Art Decó y visibilidad LGTB en la película Víctor o Victoria

Visibilidad LGTB y Art Decó, vinculados en Víctor o Victoria

Hace 38 años se estrenaba la película Víctor o Victoria. Protagonizada por Julie Andrews, Robert Preston y James Garner, bajo la dirección de Blake Edwards, se trata de un remake de la cinta alemana Viktor und Viktoria (1933). Tanto esta última como la versión de 1982, fueron largometrajes adelantados a sus épocas, que proporcionaron papeles protagonistas y libres de ridiculizaciones a realidades LGTBI.

Carteles de la película Víctor o Victoria original y la de 1982

Los carteles de la película Víctor o Victoria original y la de 1982 (fotos: IMDb).

Por la época en la que se rodó Viktor und Viktoria y en la que se ambienta la adaptación de 1982 (1934), el Art Decó reviste diferentes decorados.

En función del tipo de Art Decó presente (Zigzag o Streamline Moderne), establezco una teoría sobre el mensaje que el empleo de uno u otro puede transmitir sobre la vida de las personas LGTBI en los años 30 del siglo XX.

Película Víctor o Victoria y el París y Berlín Art Decó

Arquitectura Art Decó en Berlín (Viktor und Viktoria se desarrolla allí) y París. De izquierda a derecha y de arriba a abajo: grandes almacenes Karstadt (1929-1945, Zigzag Moderne), el Tauentzien Palast (1931, actual Hotel Ellington. Streamline Moderne), el cabaré Folies Bergère (1926, Zigzag Moderne) y el número 8 de François Mouthon (1930, Streamline Moderne). Fotos: Der Tagesspiegel, Berlin.deFrancesco Giuseppe Storniolo y Architecture Art Déco.

La película Víctor o Victoria: una versión frívola de Cabaret

Justo una década antes del estreno de la película Víctor o Victoria, llegaba a los cines de todo el mundo Cabaret.

Ambientada en 1931, supuso la consagración cinematográfica de Liza Minelli y su segunda nominación consecutiva al Óscar a Mejor Actriz (en esta ocasión, lo ganó).

Cabaret nos conduce a un Berlín donde el nazismo crece en fuerza y seguidores, pero en el que aún se respira cierta libertad para las personas LGTBI, tanto en el Instituto para la Ciencia Sexual de Hirschfeld como en el ocio nocturno.

Antisemitismo en Alemania, representado en Cabaret

Natalia Landauer (Marisa Berenson) y Fritz Wendel (Fritz Wepper), representan el clima de antisemitismo existente y creciente en la Alemania pre-Hitler.

Aunque el tono de Cabaret no tiene nada que ver con el de la película Víctor o Victoria (la primera es un drama y la otra, una comedia), los paralelismos entre ambas son más que evidentes.

Eso sí, los 10 años que las separan propician que los diálogos de Víctor o Victoria sean más libres que los de Cabaret. Por ejemplo, en la película Víctor o Victoria, los hombres pueden ser gays, en lugar de ese eufemismo de “hombres que no se acuestan con mujeres”.

Transformismo y pluma en el cine, Cabaret

Pluma, transformismo y la figura de la aliada LGTB (Sally Bowles, una mujer flapper [estilo de vida vinculado al Art Decó]).

No obstante, pese a que las 2 cintas tratan la bisexualidad masculina, finalmente (alerta spoiler), en Víctor o Victoria, esta orientación sexual no tiene cabida. En cambio, en Cabaret, sí y de forma explícita en Maximilian von Heune (Helmut Griem).

Bisexualidad en el cine, Cabaret

El momento en el que se hace evidente que la bisexualidad planea en el aire.

Visibilidad LGTBI de interiores: el Art Decó

Desde 1925, la arquitectura Art Decó se extendió por todo el mundo. Antes de ese año, cuando se celebró la Exposición Internacional de Artes Decorativas de París, este estilo ya llevaba tiempo abriéndose camino en Francia o Bélgica.

Aunque el Art Decó bebe de otras arquitecturas del pasado y presenta similitudes con el Art Nouveau secesionista, fue el primer estilo que, en lugar de reivindicar el pasado, quiso celebrar la contemporaneidad y un nuevo estilo de vida:

  • Urbano
  • De menor represión moral
  • Vinculado a liberación femenina
  • Orgulloso de las vanguardias y avances tecnológicos
  • Que siente predilección por el disfrute y la evasión de los problemas
  • Tiene en el cine su gran fuente de entretenimiento
  • Apuesta por la vida nocturna
  • Adora el jazz
Art Decó prematuro en Madrid, Bruselas y París

Viviendas para Agustín Picazo (plaza de Jesús, 5 y 6, Art Nouveau madrileño de corte secesionista, 1912), el Art Decó Zigzag Moderne del palacio Stoclet (1911, Bruselas) y el del teatro de Los Campos Elíseos (1913, París). Fotos: Víctor Berzal de Miguel, José Alegre y Wikimedia Commons.

Dentro del Art Decó, se diferencian 2 vertientes principales:

  • Zigzag Moderne (menos rupturista con la arquitectura anterior, opulenta y la reina en los felices 20)
Art Decó Zigzag Moderne en El Cairo, Madrid, Montevideo y Malasia

Art Decó Zigzag Moderne en El Cairo (plaza Tahrir), O’Donnell 9 (Madrid), Palacio Rinaldi de Montevideo (Uruguay) y Mezquita Real del Sultán Sulaiman en Klang (Malasia). Fotos: Haydee Vidal, Víctor Berzal de Miguel, Sandra Cohen-Rose and Colin RoseTourism Selangor.

  • Streamline Moderne (surgió en 1925 en Orly. Más racionalista y rupturista con el pasado, dominó los años 30. En España, poseemos ejemplos también en los 20 y 40)
Streamline Moderne en Orly, Burgos, Málaga, Ceuta y Madrid

Art Decó Streamline Moderne o aerodinámico en Orly (Francia), Santa Clara 6 (Burgos), Juan Sebastián Elcano 121 (1929, Málaga), Pintora Ángeles Santos 7 (1925, Madrid) y Edificio El Avión (1929, Ceuta).

Precisamente, las características que distinguen una de otra son las que transmiten información sobre visibilidad LGTB o mentalidad al respecto en la película Víctor o Victoria.

Decorados Streamline Moderne

Tanto Victoria Grant/Conde Víctor Grazinski (Julie Andrews) y Carroll “Toddy” Todd (Robert Preston) como King Marchand (James Garner), Norma Cassidy (Lesley Ann Warren) y “Squash” Bernstein (Alex Karras), se alojan en el hotel Monceau.

Por fuera, de lo poco que se ve del edificio (toda la cinta se rodó en los estudios Pinewood), da la impresión de que se quiso recrear el académico estilo arquitectónico Beaux Arts. En cambio, en los interiores, lo que vemos es Art Decó.

Decorados Zigzag Moderne en la película Víctor o Victoria

Formas de fuentes estilizadas (señal inequívoca de Art Decó Zigzag Moderne) en puertas y apliques de la recepción y plantas del hotel Monceau en la película Víctor o Victoria.

Tal vez fue fruto de la casualidad, pero la habitación de Art Decó más rupturista con la arquitectura hasta esa época (el Streamline Moderne) justo corresponde a les personajes que más evolucionan a lo largo de la película: King Marchand y “Squash” Bernstein.

Art Decó Streamline Moderne en la película Víctor o Victoria

Las formas aerodinámicas del Art Decó Streamline Moderne dominan la habitación de King Marchand. También, encontramos destellos Zigzag Moderne (bajorrelieves del biombo y cuadros).

Excluyo de este grupo a Norma Cassidy porque su mentalidad y forma de vida son las más sometidas al yugo machista de toda la película Víctor o Victoria.

Salvo algunos destellos de modernidad (la línea “echa el pestillo”), Cassidy es presa de los celos, se lía con hombres de poder para escapar de su realidad de artista burlesque, renuncia al disfrute del sexo para seguir con ellos, piensa que en su cuerpo reside toda su valía y se vale de homofobia para vengarse del desaire de King Marchand.

Subtexto queer en la película Víctor o Victoria

Arriba: el biombo y pintura Zigzag Moderne. Abajo, la chimenea y radio Streamline Moderne.

Decorados Zigzag Moderne

En cambio, Carroll “Toddy” Todd y Victoria Grant/Conde Víctor Grazinski, aunque también crecen, ya parten de una situación más abierta porque comparten opresión y viven enfrentándola.

Art Decó Zigzag Moderne en la película Víctor o Victoria

La cama en la que duermen Toddy y Victoria presenta un exquisito Art Decó Zigzag Moderne.

Por eso, el Art Decó de su habitación es Zigzag Moderne, menos revolucionario porque sus vidas no son normativas:

  • Toddy es gay visible y no esconde su pluma (en ningún momento, es ridiculizada o considerada no válida)
  • Grant es una mujer divorciada, artista que ha emigrado desde Estados Unidos, que vive el sexo y la existencia de la homosexualidad con naturalidad
  • Grazinski es gay visible, con pluma, dandy y, como bien dice, el tipo de hombre que no tiene nada que demostrar
Radio Art Decó Zigzag Moderne y más en Víctor o Victoria

Más detalles Art Decó Zigzag Moderne en el cuarto de Toddy y Victoria: moldura sobre una puerta, escultura que estiliza el cuerpo humano, aplique, radio, aparador y cuadro.

El Zigzag Moderne, siempre del lado artístico

Se suele decir que el mundo de les artistas siempre ha ido un paso por delante al resto de la población en cuanto a apertura mental. Quizá, por este motivo, en la película Víctor o Victoria, el Art Decó sea la norma en los escenarios, el estudio fotográfico y, en general, en el cabaret Chez Lui.

Soles Zigzag Moderne o vestidos flapper para visibilidad LGTB

Multitud de soles con rayos geométricos, triángulos concéntricos o en zigzag y fuentes idealizadas en Chez Lui, así como el vestido flapper que lleva Víctor Grazinski en su primera actuación.

Limitados espacios LGTB

Mediante una serie de planos con ventanas y otros sobre la recreación de París de los estudios Pinewood, la película Víctor o Victoria parece mandar un mensaje muy claro sobre la visibilidad LGTB en los años 30: limitada y solo permitida en contextos artísticos, de nivel socioeconómico alto, nocturnos, clubes privados o en la intimidad.

En este sentido, aunque la época permitiese vivir con algo más de libertad a las personas LGTBI, la balanza entre lo clásico y lo moderno seguía inclinándose hacia los valores tradicionales, que en la cinta son representados con las calles de París y los exteriores del hotel Monceau.

Limitados espacios LGTB en el París de los años 30

En general, el mundo seguía igual mientras, en la oscuridad o intimidad, las personas LGTBI (sobre todo, aquellas bien situadas o intelectuales) se abrían camino.

De todas formas, como en Cabaret, este ambiente de tolerancia (que no respeto ni mucho menos igualdad) se esfumaría muy pronto.

Eso sí, hasta la invasión nazi (junio de 1940), París y su escena Pansy Craze habían tomado el testigo de Berlín como capital homosexual de Europa.

Visibilidad lésbica en el París de los años 30

Diversa visibilidad lésbica y de bisexualidad femenina en el local parisino Le Monocle, durante los años 30: butch (con estilo dandy como evidencia de su identidad sexual. Este estilo también fue adoptado por hombres gays), soft butch, femme o lipstick (fotos: Messy Nessy Chic).

A medio camino entre tradición y Art Decó: la presencia del Art Nouveau

Durante un tiempo y en diversas ciudades (desde Madrid hasta París, pasando por Segovia o Bruselas), el Art Nouveau y el Art Decó convivieron. Esto también aparece reflejado en la película Víctor o Victoria.

De hecho, el Art Nouveau es un estilo reservado a las gradas del público en el local donde Víctor Grazinski se convierte en la estrella del momento. Y es que, aunque  Chez Lui también es frecuentado por personas de alto nivel económico, en el que ve nacer a la drag queen Victoria solo tienen cabida espectadores cisheterosexuales.

Mujeres trans, lesbianas butch o drag queens en Víctor o Victoria

Entre el público de Chez Lui, se pueden encontrar gays y lo que pueden ser mujeres trans, lesbianas butch, drag queens o drag kings.

Son, por tanto, personas de mentalidad abierta, pero que solo entienden la visibilidad LGTB (sobre todo, gay y travesti) en un escenario y como entretenimiento.

Burguesía demodé en la película Víctor o Victoria

Aunque en la versión original no sucede, el doblaje español pronuncia gay de manera fonética (como sucedía en Friends), algo que suelen hacer las personas homófobas.

Además, al final de la cinta, después de que lo moderno o Art Decó gane en ciertos momentos, lo que se impone es la modernidad más discreta (el Art Nouveau): Victoria Grant abandona su personaje y su carrera por el hombre al que ama, cuya virilidad ya no está amenazada.

Cisheteropatriarcado en la película Víctor o Victoria

Revolucionario en su momento de apogeo (finales del siglo XIX y principios del XX), el Art Nouveau estaba más que asentado en los años 30 y representaba la modernidad tolerable, la misma de la gente que se cree abierta, pero que es profundamente conservadora: la burguesía del público que asiste a los “espectáculos de mariquitas” en la película Víctor o Victoria.

Otros puntos fuertes a destacar en la película Víctor o Victoria

Si realizamos un análisis superficial de la película Víctor o Victoria, podemos detectar diferentes elementos que la convierten en rancia. Por ejemplo, en ella, aparecen tópicos sobre el mundo homosexual a tutiplén o momentos cómicos para reírse de equívocos homosexuales.

Dejar atrás esa primera impresión permite comprobar que la cinta va mucho más allá y que aborda multitud de situaciones para que el público (sobre todo, cisheterosexual) reflexione:

  • El discurso feminista que le suelta Victoria Grant a King Marchand (sobre estar emancipada y comprobar que, como Víctor Grazinski, puede hacer cosas que se le niegan como mujer, además de manifestar que las diferencias entre hombres y mujeres no deberían existir)
Película Víctor o Victoria, la precuela de Mom I am a rich man

La línea “soy mi propio hombre” de Grant a Marchand en la película Víctor o Victoria es, básicamente, la misma que Cher pronunció en una entrevista a Jane Pauley en 1996 y que Taylor Swift recuperaba en la era Lover (2019).

  • Reivindica diferentes formas válidas de ser hombre, en lugar de quedarse con la heteropatriarcal (afea los roles de género y las prisiones que son)
Formas de ser hombre

Pintarse las uñas, maquillarse, ser grácil, mayor y afeminado o dandy es válido en la vida real y en la película Víctor o Victoria.

  • Evidencia lo amplia y fluida que es la sexualidad humana
Beso gay en la película Víctor o Victoria

Aunque en este momento, King Marchand ya ha averiguado que Víctor Grazinski tiene el cuerpo que la sociedad entiende como de mujer, antes de besarle, dice que no le importa si es hombre o mujer.

  • Visibiliza lo asfixiante que resulta aparentar ser otra persona
  • Tener referentes es fundamental para atrevernos a ser quienes somos
Referentes LGTBI, esenciales para salir del armario

Squash sale del armario como gay, después de descubrir a Marchand y Grazinski en la cama: “esto ha cambiado el sentido de mi vida. Si un tipo como usted ha tenido las agallas de admitir que es gay, yo también. ¡Me ha hecho tan feliz!”

  • Echa por tierra los tópicos absurdos sobre que ser gay implica ser menos hombre, es decir, explica que ser gay no implica una única manera de comportarse
Las identidades gays son diversas en Víctor o Victoria

Marchand no entiende que Squash sea gay porque cuando jugaba al rugby era camorrista. Squash le responde “si uno no quería que le llamaran marica, se convertía en un jugador de rugby canalla y camorrista”. Tras ello, Marchand le pregunta que cuándo supo que era gay y Squash contesta que no recuerda cuándo no lo era. Además, agrega “si nos conociera a todos, se sorprendería”.

  • Se manifiesta en contra del edadismo (en el club para parejas gays las hay de todas las edades) y malos tratos a gays mayores
Contra la discriminación en la película Víctor o Victoria

Victoria Grant defiende a Toddy de las humillantes palabras que le dedica Richard Di Nardo (Malcolm Jamieson).

  • Muestra la alianza tácita y, también, explícita, entre mujeres y hombres homosexuales, así como la especial complicidad y empatía que compartimos
Alianza en mujeres y gays en película Víctor o Victoria

Sonrisas y miradas que lo dicen todo entre Toddy y Victoria Grant y Toddy y Norma Cassidy.

  • Representa 4 noviazgos gays visibles: Toddy & Richard Di Nardo, Víctor Grazinski & Toddy, King Marchand & Víctor Grazinski y Toddy & Squash
Parejas gays en el cine

Parejas gays en Víctor o Victoria: Toddy & Richard Di Nardo (de todo el reparto, son quienes aparecen antes), Víctor Grazinski & Toddy, Toddy & Squash y King Marchand & Víctor Grazinski.

  • Critica la culpa cristiana como antítesis de la felicidad
  • La homosexualidad y el transformismo son protagonistas válidos en todo momento
Visibilidad drag en Víctor o Victoria

Visibilidad drag, a la que más minutos dedica la película Víctor o Victoria.

  • Simbología LGTBI: el código del pañuelo, tonos púrpuras en los espacios artísticos (posible referencia a la Purple Hand, Halloween de 1969) o la foto de la actriz y cantante Marlene Dietrich (1901-1992, bisexual visible) en la casa de Toddy
Simbología LGTB en la película Víctor o Victoria

Toddy interpreta la canción Gay Paree (Pareja Feliz, un sobrenombre que se le da a París), que está llena de dobles sentidos sexuales, potenciados por el vaivén con el pañuelo (empleado en entornos de cruising).

El armario siempre es asfixiante

¿Qué es el armario? o, mejor dicho, ¿qué representa? Una cárcel y una forma de opresión, tanto interna (por culpa de la sociedad) como externa.

Aunque, obviamente, el armario resulta millones de veces más duro para las personas del colectivo LGTBI, la película Víctor o Victoria pone el foco en les cisheterosexuales Victoria Grant y King Marchand.

Dado que el conocimiento suele generar empatía y que esta última se despierta más rápido entre iguales, Víctor o Victoria retrata el desgaste emocional que supone representar un papel de cara a la sociedad y solo mostrar la verdad en la más estricta intimidad o en unos acotadísimos espacios.

Libertad LGTBI de mentira

París parece muy moderna en materia LGTBI, pero solo en los locales de variedades. Cuando las parejas se quieren visibilizar solo pueden hacerlo en negocios de ambiente. Como le dice Squash a Víctor, “cuando 2 hombres quieren bailar juntos no tienen más remedio que ir a este tipo de locales”.

Estigma automático cuando un hombre deja atrás los roles de género

Además, explica por qué la homofobia es absurda. Desde que Marchand se cuestiona su sexualidad, su vida en el mundo de la mafia queda amenazada.

Precisamente, Norma Cassidy, tras el gatillazo de Marchand por su posible homosexualidad o bisexualidad y el exilio obligado a Chicago al que es sometida, utiliza el machismo y homo-bifobia de la mafia para atacar la virilidad de Marchand y conseguir desposeerle de su estatus de macho alfa en todos los ámbitos de su vida.

A este respecto, en un momento dado, Toddy ironiza sobre lo incongruente de condenar la homosexualidad y no los asesinatos en el mundo gángster: “mátalo, pero no lo beses”.

“Creo que el inconveniente es que nosotros no somos 2 hombres”

Cuando Victoria y King bailan en Le Matelot, al gángster le incomoda tanto compartir espacio con parejas gays y vivir una mentira de cara a la galería, que el plan llega muy pronto a su fin.

Al salir del local de ambiente, Victoria y Squash vuelven al hotel en coche. En la conversación que mantienen, Squash le comenta que sitios como Le Matelot son los únicos en los que las parejas gays pueden mostrar que son pareja y Victoria le responde con el título de este apartado.

Esa línea marca un punto de inflexión en Victoria, que es consciente de que no ser ella misma le deprime.

Estudio fotográfico en la película Víctor o Victoria

La tristeza y furia de Victoria Grant explota cuando le están realizando unas fotos promocionales. Se trata del único momento en el que el personaje de Julie Andrews paga su frustración con alguien gay (René, fotógrafe). Foto: Alamy.

Más adelante, cuando Victoria deja atrás el personaje de Víctor Grazinski, parece que triunfa el amor romántico, pero es más profundo que eso, lo que triunfa es la autenticidad en contra de los disfraces y armarios (uno en el baño tiene especial protagonismo).

Al final, todo es cuestión de privilegio

La película Víctor o Victoria manda un gran mensaje final: las personas cisheterosexuales pueden sufrir, pero nunca tendrán que ocultar su realidad en el mundo.

Grant y Marchand prueban esta realidad durante un corto período de tiempo y se dan cuenta de lo extenuante y desalentadora que se vuelve una vida en la que hay que calcular qué se hace, dice o muestra y qué no.

Así, a marchas forzadas, aprenden que ser cisheterosexuales es un privilegio del que carece el colectivo LGTB, acostumbrado a diferentes disfraces según el momento y lugar.

Solo lo aprenden al vivir como nosotres porque, en definitiva, tanto King Marchand como el público mayoritario de los locales gay/drag era heterosexual y solo se asomaba a una realidad LGTBI dulcificada. Al salir de allí, seguían con su vida repleta de prejuicios, privilegios y moral judeocristiana.

Leave a reply

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Domóticas Integradas, SL
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: revistaculturadiversa@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies