K de LIZ forma parte de la lista de mejores álbumes dance de 2019 ni de que, con él, ha conseguido rendir tributo a sus referentes sin entregar un producto desfasado.

No obstante, si quiere dejar huella (más allá de sus sobradas cualidades para homenajear, componer y producir) y alcanzar un público más amplio que el que siente nostalgia por los años en torno al cambio de siglo, conviene que, en algún momento, muestre qué propone sumar a los géneros musicales que le fascinan.

Leave a reply

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Domóticas Integradas, SL
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: revistaculturadiversa@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies