Crítica Bionic de Christina Aguilera

10 años de Bionic: el disco que lo cambió todo para Christina Aguilera

El 8 de junio de 2010 se publicaba Bionic de Christina Aguilera, su sexto disco de estudio. Grabado entre 2008 y 2010, en un principio, iba a llamarse Light & Darkness y, según la artista, sería “corto, dulce y completamente diferente de Back to Basics“.

10 años de Bionic de Christina Aguilera, ¿un Blackout 2.0?

10 años de Bionic de Christina Aguilera.

Goldfrapp, Ladytron, Sia, Peaches y la omnipresente Linda Perry participaron en la composición de un álbum con el que Aguilera parecía perseguir un Blackout, pero que terminó siendo muy diferente al concepto que tenía en mente.

Ha pasado una década de este viraje electrónico, coincidente con el meteórico ascenso a la fama de Lady Gaga, que contenía más aciertos de los que crítica y público señalaron y que, al igual que Blackout de Britney Spears, marcó tendencia.

La discografía de Christina Aguilera: un riesgo tras otro

Pese a que de sus discos exitosos, Back to Basics (2006) fue el que menos vendió, despachó unas espléndidas 2.431.000 copias entre el 9 de agosto y el 31 de diciembre.

Dichas cifras supusieron que este álbum doble, de homenaje al soul, r&b, jazz y blues de los años 20 a los 50 y anterior al triunfo estadounidense del Back to Black de Amy Winehouse (marzo de 2007), fuese el vigésimo primer álbum más popular de 2006.

Además, si sumamos sus certificaciones, la cantidad (hasta la fecha) se eleva a los 3.452.661. Asimismo, algunas fuentes sitúan en 5 los millones que Back to Basics vendió hasta 2013.

Para situarlo en el contexto de la época, 2006 fue el año de Nelly Furtado, gracias a Loose, que con 2 meses más de vida que Back to Basics, solo le sacó 638.000 unidades.

Otro logro de Back to Basics fue el de conjugar el favor de la crítica con unas saludables ventas, tanto del álbum como de sus sencillos internacionales (Ain’t No Other Man y Hurt en 2006, así como Candyman en 2007).

Justice for Bionic de Christina Aguilera

Christina Aguilera, a lo We Can Do It!, en el vídeo de Candyman.

Un nuevo riesgo: volver al pop, pero de la mano de la electrónica

Dentro del mundo del pop, es muy popular el concepto de la reinvención en la carrera de Madonna. Totalmente cierta, esta realidad suele eclipsar a otras estrellas que han hecho de la reinvención una máxima en cada una de sus eras.

Beyoncé, Nelly Furtado, P!nk hasta I’m Not Dead (este incluido), Lady Gaga… y, por supuesto, Christina Aguilera, antes de entrar en el bucle de recrear la esencia de Stripped (2002).

Si en su debut, compaginaba el sonido Britney Spears con r&b/pop, soul/pop y una imagen de “adolescente buena”, para Lady Marmalade y, sobre todo, Stripped nos descubrió a la verdadera Aguilera:

  • Feminista
  • Aliada del colectivo LGTBI
  • Con ideas claras sobre por dónde quería llevar su carrera (nada de álbumes impuestos)
  • Liberada sexualmente
  • Orgullosa de sus raíces latinoamericanas
  • Con un enorme talento y ambición para abordar variados estilos musicales

De hecho, con Stripped, nació el álter ego Xtina e invalidó cualquier comparación o paralelismo con la carrera de Spears.

Un trienio después, Aguilera creaba otro álter ego, Baby Jane, para Back to Basics y cambiaba su imagen para resultar coherente con el sonido retro de la era.

Bionic de Christina Aguilera, un riesgo más en su carrera

Marilyn Monroe y Baby Jane (personaje ficticio), referentes estéticos para Back to Basics, el álbum de estudio anterior a Bionic de Christina Aguilera.

A Decade Of Hits, el preludio de Bionic de Christina Aguilera

En Internet, existen teorías de todo tipo sobre el porqué de lanzar A Decade Of Hits (noviembre de 2008):

  • Ya tenía grabado todo Light & Darkness, pero la discográfica no confiaba en el rendimiento comercial del trabajo (por sus colaboradores indies) y decidió testar entre el público canciones electrónicas de Christina Aguilera
  • Lady Gaga ya había triunfado masivamente con Just Dance y Poker Face y podía perjudicar las ventas para Aguilera
  • La discográfica quería comprobar si la electrónica de Aguilera haría sombra a la de Gaga
A Decade Of Hits, el preludio de Bionic de Christina Aguilera

Portada del primer y único grandes éxitos de Christina Aguilera.

A nivel oficial y con posibilidad de ser contrastado, Keeps Gettin’ Better: A Decade of Hits se publicó para celebrar que su carrera cumplía 10 años y como buzz album de Light & Darkness.

Justice For Bionic de Christina Aguilera, historia del disco

Una portada fanmade para Light & Darkness y la confirmación (vía Billboard) de que Keeps Gettin’ Better sería un aperitivo del disco (planificado para verano de 2009).

Por supuesto, repasaba sus grandes éxitos, pero también incluía 2 canciones nuevas y versiones, en clave electrónica, de Genie In a Bottle y Beautiful (todas producciones de Linda Perry).

Keeps Gettin’ Better

Existen 2 formas de escribir críticas musicales: tirar por lo fácil-impresiones precipitadas o escuchar, escuchar e investigar. Cuando se publicó Keeps Gettin’ Better, gran parte de la crítica optó por la primera opción.

A finales de agosto (el tema se lanzó el día 25), todavía no había videoclip para el tema y la única similitud entre Keeps Gettin’ Better y Lady Gaga era el synthpop.

Desde luego que hubo comentarios sobre el parecido entre Keeps Gettin’ Better y Ooh La La de Goldfrapp o con Womanizer. Sí, pero, por lo general, se realizaron críticas destructivas y machistas (por enfrentar a artistas femeninas) sobre que Aguilera estaba copiando a Gaga o desesperada por triunfar como ella, cuando Keeps Gettin’ Better dice lo contrario.

No obstante, tampoco ayudó ni alentó a cambiar de juicio, a crítica y público, la actuación de Aguilera en los 2008 MTV VMAS (7 de septiembre). Lució antifaz y bailó de forma espasmódica (como Gaga), aunque también era importante situar esa actitud en el contexto de las declaraciones de la artista: nuevo look de corte futurista y música robótica.

Bionic de Christina Aguilera versus Lady Gaga

Lady Gaga en el vídeo de Just Dance (el rayo rendía homenaje al álbum Aladdin Sane, 1973, de David Bowie) y Christina Aguilera interpretando Keeps Gettin’ Better en los 2008 MTV VMAS.

En este sentido, el único sencillo del recopilatorio (debutó dentro del top 10 estadounidense) dejaba claro que Aguilera apostaba por un synthpop glam pegadizo, pero, a diferencia de Lady Gaga, exento de dance.

El concepto previo a Bionic de Christina Aguilera

El concepto para Light & Darkness, distinto al de The Fame de Lady Gaga y al de Bionic de Christina Aguilera: repleto de sonidos y voces futuristas, modificados por ordenador; canciones upbeat y una estética inspirada en Andy Warhol y los 60 (declaraciones a Billboard en noviembre de 2008).

Dynamite

En noviembre de 2019, responsabilizamos a Lady Gaga del importante resurgir del eurodance de 2010 a 2019. Poker Face, LoveGame, Paper Gangsta y I Like It Rough contienen posos de eurodance y vocal trance. Este último género, también hace acto de presencia en Dynamite de Christina Aguilera.

¿Fue una copia? Lo cierto es que no tiene pinta.

The Fame tardó meses en ser considerado un disco de éxito

A Decade of Hits fue publicado el 6 de noviembre de 2008, unos 2 meses y medio después que The Fame.

Por aquel entonces, todavía estaba por ver si Lady Gaga se convertiría en artista de álbumes en Estados Unidos: The Fame debutó en un decepcionante número 17 la semana del 15 al 22 de noviembre y cayó con fuerza las siguientes.

Keeps Gettin Better versus The Fame

Posiciones modestas en lista, tanto para Keeps Gettin’ Better como The Fame en plena campaña navideña de 2008: semanas del 20 y 27 de diciembre (fuente: Billboard).

En torno al 20 de diciembre, tanto The Fame como Keeps Gettin’ Better (debutó en el número 9 y se vendía solo en Target) movían cifras similares y, en general, The Fame no fue una amenaza comercial para el futuro Light & Darkness de Aguilera hasta el 7 de marzo de 2010, cuando alcanza el top 10 y se mantiene dentro hasta el 18 de julio.

Por eso, las comparaciones fueron tan injustas

Keeps Gettin’ Better era un recopilatorio y, aunque pudo vender mucho más de no subrayarse el paralelismo de estilos y estética, no era la prueba de fuego para Aguilera.

De todo su contenido, solo Dynamite podía recordar remotamente a Lady Gaga, dado que ambas se sumergen en vocal trance, pero salta a la vista que Dynamite no tenía el ojo puesto en coronar las listas.

Enero de 2009 Lady Gaga versus Christina Aguilera

Primera semana de enero de 2009 en la Billboard 200: Keeps Gettin’ Better… A Decade Of Hits de Christina Aguilera versus The Fame de Lady Gaga.

Se trata, más bien, de una pieza poco pegadiza de primeras, con un estribillo simplón, que poco tenía que hacer frente a Poker Face. La gracia, de hecho, reside en la producción futurista, la base trance y una voz mucho más tratada que la de Gaga en The Fame.

No obstante, sí, incluye una parte recitada que conecta con Gaga, pero esto es como decir que Billie Eilish copia a Avril Lavigne por hablar con crudeza de la adolescencia.

Genie 2.0 y You Are What You Are (Beautiful)

Decíamos en apartados anteriores que la carrera de Aguilera se caracteriza por el riesgo, algo que demostró con creces al adaptar sus 2 canciones más reconocibles (Genie in a Bottle y Beautiful) al sonido robótico-futurista de Light & Darkness.

Así, el primer sencillo de su debut homónimo se transformó en una extraordinaria composición, entre el synthpop de Goldfrapp-Ladytron y el vocal trance de Dynamite. Respecto a Beautiful, pasarla por el filtro Light & Darkness supuso convertirla en otra joya, en este caso, post-trip hop.

¿En qué se parecen estas sonoridades a The Fame? En nada.

Bionic de Christina Aguilera: de la electrónica alternativa…

¿Qué evidenciaban las 4 novedades de Keeps Gettin’ Better… A Decade Of Hits? La teoría de que Light & Darkness contaba con un sonido poco comercial en Estados Unidos, muy apegado a la música de Goldfrapp y Ladytron.

Además, en algún lugar entre los ritmos y voces robóticas, habría tenido cabida una serie de canciones compuestas por Sia, mucho antes de que esta artista fuese famosa en todo el mundo. Estos temas iban a crearse a mediados de septiembre de 2008 y nunca sabremos si, en un principio, fueron pistas upbeat.

Aguilera tenía muy claras las motivaciones para virar a la electrónica

Otra muestra de que Light & Darkness tenía un concepto bastante alejado de lo que terminó siendo Bionic de Christina Aguilera y de que el recopilatorio fue algo improvisado es que, en julio de ese año, le contaba a Glamour que el sucesor de Back to Basics iba a sonar divertido y acelerado.

Asimismo, en la misma entrevista, comentaba que, a nivel visual, conjugaría el colorido del Pop Art sesentero con modernidad japonesa (dado el amor que profesaba hacia su capital, Tokio). Todo quedaría conectado con la esencia de Inspiration, el perfume que lanzó en agosto.

Bionic de Christina Aguilera: lo que fue Light & Darkness

Si miramos los créditos de las pistas que conformaron Bionic, comprobamos que las escritas o co-escritas/producidas por artistas indies o de música alternativa fueron:

  • Bionic (Switch)
  • Elastic Love (M.I.A y Switch), edición estándar
  • Birds Of Pray (Ladytron), edición de lujo (la mejor canción del álbum)

  • Little Dreamer (Ladytron), bonus track en iTunes
  • My Girls (Le Tigre & Peaches), edición estándar
  • Bobblehead (Santigold y Switch), edición de lujo
  • Monday Morning (Santigold, Switch y Sam Endicott), edición de lujo

Dentro de este grupo de canciones que fueron Light & Darkness, resulta muy posible que estuviera la balada electrónica Lift Me Up.

Escrita y producida por Linda Perry, que le había dado el toque robótico a Keeps Gettin’ Better, Dynamite, Genie 2.0 y You Are What You Are (Beautiful), concuerda con el anuncio de que sería productora de gran parte del álbum.

Respecto a las contribuciones de Sia, I Am y Stronger Than Ever, aunque cuentan con instrumentación orgánica (cuerdas y piano), presentan lejanos ecos electrónicos que, tal vez, fueron fruto de una rebaja en las revoluciones iniciales.

Lotus, disco tras Bionic de Christina Aguilera

Para Lotus (2012), Christina Aguilera volvió a trabajar con Sia y, junto a Chris Braide, crearon Blank Page.

…a la injerencia de la discográfica

Según lo anterior, Christina Aguilera tenía, al menos, 8 canciones (más el, aún hoy, desconocido trabajo con Goldfrapp) fieles a todo lo que venía anunciando sobre su sexto álbum de estudio.

Ladytron, Golfrapp, Peaches o Sia no eran solo colaboradores cero habituales en su carrera, sino que formaron parte de la banda sonora que acompañó a Aguilera durante el embarazo de Max Liron Bratman.

Por tanto, conocía su discografía y sabía exactamente qué tipo de temas quería escribir con su ayuda. De hecho, tanto Goldfrapp como Sia y Ladytron, alabaron su profesionalidad y que estuviera al tanto de sus trayectorias, más allá de los singles famosos.

Ladytron sí llegó a escuchar Light & Darkness al completo

Las canciones de Goldfrapp para Bionic de Christina Aguilera

Las canciones de Goldfrapp para Bionic de Christina Aguilera, ¿sonarían tan bien como la mayoría de su álbum, también de 2010, Head First?

Según recogía eldiario.es en 2011, la banda Ladytron responsabilizaba a la discográfica de Aguilera del fracaso comercial de Bionic. Recordemos que el álbum vendió unas catastróficas 507.000 copias mundiales en sus 8 primeras semanas de vida, para desaparecer de la lista global de Mediatraffic a partir del 21 de agosto.

Ladytron afirmó que el disco inicial contaba con el sonido perfecto, pero que RCA decidió modificarlo para que Bionic de Christina Aguilera compitiera con The Fame Monster de Lady Gaga.

A todas luces, este cambio era un error. Lo grave es que, entonces, ya tenían evidencias de que la comparación Aguilera-Gaga solo benefició a la segunda. Si Keeps Gettin’ Better: A Decade of Hits se quedó muy lejos de The Fame siendo diferente, ¿qué hizo pensar al sello que un producto más parecido favorecería a Aguilera?

De hecho, Keeps Gettin’ Better: A Decade of Hits y Bionic tuvieron que esperar a ¡junio de 2018! para obtener la certificación Oro en Estados Unidos.

¿Por qué Bionic de Christina Aguilera iguala el impacto de Blackout?

Tanto Blackout de Britney Spears como Bionic de Christina Aguilera son discos de culto y de ambos se ha dicho que se adelantaron a su época.

No obstante, si el de la Princesa del Pop, en general, cosechó críticas favorables, las de Bionic fueron malas, aunque han ido templándose con el tiempo.

Más allá de la opinión especializada, la cruz para Bionic de Christina Aguilera fue lanzarse cuando Lady Gaga ya había triunfado con The Fame y estaba en lo más alto de las listas con The Fame Monster.

También perjudicó, demasiado, a toda la era que Not Myself Tonight no pasase de la vigésimo tercera posición en la Billboard Hot 100.

Sin duda, un absurdo porque Aguilera nunca tuvo tropecientos mil singles número 1 en Estados Unidos ni falta que le hacía, ya que era una artista de álbumes.

Parecidos razonables entre Blackout y Bionic

Al margen de todo lo que condenó la etapa al fracaso, estos son los paralelismos que existen entre Blackout de Britney Spears y Bionic de Christina Aguilera:

1 – Del guilty pleasure al prestigio social por lo alternativo

Multitud de artistas, cuyas carreras comenzaron en Operación Triunfo, The Voice, Disney o Factor X, tienen difícil encandilar a la crítica.

En este sentido, aunque el éxito de Christina Aguilera y Britney Spears fue planetario y sí obtuvieron reconocimientos profesionales, para un porcentaje importante de la población, decir abiertamente que les gustaba su música siempre iba a acompañado del elitista concepto del guilty pleasure.

Blackout de Britney Spears y Bionic de Christina Aguilera

La triste mirada de Britney Spears en la portada de Blackout.

La calidad de sus trabajos no importaba porque pesaba más la imagen de que solo eran productos sin criterio artístico. Esta percepción cambió, sobre todo, con el lanzamiento de Blackout, pero también con el de Bionic.

Spears, juguete roto ¿en protesta?

Después del muy bien recibido In the Zone (2003), a finales de 2004, Britney Spears quería sacar un disco personal, Original Doll, cuyo primer sencillo sería Mona Lisa. Lo haría, además, durante un descanso, pero no uno convencional, sino uno alejado de lo que Jive Records dictaminaba para su carrera, como aclaró después.

Bionic de Christina Aguilera versus Blackout

Mona Lisa, Chaotic y Someday (I Will Understand), 3 composiciones de Spears, que se publicaron en el EP Britney & Kevin: Chaotic (2005), con motivo del reality show del mismo nombre.

Por supuesto, Jive Records jamás permitió que se publicara. En su lugar y en 2007, llegó Blackout, otro álbum impuesto por la discográfica y con mínima implicación artística por parte de Spears.

Paralelamente, desde finales de 2006, la artista vivía un infierno personal. Sus peores momentos fueron:

  • El rapado de cabeza (febrero 2007)
  • La pérdida de la custodia de sus hijos (octubre 2007)
  • Una actuación desastrosa en los MTV Video Music Awards (septiembre), que puede interpretarse como decadencia o como una forma de auto-sabotear su carrera, como respuesta a que Original Doll jamás viera la luz

De cualquier manera, aunque Blackout simboliza el abusivo poder que los sellos ejercen sobre sus estrellas, sus robóticas, oscuras y menos inmediatas melodías abrieron a Spears la puerta del público amante de la electrónica underground.

Bionic fue un álbum deslavazado en estilos, pero bastante alejado del mainstream

Al igual que Stripped, finalmente, Bionic abordó diferentes géneros musicales (electro, r&b, hip hop, balada). Eso sí, el más habitual puede englobarse como electrónica difícilmente radiable.

De hecho, junto a los cortes ya citados, de primeras, Not Myself Tonight no parecía una bomba pegadiza y, aunque sus créditos indican que se añadió con posterioridad al Light & Darkness que Aguilera presentó a su sello, encajaría perfectamente.

Mención aparte merecen Glam (detrás del componente r&b clásico, se intuye una base similar a la de Elastic Love, que además se sumerge en el synthwave), Prima Donna (también r&b, incluye electro y trance) y Woohoo.

Esta última no puede ser más esquiva para el público general: repleta de cambios de ritmo, voces superpuestas, otras distorsionadas, rap, dancehall, trazas trance… ¡todo un experimento!, pese a que la firmaran productores mainstream.

Si es que ¡ni siquiera la timbalandera I Hate Boys puede catalogarse como el culmen de la inmediatez!

2 – La producción, estructuras y vocals, en muchos casos, son feístas

En general, la suma de todos esos elementos no hace pensar que estuvieran diseñadas para arrasar en la radio. Not Myself Tonight, Bionic, Prima Donna o Elastic Love resultan demasiado afiladas-estridentes para sonar una y otra vez en las emisoras. Lo mismo puede decirse de Hot as Ice, Toy Soldier, Freakshow o incluso Piece Of Me.

Además, en Bionic de Christina Aguilera, se encuentra Bobblehead que es, literalmente, la fiesta rave fraseada con la que sueñan Charli XCX o Dorian Electra, estilo que solo tuvo cabida en radios generalistas durante el apogeo del eurodance en los 90.

Por su parte, Radar de Britney Spears también presenta ecos rave y, en general, los acabados de las pistas cuentan con las sonoridades propias de las ventanas emergentes que aparecen en los ordenadores.

3 – Momentos robyneros

En manos de Robyn, habríamos adorado el electropop minimalista de Elastic Love (tanto en Body Talk, 2010, como en Honey, 2018) y la perfección que emana Heaven On Earth de Blackout (una de las mejores canciones de su carrera).

Curiosamente, Robyn aportó coros a Piece Of Me, pero no existe ningún punto en común entre la artista sueca y Bionic de Christina Aguilera, más allá de que en Light & Darkness trabajaron bandas de electrónica alternativa europea.

4 – Se adelantaron a la Reina del Pop

Muchas de las pistas incluidas en Blackout explotan el sonido con el que Danja & Timbaland llevaron a lo más alto a Nelly Furtado y Justin Timberlake en 2006. De mayor a menos medida:

  • Perfect Lover (producida por The Neptunes [Pharrell Williams], como parte de Justified, 2002, de Timberlake)
  • Get Back
  • Get Naked (I Got a Plan)
  • Break the Ice
  • Hot As Ice
  • Piece Of Me
  • Gimme More

Dicho sonido fue el que Madonna trató de emular en Hard Candy (2008), de la mano de Timbaland, Williams, Danja y Timberlake. Además, en MDNA (2002), se apuntó al dubstep, cuando ya estaba de moda, 5 años después de Freakshow.

Respecto a Bionic de Christina Aguilera, fue el primer álbum de una artista pop del A-list que contó con M.I.A y Nicki Minaj. De hecho, ambas participaron en Give Me All Your Luvin’ de MDNA, en el que se incluían las palabras supersonic bionic.

5 – Fueron discos trampolín para otras personas y/o géneros

Aunque Blackout se quedó lejos de las cifras de los álbumes de Britney Spears, vendió más de 3 millones de copias en el mundo… nada que ver con el medio millón largo de Bionic.

Sin embargo, pese a que Circus (2008) significó un tímido repunte en ventas, tanto Blackout como Bionic marcaron el fin de su condición de estrellas multiplatino.

Mientras tanto, el dubstep despuntó en las listas de éxitos (sobre todo, a partir de 2011) y, tanto Nicki Minaj como Sia, alcanzaban la cumbre de sus carreras.

De hecho, si en junio de 2010 Minaj “solo” había colaborado con Sean Garrett, Aguilera, Mariah Carey en un single suelto, Ludacris y Usher, en unos meses, ya se codeaba con Kanye West, Rihanna, David Guetta, Drake y will.i.am.

Por su parte, Sia pasó de ser medianamente conocida por Breathe Me (2004) a componer la balada de rigor para toda popstar que se preciara (Rihanna, Celine Dion, Katy Perry, Shakira, Jessie J, Beyoncé, la misma Spears, Kylie Minogue, Kelly Clarkson…).

Asimismo, como Minaj, consiguió triunfar en colaboraciones y en solitario.

6 – Coqueteos con la música latina
  • Desnudate (sí, sin tilde), en el caso de Bionic de Christina Aguilera, que era, junto a Vanity lo más pegadizo del álbum
  • Ooh Ooh Baby, precuela de Womanizer, fue la segunda canción (tras Freakshow) co-escrita por Spears en el disco
7 – Tanto Bionic de Christina Aguilera como Blackout fueron los Erotica de sus carreras

En 2001, Spears y Aguilera empezaron a destruir su imagen de chicas virginales con los vídeos de I’m a Slave 4 U y Lady Marmalade, respectivamente. Tiempo después, ambas lanzaban en Bionic y Blackout mensajes de alta carga sexual. O, más que alta carga, muy explícita.

A ellas les restó público, pero abrieron la puerta que Madonna tuvo que cerrar en los 90 y, solo unos meses después de Blackout, por ejemplo, Hilary Duff sacó Reach Out (en su momento, su videoclip fue un escándalo, aunque ahora eso dé la risa) y, tras Bionic, Rihanna lanzaba Loud (incluía S&M, literalmente, Sadismo y Masoquismo).

En este momento, se hace importante mencionar que Not Myself Tonight NO quería copiar Bad Romance de Lady Gaga, sino homenajear Express Yourself, Like a Prayer y Human Nature de Madonna.

Bionic de Christina Aguilera, homenaje a Madonna

De arriba a abajo: Human Nature, Express Yourself y Like a Prayer versus Not Myself Tonight, primer sencillo de Bionic de Christina Aguilera. El tributo a Like a Prayer es más sutil y, básicamente, se resume en realizar prácticas “indecorosas” en una iglesia.

Bionic versus Blackout: las diferencias en su legado

Blackout se construyó con un gran equipo, pero salvo por el dubstep de Freakshow y la última pista Everybody (samplea Sweet Dreams de Eurythmics), en realidad, no aportó tanto como se suele decir.

Sobre Everybody, por ejemplo, tanto La La La (2010) de Auburn como Walka Not a Talka (2010) de Lindsay Lohan, cuentan con un arranque idéntico:

Incluso, puede atribuírsele a Spears el giro dance de Lohan en Bossy (marzo de 2008), aunque se parece más al dance de Just Dance (abril) de Lady Gaga y su carrera musical jamás se acercó a la de la Princesa del Pop.

Por su parte, Bionic fue el trampolín para que Sia y Nicki Minaj pasaran de la pseudo-irrelevancia a la fama internacional y el primer álbum (sobre todo, Light & Darkness, pero también Bionic) en el que una gran popstar decidió ponerse experimental y no ser comercial.

Antes de Aguilera, Madonna lanzó Ray Of Light (1998), pero contaba con ases en la manga para vender (el single homónimo, por ejemplo); Kylie Minogue, Impossible Princess (1997), pero en los 90 había perdido su condición de gran estrella; o Cher, not.com.mercial (2000), pero no siguió los cauces habituales de promoción.

3 comments

  1. DIEGO MANUEL 18 septiembre, 2020 at 17:50 Responder

    Muy buena tu crítica. Desconocía Goldfrapp y me parece una banda muy chula. Creo que Christina Aguilera es de las pocas artista que realmente me gusta y no me aburre. Crecí con ella y moriré con ella. (Al menos si Dios me da vida). Respecto a que si el album Bionic o Lights and darkness fue un tropiezo en su vida. Discrepo…
    Siempre he dicho que la versatilidad vocal y el estilo de Aguilera es incomparable. Tiene un timbre espectacular y además es de las pocas artista que puede darse el lujo de hacer un album tan complejo, dinámico y lleno de magia que te puede llegar a enganchar por años. Yo aún en pleno 2020 sigo estremeciéndome con baladones tales como: Iam ok , the voice within, walk away (Stripped), Hurt (B2B) y mis favoritas: Lift me up y la todo poderosa “Stronger than Ever”, de (Bionic) por lejos la mejor canción que ha parido esta mujer. Por no citar buenas canciones en español de su album “Mi reflejo”..
    Una artista completa y con una versatilidad imbatible. Estilo y belleza.
    El problema de Aguilera…pues el cliché..las tildes..
    Es bueno experimentar. (No lo dudo)..Pero en eras digitales, con un público saturado de tantas aplicaciones. Y más aún cuando se presenta un producto feo, desaliñado y poco chic (lady gaga 2008, que luego fue cambiando, al ver muchos 0zeros en su cuenta bancaria) dónde todos los “Feos” del salón de clases veían en esa mujer su “Mother monster” esa luz al final del túnel, dónde los incitaba a quererse más y en ser libres bla bla bla..pues es más que lógico quién tenía el control. (Que raro que Lady Gaga) ese ser monstruoso ahora repare tanto en la moda y en la estética. ¿Raro no..?
    Cómo lo ha dicho el autor de éste post. Aguilera es una artista de álbumes. Y pese y pase lo que pase siempre será recordada por su gran impacto en una cultura que con el tiempo parece valorar más su trabajo.

    • Víctor Berzal de Miguel 18 septiembre, 2020 at 19:58 Responder

      Holaaa, Diego Manuel, muchas gracias por tu comentario.
      En primer lugar, al decir tropiezo, no me refiero a tropiezo por su parte, sino que, tal y como funcionó el álbum, la Christina Aguilera de ventas millonarias murió.
      Respecto a lo que dices de Lady Gaga, es un poco ofensivo, tanto para ella como para sus fans. No es necesario recurrir a insultos para criticar su carrera 🙂

  2. Rines 5 julio, 2020 at 07:09 Responder

    Ha tenido mala suerte, sí, pero es que ella/su equipo no pelean por los discos desde Bionic. Ya podrían aprender de Rihanna en la era Rated R o, qué se yo, de Camila Cabello. 3, 4 o 6 sencillos, pero no la tristeza de 1 o 2 y hasta dentro de 4 años

Leave a reply

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Domóticas Integradas, SL
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: revistaculturadiversa@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies